8.1.14

Lo que dijo Carl Sagan sobre el aborto

Que quede claro: La cuestión de estar a favor o en contra del aborto es meramente ideológica y todo aquel que incorpore argumentos científicos en el debate lo debería hacer solo para introducir datos o información que sirvan para su particular reflexión moral.

En este sentido - dadas las circunstancias actuales y aunque ya lo he citado con anterioridad en este blog - creo que es un buen momento para recordar lo que decía Carl Sagan sobre el aborto y la vida, plasmado en su último libro "Miles de millones":

"Pese a las numerosas afirmaciones en contra, la vida no comienza en el momento de la concepción; es una cadena ininterrumpida que se remonta a los orígenes de la Tierra, hace 4.600 millones de años. Tampoco la vida humana comienza en la concepción, sino que es una cadena ininterrumpida que se remonta a los orígenes de nuestra especie, hace cientos de miles de años. Más allá de toda duda, cada espermatozoide y cada óvulo humanos están vivos. Es obvio que no son seres humanos, pero lo mismo podría decirse de un óvulo fecundado. (...)

Diferentes tipos de acción mental revelan distintas clases de ondas cerebrales, pero las pautas regulares típicas del cerebro humano de un adulto no aparecen en el feto hasta cerca de la trigésima semana del embarazo, hacia el comienzo del tercer trimestre. Hasta entonces, los fetos, por vivos y activos que parezcan, carecen de la necesaria arquitectura cerebral. Todavía no pueden pensar. Aceptar que se puede matar cualquier criatura viva, en especial una que más tarde tal vez se convierta en un bebé, es problemático y doloroso, pero hemos rechazado los extremos «siempre» y «nunca», y eso nos coloca, querámoslo o no, en la pendiente resbaladiza. Si tenemos que optar por un criterio de desarrollo, aquí es donde hay que trazar la raya: cuando se hace posible un mínimo asomo de pensamiento característicamente humano. Se trata, en realidad, de una definición muy conservadora: rara vez se encuentran en un feto ondas cerebrales regulares. (...)"

Actualización: 
Puede leerse el texto original completo en este enlace (facilitado por Albert)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente post Centinel, que placer leerte nuevamente por estos lares (=
Soy una gran admiradora de las obras de Sagan, lo considero una de las mentes más brillantes de la historia. Ojalá algún día toda la humanidad adquiriera pensamiento crítico, sobretodo para decidir acerca de estas cuestiones, pero me temo que mientras exista la religión eso es cuando menos una odisea. Saludos!

Natalia dijo...

¿Me creerás si te digo que, con toda la polémica surgida últimamente a propósito de este tema, me preguntaba si no sería digno de que lo tratases en un post?.
Y te diré que me agrada observar que mi opinión coincide con la de alguien a quien respeto, como es el caso de Carl Sagan. Deteniéndome en ciertos foros estoy leyendo algunos comentarios bastante fundamentalistas, rayando, por no decir cayendo directamente, en la agresión verbal. Sin ir más lejos, hace no más de dos semanas tuve más que palabras con un individuo que me tachó de nazi sólo por enlazar un artículo del escritor Italo Calvino en el que defendía el aborto. Y eso que yo en ningún momento llegué a manifestar cuál era mi postura al respecto. Por si es del interés de alguien, aquí dejo el enlace al artículo en cuestión: http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/escorpion/2014/01/03/italo-calvino-y-el-aborto.html
Un saludo-

Centinel dijo...

Gracias por el comentario (anónimo) y por el enlace (Natalia). Muy interesante la opinión de Calvino.

Godzi dijo...

Sólo por hacer de abogado del diablo... Creo que hay que tener cuidado con definiciones que pueden o no cumplir recién nacidos. Si ese tipo de ondas cerebrales son raras en el tercer trimestre: ¿podría suceder el caso de un nacimiento, prematuro o no, en el que todavía no se hayan desarrollado? En ese caso, ¿carecería ese recién nacido de los derechos que posee un ser humano?

Fra Norden dijo...

¡¡¡Por primera vez en mi vida estoy en desacuerdo radical con Carl Sagan!!! Caray, casi me siento un poco más inteligente y todo, no por nada, sino porque con él siempre he tenido una actitud cuasiborreguil, jajajaja!!!!! Qué descubrimiento.

Interesante la cita y el artículo, no los comparto, porque creo que la vida humana es mucho más que una onda cerebral, pero bueno. Un hallazgo.

Abril Avila dijo...

Un tema siempre polémico, del cual por lo general te retratan como un monstruo si opinas a favor, para mi la condición humana se adquiere con el desarrollo del sentido común y los sentimientos, la condición humana fisiológica se adquiere (si bien nos va) al formarnos dentro de la madre, pero muchos no lo logran lo cual lleva a gente a malestares propios de deficiencias leves como el mal funcionamiento de X órgano o parte del cuerpo, otras dejan a gente postrada o con una calidad de vida ínfima a lo que debería de ser. Mucho respeto a la vida en la concepción pero el resto de la vida de las personas no planeadas o enfermas es todo menos una vida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...