5.7.13

Empastes de amalgama de mercurio ¿Son tóxicos y peligrosos? ¿Tienes que preocuparte por tu salud?


Si pruebas a buscar en Google sobre los empastes de amalgama de mercurio (esos que son grises y bastante poco estéticos), ya sea en español o en inglés, la mayor parte de enlaces que te encontrarás tienen muchas exclamaciones y símbolos de calaveras. Porque este tema se ha convertido en uno de los preferidos entre los conspiranoicos de la salud, curanderos, terapeutas alternativos y amantes del marketing del miedo, como puedes comprobar en artículos como este o este. Si te animas a leer alguno de ellos, te darán ganas de correr a por unos alicates para arrancarte los empastes cuanto antes y agradecerás el poder estar vivo todavía, porque, según afirman todos estos visionarios, su toxicidad habrá contaminado tu sangre y órganos, haciéndote susceptible de contraer las mas horrorosas enfermedades mortales y neurodegenerativas.

¿Qué hay de cierto en todas estas advertencias? ¿Hay razones de peso para asustarse? Demos un breve repaso al tema y a la evidencia científica existente.

Estando en la universidad, en una de las asignaturas me tocó hacer una pequeña revisión sobre la situación de los composites o resinas en la odontología y su comparación con las amalgamas. Y a pesar del tiempo que ha pasado, recuerdo con bastante nitidez que en las conclusiones finales la balanza se inclinó a favor las amalgamas, ya que presentaban unas características físicas y mecánicas bastante superiores y una mayor facilidad y flexibilidad de aplicación. Aviso a los más conspiranoicos que las farmacéuticas no me pagaron nada por decir esto (me hubiese venido muy bien una propinilla entonces) y que también puntualicé que la cosa cambiaría en cuanto se mejorasen estos aspectos, ya que las resinas acabarían superándolas, impulsadas por su acabado blanco mucho más estético.

La odontología ha avanzado y, en efecto, las amalgamas casi pertenecen al pasado, las nuevas oclusiones se suelen hacer con materiales poliméricos. Pero las que tuvieron que hacernos durante aquellos años se mantienen en la boca de la mayoría de los que tenemos cierta edad.

Como su propio nombre indica, la composición  de la amalgama es variada, con cantidades diversas de plata, estaño cobre y mercurio. Y es la presencia de este último metal lo que genera una importante controversia y lo que me ha empujado a escribir este post.

La toxicología ha estudiado en profundidad los efectos y peligros del mercurio en el organismo. Y es cierto que es un metal tóxico poco deseable y que está presente por todos lados en pequeñas cantidades, pero, como pasa con cualquier sustancia, hay que recordar que la dosis hace al veneno.  Las amalgamas son una fuente de mercurio en forma de mercurio elemental, tanto por deposición en la saliva como por evaporación. Sin embargo, la cantidad es pequeña,  a menudo entre 5 y 10 veces inferior a lo establecido como máximo de seguridad. Además, hay que considerar que, a diferencia de otras sustancias, el mercurio elemental generalmente no se acumula en el organismo y acaba siendo excretado.

Reconociendo que la controversia existe incluso entre los expertos, la cantidad de estudios epidemiológicos realizados es muy importante, sin que se hayan encontrado resultados que sean como para echarse a temblar. Por razones preventivas medioambientales y de reducción de mercurio en el organismo de pacientes y odontólogos, es razonable seguir con una actitid prudente y tendente al cambio, pero insisto, sin melodramas. Una cosa es mejorar y minimizar posibles riesgos y otra aterrorizar a la gente con peligros sobredimensionados.

Una buena fuente de información es este enlace de la agencia americana FDA (Food and Drug Administration), ya que este organismo tiene desde hace tiempo un panel de expertos que revisa periódicamente la evidencia sobre el tema (incluso escucha a los científicos más críticos, como puede verse en este vídeo). Y aunque durante los últimos años han elevado el nivel de clasificación del riesgo de este material a "moderado" (como puede leerse en este documento), por el momento concluyen y dejan claro que su uso se considera seguro entre adultos y niños mayores de 6 años. El informe completo, con todos los estudios y datos analizados y las últimas conclusiones del panel, está accesible en este extenso informe y en este amplio "libro blanco". También hay una gran cantidad de información en este completo informe de 2010 de la asociacion de médicos y dentistas IAOMT , en el que se detalla todo el debate y las reflexiones que se desarrollaron durante el trabajo del panel de expertos de la FDA. Cientos y cientos de páginas llenas de contenido para los más interesados en profundizar, con referencias a gran cantidad de investigaciones.

Recomiendo además leer la opinión  de la Asociación Dental Americana, formalizada en el informe que publicó en 2010 "Comments of the American Dental Association Before The Dental Products Panel of the Medical Devices Advisory Committe" y que coincide en sus conclusiones con la FDA, sin identificar riesgos importantes para la salud. Y añadiendo también que los empastes de amalgama son especialmente útiles y recomendables en algunas circunstancias específicas, con una relación riesgo-beneficio positiva.

Incluyo también los enlaces a otras revisiones científicas publicadas, que en sus conclusiones no encuentran evidencias significativas de alarma y que adjuntan referencias a gran cantidad de estudios que analizan el posible efecto para al salud desde numerosos puntos de vista: acumulación en el organismo, relación con enfermedades en adultos y niños, el caso de las embarazadas, etc.
En definitiva y como conclusión, la evidencia parece indicar que aunque tengas amalgamas de mercurio en tus dientes o muelas, puedes dormir bastante tranquilo y sin obsesionarte por hacerlas desaparecer de tu boca. Si eres de los más hipocondríacos y lanzados, te aviso que el remedio podría ser peor que la enfermedad; los expertos recomiendan no liarse a cambiar estos antiguos empastes por nuevos más blancos y saludables, ya que se ha comprobado que la cantidad de mercurio que se desprende en forma de vapor durante su eliminación se dispara. Además, como ocurre con toda intervención, el proceso tiene también sus riesgos (por ejemplo, por el uso de anestésico local). Así que solo hay que llegar a este punto si por razones médicas es totalmente necesaria su reparación o sustitución.

Por cierto, de nuevo la Wikipedia en español deja bastante que desear. Como suele ocurrir en estos temas tan del gusto del maguferío, vuelve a dar una gran credibilidad y preponderancia a las afirmaciones y teorías más alarmistas, como se puede comprobar en su entrada sobre la Amalgama. En línea con lo que ya denuncié en este post anterior. Otra vez Spain is different... pero para mal.

15 comentarios:

Demóstenes dijo...

(tu entrada me recuerda que ya debería ir pidiendo hora para el dentista...)

Siempre se van creando alarmas sociales y teorías conspiranoicas, ya sean los empastes de mercurio o los edulcorantes artificiales o la energía nuclear (de la que yo estoy en contra, pero por razones distintas a las que se van oyendo por ahí).

Al menos me alegro de que hayas aclarado un poco la cuestión de los empastes, porque así si me tienen que poner algún empaste -que no tengo ninguno- y es de mercurio no me preocuparé porque me dé un chungo.

Centinel dijo...

Demóstenes, es difícil que hoy en día te pongan uno de esos. Y te doy la enhorabuena por no tener ninguno, eso es que tienes una magnífica salud bucodental.

Anónimo dijo...

Entiendo tu postura si no has profundizado en el tema, es lo que uno suele pensar al enfrentarse a él por primera vez. Me gustaría dar una opinión diferente:
El mercurio sí que se acumula en el cuerpo. Quizás no en su forma elemental, pero es que el mercurio elemental se transforma rápidamente en mercurio inorgánico dentro del cuerpo. Hay estudios en los que han puesto amalgamas a monos y ovejas, y han observado que se acumulaba en sus tejidos. Hay por ej un estudio con autopsias, donde se relacionan las amalgamas con la acumulación de mercurio en diversas partes del cuerpo. Tienes la referencia en el enlace de la wikipedia que has criticado. Tb hay estudios que relacionan amalgamas con problemas de tiroides, enfermedades mentales,enfermedades neurológicas etc. Sólo hay que querer encontrarlos, están en las revistas médicas oficiales. Los abstract se encuentran fácilmente por internet.

Pones un pdf de la IAOMT. La IAOMT está en contra del uso de la amalgama. http://iaomt.org/iaomt-position-paper-dental-mercury-amalgam/
"El riesgo de enfermedad o lesiones relacionadas con el uso del mercurio dental presenta un peligro excesivo, directo y sustancial para la salud de los pacientes y del personal dental".

Las amalgamas se pueden quitar sin peligro en dentistas que usan protocolo de seguridad con mascarilla de oxígeno. Cada vez son más, afortunadamente.

He leído esas revisiones que has puesto, y la verdad es que no son nada en comparación con los estudios que afirman lo contrario. La primera revisión por ej, es muy simplista. En el tema de amalgamas y adultos dice que en un estudio no se encontró asociacion con fatiga crónica ni con enfermedades del riñón. ¿Y ya está? ¿Esa es toda la aportación que se puede hacer tras revisar cientos y cientos de estudios que hay escritos sobre el tema? ¿Y sobre las demás enfermedades qué pasa? Luego dice por lo bajini que se encontró una relación con la esclerosis múltiple, pero que seguramente sería debido a otros motivos. En fin...

Creo que para forjarse una opinión hay que leer la literatura a favor y en contra. Y no hacer mucho caso de las autoridades sanitarias, que al fin y al cabo, están sujetas a muchas presiones y a intereses económicos y políticos. Aquí encontrarás información sobre científicos que no están de acuerdo con la ADA.
http://www.mercuryexposure.info/

Y una última cosa. Leyendo el pdf que has puesto de Iaomnt, me he enterado que las amalgamas están prohibidas en Dinamarca, Noruega y Suecia. Pues por algo será.

Es cierto que no hay que alarmar porque no necesariamente uno tiene que enfermar si lleva amalgamas, pero tampoco hay que irse al lado contrario y decir que son completamente seguras y que no pasa nada, porque eso es una falsedad como una catedral.

Centinel dijo...

Vamos a ver: Por si no ha quedado claro en el post, al igual que la IAOMT estoy a favor de que las amalgamas de mercurio se dejen de utilizar y los empastes de resina sean la única opción. Está claro que la época del mercurio ya pasó y que hay mejores opciones. Pero de promover el cambio a asustar a la población diciéndole que se está intoxicando gravemente, hay un trecho.
Estoy de acuerdo contigo en que hay que conocer las versiones de los dos lados y eso es lo que he intentado hecho antes de escribir el artículo, que empecé a escribirlo “en blanco”, sin un prejuicio previo porque a mí el tema ni me va, ni me viene (en cualquier caso, yo siento más simpatía por la resina, por la historieta que cuento en el post, ya que tuve que hacer un trabajo sobre ese material). Y para ello he buscado revisiones desde bases de datos genéricas, que creo que son son más imparciales.
La IAOMT es una asociación con clara y definida ideología, que no digo que sea ni buena ni mala, pero “se vende” como anti-amalgamas de mercurio. Me hace gracia que digas que “no hay que hacer mucho caso a las autoridades sanitarias” (supongo que también te refieres a la ADA, la Asociación de Dentistas Americana, la que tiene más peso e influencia en EEUU) “porque, que al fin y al cabo, están sujetas a muchas presiones y a intereses económicos y políticos”, pero que no consideres que la IAOMT los tenga. Como por ejemplo, todo el formidable negocio que les generaría el cambiar todas las amalgamas de mercurio de toda la población. O los intereses de alguno de sus sponsors (http://iaomt.org/information-gallery/sponsors/ ), que venden precisamente productos que se anuncian como “más naturales”. Intereses hay en todos lados, citar solo los del enemigo no es honesto.
Afirmaciones del tipo “Dinamarca, Noruega y Suecia lo han prohibido, por algo será” son peligrosas. Cualquiera podría pensar lo contrario, “el 98% de países del mundo no lo han prohibido, por algo será”. Además, como se especifica en la nota de prensa (http://www.reuters.com/article/2008/01/03/idUS108558+03-Jan-2008+PRN20080103) y por lo que he leído en las notas originales, las razones principales para la prohibición son medioambientales (las razones de salud son más preventivas y quedan en segundo nivel). Y dejémoslo claro: esa prohibición significa que los nuevos empastes se realizarán con resina, algo que comparto y me parece muy bien. Pero de ahí a empezar a pedir a la gente que empiece a quitarse los empaste de amalgama hay un trecho. No hay pruebas que justifiquen este tipo de iniciativas, ni mucho menos.
Un consejo: En lugar de criticar una revisión (de las tres que incluyo, pero hay más) que habla de los estudios que han analizado precisamente las enfermedades que más a menudo se suelen relacionar con la intoxicación por mercurio, las relacionadas con el sistema nervioso y los riñones, entre otras, y que llega a conclusiones que veo que no te gustan demasiado, la próxima vez te recomiendo enlazar al menos una de esas que tú conoces y que mencionas una y otra vez. Pero que nos hemos quedado sin saber cuáles son.

Anónimo dijo...

En http://www.mercuryexposure.info/ puedes encontrar como te dije muchos estudios. Pero bueno, así buscando rápidamente: amalgamas riñón: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22893351 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22683759 ; amalgamas y depresión y ansiedad http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8153237 ; amalgamas y tiroides http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22426797

Siempre habrá estudios con un resultado negativo y otros con un resultado positivo. Por eso creo que es importante conocer también estos estudios, y que cada uno se forje la opinión que quiera. Se pueden buscar fácilmente en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/

Yo basándome también en la evidencia científica, creo que si tienes problemas de salud y amalgamas dentales, está muy justificado que los sustituyas por composite.

Un saludo.

Centinel dijo...

No creo que se deba poner al mismo nivel una revisión (que analiza los resultados de MUCHOS estudios) con un estudio suelto, que es lo que tú has enlazado, alguno con muy pocas personas estudiadas.

Hay resultados diferentes, pero si la mayoría de ellos llegan a una conclusión, la evidencia más sólida debería ser esa, no la que elija cada uno.

Anónimo dijo...

Pues a mi el articulo de la wikipedia me parece que es muy comedido. Yo habría metido mucha más información sobre los efectos del mercurio en la salud. En cualquier caso está perfectamente referenciado, ¿crees que los estudios están mal hechos?. Hasta la FDA (muy dada a minimizar todos los riesgos para no crear alarma social) reconoce que hay casos de intoxicación por mercurio en personas sensibles y repuestas alérgicas (hipersensibilidad y alergia), aunque la genética subyacente se desconoce.

Hay muchos casos documentados desde 1850, de magufada no tiene nada. Es una triste realidad, que como a ti no te a afectado, símplemente no te importa. Desde luego estás haciendo un flaco favor a las personas que tienen o han tenido problemas con sus empastes, que obviamente son una minoria, pero no por eso son menos importantes. Sea como sea el mercurio es una sustancia tóxica y contaminante que se tiene que desterrar del uso médico en la medida de lo posible.

Aquí hay dos visiones, la de quienes creen que no hay que crear alarma social y por tanto negar que haya problema alguno, y la de quienes habiendo estado afectados por el mercurio saben de su peligrosidad y de los problemas que conlleva la falta de información para los afectados, y deciden hacerlo público para que estos no sufran más de la cuenta. Y entre esas dos posturas está la controversia.

Y otra cosa, la salud y el medioambiente no son cosas distintas. Si el pescado se contamina con mercurio, tu te lo comes, y al final también afecta a la salud. No sé por qué se le da tantas vueltas a algo tan sencillo. Algunas personas son más sensibles al mercurio y bajo algunas circunstancias las amalgamas pueden liberar más mercurio de lo que se espera. A partir de ahí es muy fácil de entender, y sólo hay que evaluar lo importante que es la minoría que tiene problemas con sus empastes. En cuanto a los efectos del mercurio a bajas dosis a muy largo plazo y su relación con enfermedades neurodegenerativas, hay muchos indicios, y ahí aún hay discusión en el mundo científico, sino, evidentemente no se seguiría investigando.

Y sí, Spain different, para mal, si no mírate este artículo.

Economic benefits of methylmercury exposure control in Europe: Monetary value of neurotoxicity prevention

España es el país de la UE cuyas mujeres fértiles están más expuestas a mercurio, con los efectos que eso tiene para el desarrollo neuronal del feto, pero supongo que tampoco es para hacer melodramas, serán magufadas también...

Anónimo dijo...

Menos opiniones y más datos y pruebas, amigo. Afirmas muchas cosas sin aportar evidencias. Deja de meterte con el autor y de intentar desprestigiarle. Rebate sus argumentos como debe hacerse, con datos concretos.

Enrique dijo...

No me he metido con el autor ni he intentado desprestigiarle, en cualquier caso se desprestigiará él con lo que escriba.

En el mensaje del otro anónimo ya hay algunos datos. En pubmed hay una larga lista de artículos con los que hacerse una idea. En la pagina de la wikipedia que se ha denostado injustificadamente también hay por donde empezar, y no se ha hecho intento alguno de rebatirlos, luego deduzco que el problema realmente no es la falta de datos sino de voluntad por esclarecer las cosas, por tanto no voy a ponerme a dar montones de referencias y exponer sus datos sabiendo que ni se van a leer. A quien realmente le interese puede buscar él mismo.

Hay que diferenciar lo que es ciencia de lo que es política. En el campo científico está bastante claro, salvo por los aspectos genéticos que aún están en investigación. En cuanto al problema político, pues los problemas no se solucionan negándolos, sino resolviéndolos, y este problema se resolverá cuando se abandone definitivamente el uso de mercurio en la odontología. Por suerte para los futuros pacientes, ya queda menos para ese día.

Y tranquilo que ya no doy más opiniones...

Anónimo dijo...

Y de nuevo sin pruebas y sin datos...

Antonio dijo...

y por que no en vez de tanto hablar conjeturas preguntas directamente a los que lo han sufrido? Yo tenía nada menos que 11 amalgamas de mercurio, ahora aun tengo 7, pero mi salud está mejorando notablemente, simplemente con quitarme 4 amalgamas y hacer una desintoxicacion con alga chlorella, cilantro y vitamina c. He pasado de tener insomnio, taquicardias , hipertension, sarpullido , ansiedad, dolores musculares y dolores de cabeza continuos, a tener una vida medianamente normal y por cierto ningún medico me habia encontrado ninguna causa razonable para todos esos sintomas, se limitaban a darme tranquilizantes que no me servían mas que para empeorar los sintomas o dejarme medio drogado

Antonio dijo...

que pruebas cientificas son necesarias? acaso no es peligroso el mercurio para el organismo? amalgamas con 50% de mercurio,no creo que hagan falta muchos mas datos, pero para quien aun no le de el cerebro para ver lo obvio, ni creer a quienes lo han vivido y están viviendo ahí van pruebas:
http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=689
si quereis mas solo teneis que buscar un poco en google , hay cientos de científicos que lo han probado, otra cosa es que muchos mas aun sean unos excépticos que prefieren seguir matando a la gente en lugar de aceptar un error cometido durante mas de un siglo. Lo que pasa es que demasiados odontólogos sin prejuicios ni conciencia ninguna han ganado dinero durante mas de un siglo a costa de la salud de millones de personas y no tienen el valor de reconocer lo obvio, el crimen que se ha estado cometiendo contra la humanidad durante tanto tiempo , porque el día que se reconozca la toxicidad de la amalgama, van a tener que pagar indemnizaciones millonarias a demasiadas personas, eso es lo que realmente les impide reconocer la verdad, como siempre , el dinero

karina dijo...

No se que tanto tenga que ver las amalgamas con la salud. Pero en mi caso particular me las pusieron cuando tenía 7 años de edad... y los 9 empece a sufrir de ansiedad generalizada, crisis de panico y convulsiones que despues de 20 años hasta ahora los padezco.

Cuando comenzé a investigar porque ya ni ir al psiquiatra y medicarme me ayudaba, me retire las amalgamas, ya ha pasado un año y estoy mejor, las crisi han disminuido notablemente.
Así que les dejo a su análisis.

José María Sánchez Soler dijo...

Creo que no se está enfocando el problema en su dimensión real.

Yo tengo un mieloma múltiple y también una intoxicación por mercurio. Ya sé que nunca podré demostrar una relación directa, pero tampoco es mi objetivo.

Publicaba abc un artículo en el que decía que la unión europea a prohibido el uso de mercurio en los termómetros por "presentar un riesgo para la salud humana y el medio ambiente, dado que además existen otros alternativos." Esto lo dice la unión europea, no yo, pero a la vez no prohibe el uso de las amalgamas dentales. No lo entiendo y sí que lo veo como una protección de las autoridades sanitarias a los lobbies farmacéuticos.

Intenté publicar un comentario al respecto y no me lo publicaron. Los medios de comunicación también dependen de la industria farmacéutica y sus anuncios. Pero esto deben ser teoría conspiranoicas nuestras como mi cáncer.

Todos consumimos mercurio, en el pescado y otras fuentes, el tema es que nuestro cuerpo lo elimina entre otros mecanismos con el glutation.

El problema es que hay un porcentaje de la población (10-20%), entre los cuales me encuentro, que no sintetizamos este aminoácido y por tanto no eliminamos los metales pesados. Para nosotros las amalgamas son veneno.

Yo me he quitado la que me pusieron cuando tenía 14 años, que lo entiendo pues no se sabía de su toxicidad, pero también dos que me pusieron hace dos y que a pesar de ser mas resistentes, no se justifican por su toxicidad. La única justificación es que son mas baratas.

Insisto, si se prohiben en los termómetros ¿porqué es legal que me lo pongan dentro de la boca y no está igual de prohibido que en los termómetros? ¿Se le ocurre a alguien alguna explicación coherente y diferente a que se protege a la industria farmacéutica?

José María Sánchez

casta henry dijo...

El mercurio te mata. Eres de esos escepticos que va desmintiendo a los conspiranoicos. Que pesar me da. Entonces desde su punto de vista occidental, cientifico, cartesiano, desmienten desde la hybris del punto cero,van desmintiendo desde la logica cientificista, por ejemplo, tradiciones orientales, indigenas, etc. Hasta desconoces en un plano energetico los efectos de los metales en el cuerpo, eso no cabe en tu logica. Ahora, que vas a encontrar relación aunque puedas coger uno por uno cada relato de intoxicados por mercurio de internet que es la evidencia de evidencia que gana a cualquier evidencia de cualquier institucion y a cualquier experimento cientifico incluido el tuyo. No, tu no vas a ver ninguna relación por que la ADA, que miedo esta institucion, no lo confirma así, y por que solo unos pocos paises lo prohiben y no el resto jajaja que razonamiento mas atravesado.
El mercurio mata. Puedes oler un poco que mata. Has un esfuerzo para que entiendas que mata.

Un saludo, ahh y te recomiendo ser mejor esceptico positivo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...