19.11.10

Un juego muy especial

Tal vez sea porque me estoy haciendo viejo, pero aunque en su momento me curré más horas que un tonto jugando con Doom, Quake, Unreal, Medal of Honor y compañía, reventando cabezas a diestro y siniestro, cuando he jugado a este sencillo juego (But that was yesterday...) me he quedado un poco... no sé como decirlo...

Engancha, pero se termina relativamente pronto. Ten paciencia, en unos minutos lo acabarás. Si no estás seguro de haber llegado al final, es que todavía te quedan cosas por hacer.
No sé si son los colores, la música, el argumento... ¿A tí también te ha...? ¿O es que me estoy volviendo... humano?
Visto en Menéame.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

* SPOILER *

Yo lo acabé y me reencontré con el perro (xD). La verdad es que no se expresar muy bien lo que he sentido... ha sido curioso.

Centinel dijo...

Mi final fue otro, no lo cuento, por no destripar. El caso es que el jueguecito te llega adentro, el muy traidor.

Amaia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Amaia dijo...

Yo estoy atrapada SPOILER en la pantalla en la que veo el reflejo verde de la novia, y tengo un margen de maniobra muy pequeño por lo que siempre me caigo por el precipicio, que me queda fuera de pantalla y no lo veo FIN SPOILER.

Es una pena porque me estaba gustando, pero llevo más de veinte minutos.

Centinel dijo...

Cuando os aparezca un "muro" lleno de imágenes contra el que rebotéis, intentad atravesarlo varias veces, pero no podréis. Al final, después de varios intentos, os dejará ir hacia atrás y alejaros del "muro" (alejarse de los recuerdos dolorosos).