1.3.13

Universos paralelos y la renuncia del papa

Estos días he podido disfrutar con el libro "Universos Paralelos" de Michio Kaku, el físico teórico americano que, además de ser experto en la teoría de cuerdas, es un gran divulgador de la ciencia y la cosmología. Tenía pendiente este libro hace tiempo, así que cuando he encontrado un hueco para leerlo casi se ha quedado un poquito desfasado, ya que ya han pasado unos cuantos años desde su publicación.
Puestos a comentarlo brevemente, diré que es un buen libro, muy recomendable para conocer de primera mano la actualidad de la investigación científica en cosmología (Kaku está entre la élite investigadora en este área), muy en la línea de los libros divulgativos de Paul Davies o James Trefill y más accesible que los best sellers de Stephen Hawking. Sin embargo, en mi opinión, no llega al nivel didáctico ni a transmitir la pasión y la emoción de "El tejido del cosmos", de Brian Greene, para mí una de las sorpresas divulgativa más agradable de los últimos años (con el permiso del impagable "Breve historia de casi todo" de Bill Bryson).

Por esbozar sus contenidos, diré que Universos Paralelos trata principalmente cuatro grandes ideas, todas con una raíz común, pero que individualmente reflejan las grandes dudas de la humanidad:



  1. La búsqueda de una gran teoría unificada que englobe de forma coherente todas las leyes físicas.
  2. Las hipótesis científicas más actuales sobre la creación de nuestro universo.
  3. La realidad y el multiverso o los universos paralelos.
  4. El final de todo.
Durante su lectura, al abrir las páginas de la obra de Kaku, me iba sumergiendo en la increíble dimensión en la que trabajan los físicos y cosmólogos actuales. La difícilmente visualizable teoría M, las brutales fuerzas que se generan en las estrellas y dinamizan el cosmos, las infinitas distancias que separan sus límites, la apabullante posibilidad de la existencia de incontables universos, las extrañas múltiples dimensiones, la descomunal complejidad de las grandes leyes que rigen lo más grande y lo más pequeño, el ineludible y sombrío fin que nos espera... De vez en cuando mi mente intentaba asimilar todos estos conceptos, pero su inherente enormidad hacía que se desbordaran casi de inmediato, convirtiéndome a mí y al resto de la humanidad en una breve e insignificante anécdota.

Pues bien, resulta que mientras avanzaba en el libro, de vez en cuando me llegaban retazos de la actualidad en los informativos, centrados en Bárcenas, Urdangarín y, sobre todo, la renuncia del papa. Y os aseguro que a veces la situación me generaba cierto vértigo o, al menos, desorientación. Levantaba la cabeza y me encontraba con la imagen en la televisión de miles de personas que habían recorrido muchos kilómetros para despedir, emocionadas y llorando, a un señor que piensa que es el portavoz de un ser supremo todopoderoso.
Y el efecto era, por decirlo de alguna forma, extraño. Irreal. Absurdo.

Mientras las mentes más poderosas y brillantes están inmersas en la batalla intelectual más descomunal jamás librada, luchando por descubrir los misterios más profundos y trascendentes del universo y llegando a límites que casi no podemos ni imaginar, las noticias más destacadas en todo el planeta giran en torno al papa y su renuncia. Sí, ese señor mayor, cuya aportación a la humanidad ha sido... ¿quitar el buey y el burro del belén?

2 comentarios:

José Cifuentes dijo...

Muy bueno, te agradecería mucho si de repente escribes un breve post acerca de libros imprescindibles acerca de divulgación científica.
Saludos y muy bueno este blog y el de tu libro de alimentación, de hecho lo compré por amazon.
Gracias!

Centinel dijo...

Hola, Jose.

Creo que la sección de "Libros recomendados" da respuesta a lo que sugieres:

http://elcentinel.blogspot.com/2002/07/libros-comentarios-y-recomendaciones.html

¡Saludos y gracias!