14.5.11

40 años, el momento de dar un giro radical a tu vida

Tal y como comentaba hace unos posts, hay malos hábitos muy extendidos y populares que son sorprendentemete dañinos. El fumar, el sedentarismo, la mala alimentación y  el estrés. En diferentes estudios se ha demostrado que (estadísticamente), una persona fumadora, sin actividad física, con mala alimentación y obesa, podría vivir entre quince y veinte años menos. Son muchos, ¿verdad?

Pues te parecerán aún más si has llegado a los 40, la edad de la famosa crisis, porque tu situación está alcanzado un punto sin retorno. Lo dicen los estudios. A partir de esa edad, las acciones correctoras que tomes van a tener cada vez menos efecto. Si antes siempre te quedaba la opción del "ya lo arreglaré mañana", a partir de este momento cada día de retraso en dejar estos malos hábitos tiene una penalización, ya que el cuerpo no es capaz de recuperarse en su totalidad. Por ejemplo, si dejamos de fumar a partir de los 50 en lugar de a los 40, habremos perdido unos tres años, y si lo hacemos a los 60, los años perdidos serán siete (Estudio: Mortality in relation to smoking:50 years observation on male british doctors). O si cambiamos nuestra alimentación y empezamos a comer mas vegetales y verduras a partir de los 50, no tendrá ningún efecto positivo sobre las posibles incidencias cardiovasculares,  teníamos que haberlo hecho antes (Estudio: Low fat dietary pattern and risk of cardiovascular desease). Lo único de lo que si que puedes obtener algún beneficio a partir de los 50 es del ejercicio, pero llegado este punto, necesitarás practicarlo durante 10 años para que puedas disfrutarlo (Estudio: Total mortality after changes in leisure time physical activity in 50 year old men).

Así que, para que te hagas a la idea, si eres cuarentón o cuarentona, puedes considerar que por cada día que pasa y que sigues fumando, comiendo mal, sin hacer ejercicio y con sobrepeso significativo, pierdes un segundo día de vida. Es decir, que por cada día que vives, "cuentan" dos. Y eso por no hablar de la calidad, de vida, que cada vez será peor: Enfermedades, dolencias, problemas físicos... Todo esto te afectará a tí, y afectará dolorosamente a tus hermanos, hijos...

Brutal, ¿no? ¿No crees que podría ser el momento de darle un giro importante a tu vida? Ten en cuenta que, además, te sentirás mucho mejor, física y psicológicamente, disfrutarás más y te sentirás mucho más satisfecho con todo lo que hagas. Y antes de justificarte con excusas del tipo "es que no tengo tiempo"o "estoy muy ocupado", piensa si todo eso es más importante que tu propia vida.

Y si ya estás por los 50 o 60, evidentemente, cuanto antes cambies, mejor. Más vale tarde que nunca, que la cuenta atrás ha comenzado y hay muchas cosas por hacer...

1 comentario:

Wolbachia dijo...

Me queda medio año para los cuarenta, justo a tiempo!!
Comparto ;)