24.7.14

Ambientadores "naturales y tradicionales", tóxicos y peligrosos

Si eres aficionado a lo alternativo, lo natural, el yoga, la relajación y la meditación, es probable que también utilices de vez en cuando ambientadores en la misma línea. Evidentemente, no me refiero a esos engendros tecnológicos anunciados en TV, que se enchufan a la corriente eléctrica y que dispersan olores de lo más variados, sino a los más naturales y tradicionales, que también suelen venderse en las ferias medievales muy auténticas que se recorren los pueblos de España por estas fechas: Velas perfumadas, aceites de quemar e inciensos. Vamos, los que son muy jipis y/u orientales y que además de oler a países lejanos, te ayudan a relajarte y a crear un buen ambiente.

O no tanto.



Hace unos meses, la OCU publicó un análisis sobre 22 de estos ambientadores y concluyó lo siguiente (tomado literalmente de su página web):

" lejos de ser beneficiosos, lo que hacen algunos de estos productos es emitir niveles excesivos de sustancias tóxicas, alergénicas y contaminantes.

(...) algunos productos analizados empeoran la calidad de ambiente, haciéndola incluso comparable, en términos de toxicidad y riesgos para la salud, al ambiente de una sala de fumadores muy cargada.

De los ambientadores analizados, solo aprueban las velas. Aceites e inciensos suspenden por emitir demasiadas partículas finas respirables, compuestos orgánicos volátiles, sustancias alergénicas y compuestos especialmente dañinos como el benceno y el formaldehído.

Nos ha llamado especialmente la atención la alta emisión de benceno en los conos de Satya Sai Baba. Estos emiten 490 microgramos de benceno por metro cúbico, frente a los 60 de un cigarrillo. Las varitas de la misma marca dispersan más de 3.000 microgramos de partículas finas por metro cúbico. Y el aceite limón de La Casa de los Aromas multiplica por 125 el límite recomendado de compuestos volátiles.

Ante esta situación, OCU recomienda:

  • No usar este tipo de ambientadores como hábito de higiene doméstica. No limpian el aire ni suprimen malos olores.
  • No usar ambientadores en lugares que carezcan de ventilación ni en presencia de niños, embarazadas o personas que padezcan alergia o asma. Mejor velas y no de manera habitual.
  • Ventilar la casa es la mejor opción para mejorar la calidad del aire.
  • OCU y las organizaciones belga, italiana y portuguesa han presentado los resultados a  la Comisión Europea reclamando una legislación que fije un límite de emisiones y obligue a mostrar en el etiquetado las condiciones de uso y riesgos que pueden suponer estos productos para la salud. Del mismo modo, piden que se controlen los aceites e inciensos en el mercado y se retiren aquellos con un nivel de emisiones muy elevado."

Una delicia de naturalidad, vamos.

11 comentarios:

vfmBOFH dijo...

Me apuesto el sueldo a que legiones de comeflores vendrán a explicar que éstos productos no son los que se hacen TRADISIONALMENTE EN LA HAUTENTICA NATURALESA

Anónimo dijo...

Creo que los inciensos de Sai Baba son muy utilizados, en especial los más tradicionales . Sus aromas se sienten en muchisímos lugares:tiendas, peluquerías, bares.. etc. . Espero que esos resultados tan negativos sólo sean de los conos, no delas barillas que uso regularmente. Aunque este noticia hace que me replantee seguir disfrutando del aroma que emanan: "el benceno, es mucho benceno".
Saludos,
Marian

AE. dijo...

@marian

"Las varitas de la misma marca [Satya Sai Baba] dispersan más de 3.000 microgramos de partículas finas por metro cúbico"

Peor que los conos...

Mikel dijo...

"Satya Sai Baba" eso sí que es una persona tóxica. Cuanto tiempo sin oir ese nombre...

Anónimo dijo...

Fan de nag champa: no me queda claro si las barritas tambien contienen benceno ni q tiene de malo en si mismo que haya particulas en suspension. Cuales de estas son perniciosas y cuales no?

Khornez dijo...

Ya que preguntas sobre los efectos negativos del benceno:

Respirar niveles de benceno muy altos puede causar la muerte, mientras que niveles bajos pueden causar somnolencia, mareo y aceleración del latido del corazón o taquicardia. Comer o tomar altos niveles de benceno puede causar vómitos, irritación del estómago, mareo, somnolencia o convulsiones y, en último extremo, la muerte.

La exposición de larga duración al benceno se manifiesta en la sangre. El benceno produce efectos nocivos en la médula ósea y puede causar una disminución en el número de hematíes, lo que conduce a padecer anemia. El benceno también puede producir hemorragias y daños en el sistema inmunitario, aumentando así las posibilidades de contraer infecciones por inmunodepresión.

Los efectos nocivos del benceno aumentan con el consumo de bebidas alcohólicas.5

Algunos estudios[cita requerida] sobre una muestra de mujeres que respiraron altos niveles de benceno durante varios meses han revelado que presentaron menstruaciones irregulares, así como disminución en el tamaño de sus ovarios. No se sabe si la exposición al benceno afecta al feto durante el embarazo. Varios estudios en animales han descrito bajo peso de nacimiento y problemas en la formación de huesos.

El Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos (DHHS) ha determinado que el benceno es un reconocido carcinógeno en seres humanos y otros mamíferos lactantes. La exposición de larga duración a altos niveles de benceno en el aire puede producir leucemia así como cáncer de colon.

En el organismo, el benceno es transformado en productos llamados metabolitos. Ciertos metabolitos pueden medirse en la orina o en las heces. Sin embargo, este examen debe hacerse con celeridad después de la exposición y el resultado del análisis no indica a que concentración de benceno se estuvo expuesto, ya que los metabolitos en la orina pueden originarse a partir de otras fuentes.


Fuente: wikipedia. Si tienes dudas te recomiendo usarla, que va muy bien.

Nerea dijo...

Vaya, me acabas de dar un disgusto, jjejeje.

De vez en cuando sí que pongo un poco de incienso en casa, aunque no uso de la marca que mencionas me imagino que en todas partes...
Así que la próxima vez me lo pensaré dos veces.

Para mí es una información muy útil.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Gracias por la información. No uso ningún producto de este tipo, pero soy asmático y he de llevar cuidado con estas cosas.

Joan Carles López Sancho dijo...

Felicidades era importante este estudio, y su divulgación.
Hace años que venia diciendo lo peligroso de estos "ambientadores", y mal utilizado el termino son utilizados para purificar o desinfectar el ambiente no para ambientar, fijaros que cundo se hacia una ofrenda, se encendía el incienso y se iba uno, hoy en día en tiendas en consultas, n fin una barbaridad, aquí en España se ha utilizado el azufre para estos quehaceres, pero las personas se iban y cuando habían pasado incluso día volvían y limpiaban sus restos, pensad que cada vez que quemamos algo dentro de una vivienda los gases son peligrosos sino hay una ventilación por eso un mala combustión en estufa y caldera en su encendido es donde se producen tóxicos muy potentes,

Anónimo dijo...

Muchas gracias por divulgar esta información. Eso sí, qué disgusto... :(

euphemia keun dijo...

El año pasado conocí en un viaje a un chico que trabajaba en un laboratorio donde analizaban los productos químicos que llevan todo tipo de productos y lo poco que contaba daba miedo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...