6.1.13

El verdadero peligro de las medicinas alternativas

No penséis que por que sean fechas navideñas voy a dejar de dar un poco de estopa a las pseudociencias. Hoy toca un poco más de medicinas alternativas, que los libros del post anterior me calentaron lo suyo.

Cuando me toca pelear un poco ante algún amigo de  las medicinas alternativas (o, como prefiero llamarlas, pseudomedicinas) y he rebatido (más o menos convincentemente) todos los argumentos que se suelen utilizar para justificarlas, la defensa final  a la desesperada del amigo suele terminar con un "bueno, mal tampoco hacen". ¿No os ha pasado? Me fastidia y corta bastante porque al final quedas tú como un radical y el como alguien comprensivo y tolerante.

En frío y sin mucha reflexión podría pensarse que tiene algo de razón. Por ejemplo, los productos homeopáticos, al ser agua con azúcar, mal no hacen. Los suplementos vitamínicos y energéticos tampoco. Ni siquiera las Flores de Bach, los bloqueadores de radiaciones e incluso las hierbecitas en pequeñas cantidades es muy probable que no hagan ningún mal directamente. Simplemente no hacen nada.

Pero hoy quiero hablar de algo que va un poco más allá, porque independientemente del posible mal directo que hagan o no, estas terapias tienen un poderoso efecto negativo:


El alejar a la gente de la medicina real. Casi cualquier médico tiene casos para contar al respecto, con enfermos que llegan en condiciones lamentables a sus consultas porque pensaban estar bajo control en manos de un curandero desaprensivo y sin escrúpulos. En el peor de los casos a veces el enemigo está en casa, ya que en la comunidad médica hay algunos (por suerte no demasiados) que  alejan de la medicina real a sus pacientes mediante terapias llamadas alternativas, un adjetivo que oculta una cruda realidad: que su eficacia no ha sido comprobada. Aunque podríamos pensar que un médico debería estar inmunizado ante la superchería y a pesar de que probablemente el de la medicina sea uno de los colectivos con mayor cultura, preparación y formación, las excepciones existen. Y debido a su profesión, su riesgo y responsabilidad es especialmente preocupante.

Me parece, y esto es una opinión personal, que  este alejamiento de la medicina real suele agudizarse con el tiempo, supongo que como consecuencia de un círculo vicioso: Al sentirse apartados de la generalidad y necesitar reafirmar continuamente sus ideas contradictorias, la distancia con la ciencia se acentúa cada vez más. Ojo, no estoy diciendo que ocurra siempre, ni mucho menos, pero existe constancia de esta realidad. Y esos médicos alternativos pueden ser llegar a ser cada vez más peligrosos.

No hablo de oídas ni especulo en base a mis prejuicios, es que hay pruebas para pensar lo que pienso. Un ejemplo  fue el interesante estudio que se público en el British Medical Journal en en 2002, "Aspects of MMR". El artículo trataba sobre la triple vírica, una vacuna que rutinariamente se aplica a los niños de un año (con un refuerzo a los 4-5 años) para inmunizarlos contra el sarampión, las paperas y la rubeola, que evita millones de muertes a nivel mundial. Sin embargo, esta vacuna ha sido acusada infundadamente por algunos conspiranoicos de tener graves efectos secundarios, como por ejemplo provocar autismo, algo que ya ha sido desacreditado en numerosas ocasiones, como contó Luis Alfonso Gámez su blog Magonia. Pues bien, la investigación a la que me refiero incluyó un interesante análisis: el contactar con más de un centenar de los practicantes de la medicina alternativa por excelencia en EEUU, los homeópatas y quiroprácticos, e interrogarles sobre la recomendación que daban a sus pacientes de aplicarse o no esta vacuna.

Los resultados del estudio fueron realmente preocupantes. Solo unos pocos aconsejaron vacunarse y aproximadamente la mitad recomendó directamente lo contrario, no hacerlo. Sí, habéis leído bien, una enorme proporción de profesionales sanitarios recomendaron a la gente no aplicarse una vacuna de reconocida y probada eficacia, influenciados por mitos y falacias sin base científica.

Este renegar de la medicina real no es una excepción, lamentablemente es muy habitual entre algunos de los que se auto-clasifican como practicantes de la medicina alternativa. Para defender sus postulados intentan desprestigiar cualquier cosa que les haga la competencia. Los ya clásicos movimientos anti-vacunas y anti-farmacéuticas suelen tener algunos fervientes seguidores entre esta comunidad.

Lo que decía en el titular: En ocasiones las pseudomedicinas convierten a los médicos en pseudomédicos. Ese es el verdadero peligro que tienen.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi pediatra de cabecera nos aconsejó para uno de mis chicos unas pastillas de passiflora y cuando ya las tenemos me dieron ganas de hacerle tragar a la doctora el bote entero al leer en la etiqueta: Laboratorios Boiron.

Centinel dijo...

Pues me parece que para poco os van a servir...

Natalia dijo...

Sobre las vacunas:
http://www.uncafelitoalasonce.com/cafe-solo-la-inaceptable-irresponsabilidad-de-los-padres-anti-vacunas/
Y aquí, una página de internet que me han mandado por correo:
http://curartenaturalment.blogspot.com.es/

Natalia dijo...

Hola de nuevo.
Esta noticia no tiene que ver con el tema del artículo, pero es que es tan... que no me resisto a compartirla:
http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/internacional/una-universidad-china-separa-los-alumnos-segun-su-horoscopo-20130111

Natalia dijo...

Soy una "pesá", pero aquí dejo otra curiosidad para el que le interese:
http://tratamientoenfermedad.blogspot.com.es/

Centinel dijo...

De pesá, ná, ¡una mina encontrando tesoros magufos es lo que eres!

Natalia dijo...

Muchas gracias por tus palabras. Me vas a sacar los colores.
Lo gordo del caso es que todas esas rarezas las encuentro por pura casualidad, aunque pueda parecer lo contrario. Vamos, que en absoluto dedico las horas muertas a buscar "marcianadas".
Y de paso te digo que si no comento más es por puro temor a resultar más cansá que una vaca en brazos.
La semana pasada me acordé de ti al leer un reportaje en el suplemento "Crónica" del periódico "El Mundo". En él se refería una nueva moda (que yo hasta entonces desconocía) de beber agua de mar. Me sorprendió, pues yo siempre había oído que era de lo más desaconsejable. Pero ya veo que, como vulgarmente se dice, "hay gente pa tó".
He intentado encontrar el reportaje en su versión electrónica, pero no lo he conseguido. Lo que sí he visto es una página donde se cantan los beneficios de tal hábito:
http://elaguademar.wordpress.com/2012/10/21/como-beber-la-saludable-agua-de-mar/
Y también me ha aparecido un artículo de una página que me consta que lees (de hecho, la he conocido a través de ti), por lo que supongo que ya lo conocerás, aunque, de todas formas, te lo dejo:
http://naukas.com/2011/05/17/alerta-magufo-salud-timos-y-agua-de-mar/
Un saludo, y siento si me he alargado más de la cuenta.

Anónimo dijo...

Hola Centinel!

Qué opinas de la medicina antroposófica?

Centinel dijo...

Creo que es pseudomedicina.

xhania dijo...

Veo que eres bastante escéptico. pero si no te crees todo lo que lees, tampoco deberías creerte "todo lo que no lees" . Yo ante los remedios naturales he aprendido a callar, y tal vez la falta de divulgación científica depende más de los intereses de las frmacéuticas que de la falta de. estudios sobre el tema. Es curioso, pero si no hay estudios que avalen esta creencia popular, tampoco parece haberlos diciendo lo contrario. El caso es que yo he probado esta noche el remedio porque mi hija no paraba de toser y ya estaba desesperada, y oye, ha sido automático, ha parado de toser totalmente. No es que haya empezado a toser menos; es que ya no tose. Respecto a tu artículo, yo sí que he encontrado este remedio internacionalmente y no parece ser algo típico de la cultura española como tú dices. Lamentablemente, las revistas de divulgación científica son bajo pago y suscripción y yo no estoy tan interesada en el tema. Dale una oportunidad a la cebolla, hombre, que no estamos hablando del mal de ojo, sino de una hortaliza que está altamente reconocidad y que si ha sido un alimento tan básico a lo largo de la historia, seguramente ha sido por algo. Y si no, haz tú mismo la prueba cuando tengas oportunidad haciendo tus propios experimentos científicos ;)

xhania dijo...

perdón, esto iba para el artículo de la cebolla y la tos, que a estas horas ya ni veo

Ana dijo...

Hola! Vengo de tu otro blog recién descubierto y me ha encantado.
En realidad creo que bajo estas terapias o medicinas alternativas hay mucho farsante, estafador y aprovechado que quiere sacar un montón de pasta.
Pero también quiero dejar caer que gracias a las plantas he curado ciertas cosas. Resfriados, dolor de estomago, diarreas, cortes, quemaduras... Con tomillo, jenjibre, salvia, romero, caléndula, aloe vera... Todo sacado del campo, la huerta, etc.
En vez de tomarme un medicamento que me cure la ansiedad que a veces me provoca el estress del trabajo, hago ejercicio o meditación, y me funciona.
Ahora sí, evidentemente creo que no se puede sustituir la medicina cientifica, sino complementarla. Si tengo un dolor de cabeza intenso tiro de ibuprofeno que es lo que funciona.
Por otro lado, me gustaría saber hasta qué punto los medicamentos químicos hacen daño a nuestro cuerpo, a veces los prospectos dan miedo...
Bueno, siento todo este batiburrillo de ideas, son un monton de pensamientos que tengo jejej.
Gracias por tu atención!
Un saludo!

Anónimo dijo...

Creo q no es necesario atacar a una determinada pseudociencia como le llamas o pseudomedicina,para defender y aferrarte tan intensamente a otra.
Si bien creo y estamos de acuerdo en no creer q la medicina alternativa sea capaz de dar solución a graves enfermedades o " curarlas milagrosamente" si creo y te puedo confirmar desde mi experiencia personal que si este complemento a la medicina tradicional ,porque eso es lo que es, es capaz de poner armonía esos síntomas muchas veces dolorosos y bajarlos a niveles de intensidad mínimos y sin intervención mayor de fármacos que a Todo esto te cuento que son compuestos naturales en su mayoría, antes de atacar amigo informese y averigüe...profesionales buenos y mediocres están en todos lados ,usted habla de un aprovechamiento económico también de parte de los profesionales de las pseudociencias. te informó que esos aprovechadores también están en todas las áreas, es mi humilde opinión.

Mue De La Isla dijo...

Acabó de ponerle la cebolla a 15 cm de la cara de mi hija de 2 años y funciona. HA dejado de toser. Estoy con la teoría de que desprende una serie o especie de gases, los mismos que nos hacen llorar y que ayudan a la mucosa.

Centinel dijo...

Suponiendo que sea así, la tos es un mecanismo de limpieza (normalmente de los bronquios) de nuestro organismo. ¿Y cómo sabes que el detener esa tos le está haciendo bien a tu hija?

Laura Idania Zuñiga Yurquina dijo...

Hola soy de Bolivia tengo una hija de dos años con 7 días de tos no uso ninguna medicación único sintoma la tos y pues me tope con este blog intente y di gracias a dios porque le paro la tos que nos esta atacando a todos en casa, como funciono con mi hija hoy le puse ami madre de 64 años que ya viene tres semanas con tos con antibióticos nebulizaciónes y pues le puse y después de tanto tiempo esta durmiendo no se si sera una coincidencia o que pero en mi casa para las dos personas que amo me funciono y la recomiendo porque es un alivio el poder dormir ya que ayuda a recuperar y sinceramente hoy ami hija la vi mejor mas activa volvió a comer a jugar y pues viva la cebolla

Centinel dijo...

Laura, no dejes de ir al médico y de seguir sus indicaciones, podría tratarse de una enfermedad grave como la tosferina.
Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...