20.11.14

Valorando la Misión Rosetta

Basta hacer un repaso rápido de la historia de la humanidad, dedicarse a leer los titulares de los periódicos o ver unas cuantas horas seguidas cualquier canal de TV generalista para reconocer que no somos perfectos y que nos queda mucho por hacer. Muchísimo.

Independientemente de las ideas políticas de cada uno y de las diferentes perspectivas de abordar “los cómos”, quiero creer que que si nos ponemos a reflexionar un poco sobre lo que debería caracterizar a nuestra especie, la mayoría coincidiremos bastante. Me refiero a los principios básicos que todos quisiéramos tener,  lo que queremos que nos distinga como seres humanos, lo que esperamos que sea "el viento" que nos impulse hacia nuestro futuro y estructure nuestra existencia.

La verdad es que no conozco ningún estudio o encuesta que haya analizado algo parecido, pero si me lo preguntaran a mí, yo apostaría por dos grandes principios:
  1. El amor y el respeto hacia el resto de personas y de seres vivos.
  2. La curiosidad y las ganas de aprender, de explorar y descubrir cosas nuevas.
Por eso opino que este artículo publicado en El Mundo criticando la Misión Rosetta debe haberlo escrito alguien cuya concepción de la humanidad es bastante diferente a la mía. O que ha tenido muy mal día. Porque no le encuentro otra explicación a hablar así de uno de los proyectos tecnológicos y científicos más complicados y apasionantes de todos los tiempos, el llegar físicamente a un cometa.

2 comentarios:

Albert dijo...

Con Rosetta, "El Mundo" se lució con uu par de artículos de traca.
A parte del que tú enlazas, "La parábola de Leonov" hay otro, en mi opinión todavía peor, porque lo firma un físico (que de Física anda muy muy pez) y que es este:
http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/elporquedelascosas/2014/11/16/por-que-puede-aterrizar-un-robot-en-un.html
Entre otras tonterías escribir que "Las naves salen de la Tierra cuando sus cohetes propulsores les comunican una aceleración superior a 10 m/s2", (supongo que le suena que hay algo que se llama velocidad de escape y en vez de informarse bien para escribir el artículo, derectamente se ha inventado una imaginaria aceleración de escape) es realmente patético para alguien que firma, (y supongo que cobra)como Catedrático de Fí­sica Aplicada en la Universidad de Alcalá de Henares

Albert dijo...

Otra perla que demuestra lo poco que sabe de Física el comentarista habitual de El Mundo, Antonio Ruiz de Elvira, Catedrático de Fí­sica Aplicada en la Universidad de Alcalá de Henares:
http://www.peonesnegros.info/fondodocumental/4%20Registros%20de%20medios%20de%20comunicacion/Periodicos.%20Impreso%20y%20su%20Web/Elmundo.es%20%20%20Web/2007%20Completo/El_Mundo_2/www.elmundo.es/papel/2007/03/11/opinion/2095700.html
A resaltar, entre otras, la burrada:
"El funcionamiento de una central nuclear es el de una bomba atómica controlada. Si se despistan los controladores, la central estalla como una de ellas"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...