24.1.14

Demuéstrame que miento


- ¿Sabes? He descubierto que en mi casa vive un duendecillo.
- ¿Cómo?
- Lo que oyes. Sé que comparto hogar con un duende que hace de las suyas por todas las habitaciones, tanto cuando yo estoy presente como cuando no lo estoy.
- Pero ¿hablas en serio?
- Totalmente
- ¿Acaso lo has visto?



- No, pero no me hace falta. Tengo tantas pruebas de ello que es evidente. Además, es invisible, así que no puedo verlo.
- ¿De qué tipo de pruebas hablas? ¿Lo has escuchado? ¿O tocado?
- No. Por ejemplo, con frecuencia me desaparecen cosas. Y días después vuelven a aparecer.
- Pero...
- O hay cosas que se cambian solas de lugar. Yo estoy seguro que haberlas dejado en un sitio y al día siguiente están en otro.
- No me digas...
- Por no hablar de las cosas que se estropean a la vez, sin ton ni son y de forma inexplicada.
- Vale.
- Así que la cuestión está bastante clara.
- ¿Y no podría haber otras  razones para todo lo que cuentas?
- ¿Otras razones? ¿A qué te refieres?
- Hombre, todos nos despistamos y perdemos cosas por casa que después volvemos a encontrar. O nos falla la memoria y creemos que hemos dejado algo en algún lugar de forma equivocada. Y todas las cosas se estropean siguiendo sus propios ciclos de vida, la termodinámca en eso es ineludible. Hoy en día tenemos cada vez más cacharros, así que no es raro que coincidan en el tiempo.
- Imposible. Mi memoria está perfecta, recuerdo vívidamente todo lo que hago. Y no creo en las casualidades, sobre todo cuando se repiten.
- Pero es que la opción del duendecillo  que propones me parece muy poco plausible. Por no decir totalmente imposible, no te ofendas.
- ¿Estás diciendo que miento?
- No, más bien que estás equivocado en tus deducciones.
- O tú en las tuyas.
- Es que lo que propones esta fuera de toda lógica aceptada. Y además, no aportas pruebas fiables.
- Tú lo has dicho, "la lógica aceptada". ¿Acaso todos los grandes descubrimientos no han desafiado a la lógica imperante en ese momento?
- Sí, pero...
- Además, yo no me estoy inventando nada. En muchas culturas ha habido diferentes versiones de este tipo de seres desde hace siglos: duendes, gnomos, elfos.... ¿Es que todas ellas estaban equivocadas? ¿Eran todos tontos? ¿Esta larguísima tradición no tienen ningún valor?
- Pues sinceramente, yo creo que no...
- ¿Me estás diciendo que tu opinión es mucho más sólida que la de todas estas personas durante todo este tiempo?
- Bueno, la mía y seguro que la de la mayoría actualmente. Que yo sepa, la gente no cree hoy en día en duendes.
- Bueno, eso lo dices tú. Yo he leído dos libros de expertos mundiales que llevan años documentando casos similares al mío por todo el mundo. Y se han vendido muchísimo. Además, tú criticas mis pruebas, pero todavía no has mostrado ninguna prueba de que yo esté equivocado. ¿Acaso se ha demostrado que es imposible que existan los duendes?
- Pues supongo que no. Pero es que eso es imposible de demostrar. ¿Cómo podría demostrarse algo así?
- Pues entonces estamos cuando menos equilibrados y a la par. Y, en bases  mis experiencias, yo inclino la balanza a favor de su existencia.
- ¡Pero es que no estamos a la par! ¡Estás afirmando cosas que además de ser descabelladas, trastocarían toda la física y la biología actual! ¡Duendes invisibles en las casas!
- Ya, pero es que los científicos sois muy cerrados. Mira lo que pasó con Galileo. O con Copérnico...
- ¿De verdad te parece más creíble la posibilidad de que existan duendes invisibles a que de vez en cuando te falle un poco a memoria o te despistes?
- Al menos igual de creíble que tus teorías. A no ser que, como te he dicho, me demuestres que los duendes invisibles no existen.
- ¿Y no crees que, ya que lo que afirmas es enormemente extraordinario y rompe con todo lo establecido, deberías ser tú quien demuestre su existencia antes de deducirla "por defecto"?
- Venga, no te revuelvas...

----------------------------------------------------------------------------

Una conversación absurda, ¿verdad? Y sin embargo muy frecuente entre los seguidores y defensores de productos milagro y pseudomedicina.

9 comentarios:

Ernesto Tarragon Cros dijo...

El pan nuestro de cada día... Ains.

Dani M. Valdivieso dijo...

Muy buenas,

pensé que la conclusión del relato iba a apuntar más hacia creacionistas.

Me recordaba totalmente a la teoría del Flying Spaghetti Monster, que igual ya conocéis, pero por si no es así la dejo por aquí para que le echéis un vistazo. Son videos en inglés de unos 7 minutos cada uno:

Parte 1
http://www.youtube.com/watch?v=cRHAL0zZeY0

Parte 2
http://www.youtube.com/watch?v=EbdTJuRZNbM

Saludos,

Natalia dijo...

Hola, Centinel.
El documento que te facilito acabo de encontrarlo compartido en Facebook.
A ver qué te parece:http://elserconciente.wordpress.com/2011/06/02/descubren-cura-del-cancer-y-es-bloqueada-por-las-farmaceuticas/

Centinel dijo...

Este es el único estudio que se ha realizado sobre el tema sobre personas, sobre 7 pacientes y con resultados muy pobres:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24442098

Así que muchos titulares pero poca sustancia

zorbeteland dijo...

Una puntualización , como narración en el caso de los duendes parece muy clarito el deseo de creer en duendes del interlocutor, en otros casos V.G. La tan atacada Homeopatía , que se basa en observaciones empíricas de médicos desde hace mas de 200 años, la cosa cambia. Y lo hace en el aspecto de que la mayoría de los mal llamados "psudoescepticos" afirman "la homeopatía y los homeópatas son un fraude " sin pruebas para afirmarlo, por lo que veo correcto que se afirme ( si se opina así) que la homeopatía tiene que demostrar mas fehacientemente que tiene utilidad , pero NO SE PUEDE AFIRMAR que no funciona, en ese caso el peso de la prueba recaería sobre quien afirma que algo no funciona ,( puesto que es el que hace la afirmación ), vamos que la ausencia de pruebas del NO no es lo mismo que la presencia de pruebas del SI. Lógica y filosofía básica de la que veo mucha carencia en la web , Un salu2

Centinel dijo...

En el caso de la homeopatía, pasa exactamente lo mismo. Los médicos quieren que lo que están recetando funcione. La única forma de se demuestre que funciona es mediante un ensayo aleatorio controlado y doble ciego, y en esos casos no hay diferencias significativas entre la homeopatía y le placebo.

Además de que su creación fue una majarada y muchos de sus supuestos "principios activos" han sido elegidos sin ningún criterio, estos son los tres principios básicos de funcionamiento de la homeopatía:

-Lo similar cura lo similar
- A mayor dilución de un principio activo, mayor efecto curativo
- El agua tiene memoria y conserva las propiedades de un principio, aunque éste ya no esté presente.

Los tres son un despropósito y una barbaridad y se saltan a la torera todas las leyes de la física, química y biología conocidas y contrastadas hasta la saciedad.

Así que, por el momento, todo indica que la homeopatía NO FUNCIONA. Les toca a los que la defienden demostrar lo contrario.

Akin Roblefrondoso dijo...

Yo tengo un dragón invisible en mi garage.

Anónimo dijo...

Centinel qué opinas sobre el suero dado a médicos americanos EEUU para combatir el Ébola

Centinel dijo...

No tengo suficiente información, así que de momento no tengo una opinión formada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...