28.6.12

5 razones por las que prefiero los medicamentos a los remedios naturales

Oye, que cansino todo el rollo ese de ponerle la palabra natural a todo para que pensemos que es más sano o que no le añaden porquerías. Cuando veo el pan de molde anunciándose como natural, intentó imaginar cómo será el árbol del que sale, pero como que no hay forma. Eso sí, la gente pica a destajo, aunque no lo reconozca. No lo saben ni nada los de marketing...

Lo que ya me molesta un poco más es lo de los remedios y pseudomedicinas naturales. Me ha vuelto la inquietud después de que la Ministra Mato (buen apellido para la ¿defensora? de la sanidad española) recomendara cambiar los tratamientos con dudosa eficacia terapeútica por hierbitas y similares. Muy propio de una ministra.

El caso es que es sorprendente la enorme cantidad de gente que pone al mismo nivel los remedios de naturopatía y los medicamentos de verdad. Incluso algún inconsciente por encima. Con la cantinela de que las farmacéuticas nos tienen a todos envenenados y nos quieren mantener enfermos para poder vendernos sus productos sin fin, nos repiten machaconamente sus mensajes. Mensajes que son, siendo suave, una soberana estupidez.

Por mi parte yo prefiero la química. Quizás haya algo de deformación profesional, pero sobre todo es por las siguientes razones, de cajón de madera de pino:

1- Las plantas no se crearon para curarnos

Como no pueden defenderse a mordiscos ni salir corriendo, la evolución ha dotado a las plantas de numerosos mecanismos para sobrevivir. Uno de los más eficaces es la presencia en sus entrañas de compuestos tóxicos o indigestos, algo muy persuasivo con los animales más osados y que se atreven a probarlas. De hecho, si te das un paseo por el campo y te comes una pizca de algunas de las plantas que no conozcas de nada, lo más probable es que acabes con un buen dolor de barriga o medio intoxicado. Por lo tanto, el hecho de que uno de sus componentes tenga utilidad terapeútica es simple casualidad, ni la evolución ni la planta pensaron en nuestra salud cuando posibilitaron que se incorporara el compuesto beneficioso a su composición. Más bien al contrario, si por ellas fuera, creo que les encantaría ser capaces de envenenarnos a todos los que nos las zampamos.

Un ejemplo que ilustra bastante bien esta primera razón es el género de plantas llamadas Aristolochia, usadas en la medicina tradicional china, egipcia y romana durante miles de años. Pues bien, hay diversos estudios, como "Mutational signature of aristolochic acid exposure as revealed by whole-exome sequencing" y "Genome-wide mutational signatures of aristolochic acid and its application as a screening tool" que han demsotrado que es altamente tóxica y cancerígena.

2-Los medicamentos de verdad siguen rigurosos protocolos para demostrar que funcionan

Para que se apruebe la venta de un medicamento de verdad debe superar un montón de requisitos, pruebas en animales y en humanos y protocolos que aseguren mínimamente su eficacia y seguridad. Y son largos, caros y exigentes. Por ejemplo, en este enlace, está los que sigue la FDA, la agencia del medicamento americana. Es cierto que no son perfectos, pero son muy fiables y cada día es más difícil conseguir nuevas aprobaciones, porque los nuevos medicamentos deben demostrar que aportan resultados superiores a los ya existentes. Por contra, los remedios naturistas no tienen que seguir ninguna exigencia ni protocolo, ya que oficialmente no son considerados medicamentos. Con tal de que no envenenen a nadie, se pueden vender con las estratagemas habituales de marketing que les asignan propiedades no demostradas.

3. Muchos medicamentos ya son naturales

La síntesis de moléculas y compuestos no es una tecnología sencilla, ni mucho menos. Por eso, a menudo para las empresas farmacéuticas, tras identificar un principio activo, es más económico y sencillo buscar un producto natural (planta, alga...) en el que esté presente y extraerlo mediante diferentes procesos.

4- El principio activo es el principio activo 

Tanto en un medicamento como en un producto de herboristería lo que aporta el efecto beneficioso es lo mismo: El principio activo, un compuesto concreto. Químicamente un compuesto es un compuesto, sus moléculas son exactamente las mismas y sus propiedades también.  Por eso, jamás se ha podido demostrar que un principio activo administrado desde una hierbecita tenga resultados diferentes a otro suministrado mediante una pastilla. Ni se demostrará, claro.

5- Es mejor saber todo lo que se toma y cuánto se toma

Cuando se fabrica un medicamento, se sabe con exactitud qué contiene (componentes, principios activos, excipiente, etc.) y su dosis o concentración (cantidad). Sin embargo, es imposible saber con precisión la concentración de un componente en una planta. De hecho, esta concentración suele variar bastante en función de diversos aspectos de su entorno: Época del año, situación geográfica, climatología... Además, las plantas contienen infinidad de otros compuestos, junto con el principio activo que buscamos, algunos quizás conocidos, otros muchos seguro que no. Y teniendo en cuenta la razón número 1, creo que es mucho más razonable saber qué y cuánto tomas exactamente que tomarte un brebaje medio a ciegas.

En definitiva, en el tema de medicamentos y productos de naturopatía, más natural significa menos control, menos pruebas de que funciona, menos seguridad y menos conocimiento de lo que se está tomando. Yo lo tengo claro.

29 comentarios:

Patricia dijo...

Si es que no se ha entendido... algo "natural" como nuestro propio sistema inmunitario, o morirnos. Porque no es que vayan precisamente a financiar la fitoterapia...
Sobre lo otro, siempre me ha sorprendido que se diferencie "natural" de "química", cuando al final estás usando la misma química... solo que los remedios que llaman naturales tienen un montón de químicas indeseadas más.

Anónimo dijo...

Sin duda prefiero los medicamentos, pero que la industria farmaceútica haga una enfermedad de la timidez, de la edad o de la disfunción sexual femenina en general, me hace dudar casi tanto como de los políticos y cuando uno empieza a no creer en nada pierde los puntos de referencia (posiblemente se convierte en más manipulable).
Todo es mejorable

Centinel dijo...

Patricia, tienes toda la razón. Es educación lo que falta, y caraduras lo que sobra. Anónimo, siendo cierto que las farmacéuticas tiene productos que aportan más bien poco, también tiene otros que han salvado millones de vidas. Coincido en que todo es mejorable, como por ejemplo, un sistema para dejar claro al consumidor qué es un medicamento y qué no.

Anónimo dijo...

Hola, Centinel. Acabo de leer un artículo sobre este mismo tema, y te mando el enlace por si te interesa:
http://findesemana.libertaddigital.com/la-ministra-al-natural-1276240278.html
Ya de paso, aprovecho para decirte que aunque disiento de ti en lo político (por lo que he podido comprobar), me gusta tu defensa de lo racional y lo científico.
Leo todas las semanas tu blog "Lo que dice la ciencia para adelgazar", que me parece sumamente interesante, y me hace ilusión encontrar de vez en cuando comentarios tuyos en "Vitónica", siempre desmontando tópicos arraigados.
Sigue así.
Natalia

Centinel dijo...

Gracias, Natalia, por tus comentarios y tu interés. Las ideas diferentes, incluso las políticas, siempre son enriquecedoras desde el respeto y el debate sereno.
Un saludo.

JESUS dijo...

Entonces si todas las plantas no pueden salir corriendo para defenderse y tienen tóxicos, ¿las que usamos para alimentarnos? ¿toleramos sus tóxicos aprovechando sus nutrientes?

Centinel dijo...

No he dicho que todas sean tóxicas, Jesús, no me he debido explicar bien. He dicho que si comes unas cuantas de las que no conoces, probablemente algunas serán indigestas o tóxicas. Porque muchas de las que conocemos y no eliminamos de nuestro entorno nos son familiares precisamente porque a base de prueba y error nuestros antepasados descubrieron que nos podían ser útiles o no eran peligrosas. Así fueron identificando las pocas (comparadas con el total) que después hemos mejorado por selección para alimentarnos.

JESUS dijo...

Entendido, estamos desacuerdo con Paracelso: "Todo es
veneno, nada es sin veneno. Sólo la dosis hace
el veneno"

elen35 dijo...

conozco mas gente que abusa de la química, que de la medicina natural. Y es más peligroso abusar de la química que de la medicina natural.
La química no necesita defensores, es la principal referencia de la gran mayoría del público, el problema es esa confianza ciega en tratarlo todo con pastillas.
Tengo 37 años y llevo sin tomar medicamentos más de 10 (ni remedios naturales como tales), sí buenos alimentos y pequeños ayunos cuando enfermo por fiebre.

Un saludo

Anónimo dijo...

centinel, el problema es de concepto,
en la antigua china solo pagabas al medico si estabas sano, con lo que todo el enfasis se puso en la prevencion. Obviamente, el fin de la corporaciones farmaceuticas es ganar dinero, no la salud, y puesto que ese es su fin, su meta son los enfermos cronicos, y en todo caso el ataque al sintoma, pero nunca , nunca, la prevencion, por otra parte las muertes por efectos secundarios, adversos, y de efectos cruzados de medicamentos, es una de las mayores causas de mortalidad.

Anónimo dijo...

cuanta razón tienes, a la industria farmaceutica solo le interesa un gran consumo de medicamentos a pacientes crónicos, de nada les sirve prevenir porque una enfermedad que para ellos no es rentable no se molestan ni en investigar,a falta de consumo no hay beneficios.

Centinel dijo...

¿Y ese mismo argumento por qué no se le aplica a las terapìas alternativas? ¿Acaso los que las utilizan no viven también de los enfermos?

Anónimo dijo...

Te encontre de casualidad o causalidad lo uno me llevo a lo otro, no se pero me parece interesante.

GdeGalleta dijo...

@elen35:

Lo primero decirte que enhorabuena por estar tan sana, pero que no todo el mundo lo consigue y no solo por culpa de su ritmo de vida. Hay enfermedades contagiosas, gene'ticas, etc. y esa gente necesita medicamentos para curarse o mejorar su vida.

Y otra cosa, respecto a los ayunos cuando tienes fiebre, comentarte que tener fiebre no es una enfermedad en si', es un si'ntoma de que tu cuerpo reacciona a algo que le esta' haciendo danio. Por lo que el ayuno puede debilitar, no ayudar. En cualquier caso, la mayori'a de la gente sana que tiene fiebre es por pequenias infecciones y no por nada grave, por lo que concuerdo contigo en que no es bueno abusar de los medicamentos. Porque decir "abusar de la qui'mica" no tiene sentido, porque todo es qui'mica, se haya sintetizado en un laboratorio o se haya arrancado del campo.

Anónimo dijo...

Despues de leer tu opinion sobre los remedios naturales me gustaría que me dijeras que piensas sobre el libro que ha escrito la oncologa Paula Jimenez y la nutricionista Sonia Martinez "Remedios naturales para sintomas habituales"

Centinel dijo...

No lo he leído, pero si la sinopsis refleja el contenido, hace un montón de afirmaciones que no están demostradas.

Anónimo dijo...

Dos casos recientes que ponen en cuestión las buenas prácticas y la honestidad de las empresas farmacéuticas, y por ende, la fiabilidad de sus medicamentos:

http://www.bbc.co.uk/mundo/ultimas_noticias/2014/04/140409_ultnot_ciencia_tamiflu_gripe_derroche_az.shtml
http://www.20minutos.es/noticia/2115055/0/sanidad/vacuna-varicela/ninos-pequenos/

Centinel dijo...

Las farmacéuticas tienen sus pegas y sus sombras, eso nadie lo niega, pero como nos pongamos a listar los trapos sucios relacionados con la pseudomedicina, no acabaríamos en meses.
Mencionar dos casos puntuales y utilizarlos para generalizar es ridículo. El problema con la pseudomedicina es que las sombras no son casos puntuales, es la generalidad:
http://elcentinel.blogspot.com/2013/10/los-productos-de-herboristeria-pueden.html

Unknown dijo...

Hola Centinel, soy el del anterior anónimo. Te pido disculpas porque mi intención no era defender en ningún caso lo que tú llamas pseudomedicina. De hecho, los casos que pongo demuestran que hay ciertos controles de la administración que funcionan, y que no se ejercen al mismo nivel sobre esta "pseudomedicina", pero también pone en envidencia que el principal factor del desarrollo de un medicamento por un laboratorio es el rendimiento económico, y que se deja demasiado espacio de autocontrol a las farmacéuticas por parte de las autoridades, a la hora de la comprobación de los riesgos de un medicamento antes de su salida al mercado, ya que son las propias empresas las que evaluan estos riesgos, y las autoridades aceptan lo que éstas les dicen, incluso también sobre su eficacia para las enfermedades correspondientes. Es decir, los laboratorios se convierten en juez y parte.
Y permíteme que añada un enlace más que ilustra cómo las farmacéuticas sólo investigan sobre lo que puede ser rentable, y no sobre lo que puede ser útil:
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/04/140409_investigacion_lsd_mdma_muerte_traumas_jg.shtml
En esta noticia, David Nichols, profesor de la Universidad de Carolina del Norte y uno de los fundadores del Instituto Heffter, una organización con base en el estado de Nuevo México que desde hace dos décadas se dedica al estudio de sustancias alucinógenas, dice: "a las compañías farmacéuticas tampoco les interesa estudiar las propiedades de estas sustancias porque es muy difícil que con ellas obtengan beneficios".
"El modelo de tratamiento con alucinógenos se basa en la administración de la sustancia en una o dos ocasiones, mientras que las farmacéuticas quieren vender medicamentos cuyo consumo se prolongue en el tiempo".

Mi intención es sólo mostrar que no te puedes fiar, desgraciadamente, de casi nadie.

Anónimo dijo...

Bueno todo tiene sus sombras y sus luces y como tú dices utilizar un par de ejemplos de sombras para desmontar toda una teoría me parece erróneo para las dos teorías. Lo que está claro es que las farmacéuticas son de los mayores negocios que existen y todo lo que les reste poderío serán mal recibidos y desprestigiados, tratados como locos y oportunistas. Otra cosa clara es que las farmacéuticas no quieren curar y por ende, no quieren prevenir, les conviene más cronificar, de eso no hay duda. Criticas que ahora todo incluye la palabra "natural" (y en parte estoy de acuerdo) sin embargo para defender los medicamente dices que ahora los medicamentos son más naturales, es decir, para defender tu argumento utilizas lo que criticas, contradictorio eso. Yo en general me fio más de "lo que da la mata" porque eso de leer un contingente de gravísimos efectos secundarios (me lavo las manos porque ya lo avisé) y hacer como que no pasa nada me pone los pelos de punta. Es como si nuestra pareja nos dijera: soy mala, te puedo matar, te puedo maltratar...y nosotros siguiéramos con esa relación, por poner un ejemplo. Supongo que la gran mayoría le parecería una locura. Creo que no es mala opción buscar alternativas. En el equilibrio entre ambas alternativas está la base de todo. Si realmente las farmacéuticas quisieran curar no rechazarían tan fervientemente una alternativa de prevención y curación que puede ser efectiva y no desmontarla con 4 estudios estudiados a conciencia para que salgan negativos.

José dijo...

Me hace gracias los que acusan a las farmacéuticas de solo investigar lo que es rentable. ¿Acaso los que viven de las terapias alternativas regalan sus tratamientos? ¿Ofrecen productos, terapias y consulta gratis? Ello también ofrecen lo que más rentable les resulta. Y a menudo con unos márgenes escandalosos.

leonardo carreño dijo...

Cordial saludo.
De entrada se nota que esto al igual que toda las cosas que se escriben en internet son pseudo**** a favor del que cree tener algo de razón partiendo de la retórica y peligrosamente enmarcado cuando se le pone algo del método científico para aplanar a los demás.
Que prefieras la química!!! …… si yo también cuando se trata de algo agudo que requiera una pronta intervención, pero que se niega que un gran porcentaje de los principios activos de lo que hoy forman parte de la farmacología medica se obtuvieron inicialmente de las plantas y que fueron ellas las que en sus comienzos sirvieron como medicamento en las diferentes culturas es algo que no se puede esconder. Estas no requieren ser manipuladas por instituciones estatales pues son el fruto de millones de años de evolución Y de paso te aclaro que aquellas que son toxicas también se utilizan en oncología y algo más, las más toxicas y muta génicas serán las más importantes cuando una rama de la farmacología denominada Hormesis tenga su desarrollo. Por esta razón las plantas son la fuente ideal y el surtidor de las moléculas que hoy te curan y de paso al perpetuar la ingesta te intoxican (el 10% de la consulta en urgencias es debida a los efectos adversos).
Gracias por permitirme opinar.
Leonardo Carreño
Medico. Esp farmacologia vegetal

MoliNov dijo...

Coincido contigo. Como botánico, sé que muchas sociedades aún se sostienen en plantas y minerales para curarse, pero según mi propia experiencia de campo, solo las usan cuando la medicina tradicional, tan denostada, no les ha dado resultado. Eso es evidente en mi país, Perú, en la que al chamán o curandero se le visita solo cuando todo lo demás falla, y por temas culturales más que por otra cosa. Si millones de campesinos peruanos (que viven lejos de las ciudades, no han recibido educación de calidad, e incluso se les desprecia y margina, triste realidad) saben esto y confían en el doctor, ¿porqué muchos que hasta por la universidad pasan no lo hacen?

roberto dijo...

hola a todos. Me gusta el blog. La experiencia de muchos años viendo enfermos me han ido, poco a poco, dejando en claro algunas cosas: Los medicamentos han salvado millones de vidas, funcionan mejor en eventos agudos que en los crónicos. No es despreciable el porcentaje de eventos secundarios.Actualmente en USA se ha identificado al sistema sanitario como la primera causa de muerte (errores médicos, efectos secundarios de medicamentos,iatrogenia).En lo que toca al pte con enfermedades crónicas y degenerativas la mejor opción y de lejos (es lo que la experiencia me ha mostrado)es el cambio estilo de vida. Desgraciadamente en la mayoria de facultades médicas se dedica un tiempo largo al asunto medicamentos (lo que está bien)pero comparado con el que se dedica a temas como nutrición, manejo de emociones, manejo de estrés crónico, manejo del entorno, ect, ect es casi que ínfimo comparado con otros temas. En lo que a enfermedades crónicas se refiere el éxito y logro de un bienestar pasa mayormente por lo que hagas , pienses, comas, te muevas, ect.

Becario1961 dijo...

Hola Centinel
Las pastillitas que tanto defiendes resulta que no son caramelitos.
¿me puedes explicar porqué necesita el principio activo de lo que sea estar mezclado con tanta basura tóxica?
¿Tan dificil es no meter veneno de "guarnición"?
comiendo o bebiendo la parte de la planta que te "cura" te aseguras de utilizar SOLO el principio activo que es lo que nos interesa.
¿para qué narices necesito los "efectos secundarios"?
yo sé la respuesta y por supuesto que tú tambien.
Yo, perdóname confío mucho más en el principio activo de una planta(el original)que en una pastillita que ha sido creada en un laboratorio y que le han añadido componentes que no tengo ni pajotera idea de donde los sacan,para qué sirven(realmente),y si son necesarios.
Tu como eres quimico seguramente sabrás y conocerás todos o muchos de los componentes pero a mí después de estar tomando muchos años pastillas , jarabes,etc (algunas con un prospecto de varias hojas que acojonan de verdad).
Las pastillas No me han curado de nada, me han mantenido "vivo" y me han producido daños colaterales en otras partes de mi cuerpo¿eso es lo que defiendes?.
Lo siento Luis pero no puedo darte la razón en este artículo
Y soy un seguidor tuyo que ha comprado tus dos libros anteriores , pero no puedo estar más en desacuerdo esta vez.
Salud.

Centinel dijo...

¿Llamas basura tóxica y veneno al excipiente, algo conocido, controlado e inocuo, y prefieres tomar una planta, que está llena de innumerables compuestos, algunos desconocidos,otros tóxicos? Pues adelante. ¿Quieres conocer efectos secundarios de verdad? Date una vuelta por el campo y come unas cuantad hojas de plantas que te encuentres, ya verás que indigestión.

Centinel dijo...

¿Llamas basura tóxica y veneno al excipiente, algo conocido, controlado e inocuo, y prefieres tomar una planta, que está llena de innumerables compuestos, algunos desconocidos,otros tóxicos? Pues adelante. ¿Quieres conocer efectos secundarios de verdad? Date una vuelta por el campo y come unas cuantad hojas de plantas que te encuentres, ya verás que indigestión.

Centinel dijo...

Por cierto, el excipiente suele ser simplemente azúcar. Te recomiendo leer esto:
https://es.m.wikipedia.org/wiki/Excipiente

Centinel dijo...

Y si lo que quieres es evitar la porquería, igual deberías empezar por otro lado
http://elcentinel.blogspot.com.es/2015/12/productos-y-hierbas-de-medicina.html

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...