12.2.11

Desayunos sin hidratos de carbono

Los excesos de las pasadas fiestas y alguna que otra costumbre poco saludable me han obligado a retomar por una temporada las recomendaciones que cuento en la sección sobre dietas bajas en carbohidratos. La situación no es todavía crítica, pero la tendencia empezaba a ser preocupante. Y al ponerme a ello, he vuelto a recordar la parte más dura de esta dieta: los desayunos. Sobre todo en al primera fase, al tener restringidos radicalmente todo tipo de carbohidratos, no se puede tomar leche ni dulces, lo que complica sobremanera el desayunar algo con lo que te sientas satisfecho. Vale que puedes comer jamón, queso, huevos revueltos, etc, pero el cafecito con leche o el colacao con galletas o bollos se echan demasiado de menos.
A base de rebuscar por supermercados, he encontrado algo que puede ayudar a sustituirlos. No es lo mismo, claro que no, pero pueden hacer ese corto periodo un poco menos doloroso por las mañanas.
Sustituto del café con leche:
Haz café descafeinado y mézclalo con bebida de soja sin azúcar (leche de soja). Cuidado, que la mayoría de las bebidas de soja, como saben un poco amargas, tienen azúcar. En este informe de la revista Eroski (aquí en pdf, con tabla comparativa) tienes un buen análisis de varias, tres de ellas sin azúcar. Yo compro la de Granovita, tiene menos de un gramo de carbohidratos por cada cien. Luego, si te gusta dulce, puedes añadir edulcorante.
Sustituto del colacao:
A la misma bebida de soja añádele cacao puro sin azúcar y edulcorante. Puedes encontrar el cacao en grandes superficies (Valor tiene uno) y en tiendas de dietética.
Sustituto de las galletas o bollos:
Para hacer una especie de bizcocho, sigue esta receta: Muele unas 12 cucharadas soperas de lino. Mezcla en una batidora 6 huevos, un chorro largo de aceite de girasol, edulcorante equivalente a 8-10 cucharaditas de azúcar, una cucharada y media de cacao puro sin azúcar y un sobrecito de levadura en polvo. Añade el lino molido y bátelo todo. Viértelo en un recipiente de unos 2 litros y mételo al microondas al máximo durante 10 minutos. Queda como ves en la foto de debajo, no es que sea el bizcocho de la abuela, pero no está mal. Lo puedes acompañar con margarina o mantequilla, para darle algo de gracia.
Aunque te parezca sorprendente, lo más complicado de esta receta es moler el lino. Con un molinillo de cuchillas, típico de café, no podrás hacerlo (al menos yo no he podido). Necesitarás un molinillo de muelas (fácil de encontrar pero algo más caro) o alguna máquina multifunción potente.

9 comentarios:

PRIMAVERITIS dijo...

Para el desayuno, bate un huevo, una cucharada de salvado de trigo, media de salvado de avena, un chorro de leche de soja y un chorro de sacarina
hazlo en la sartén como si fuera una crêpe
si tienes margen de CH, lo untas con mermelada sin azucar o philadelphia, te juro que te olvidas de las tostadas y las madalenas
nota: yo me zampo dos de esas tortas por la mañana con el café con leche de soja.

Centinel dijo...

MMhh, suena bien, habrá que probarlo...

Diane K. dijo...

¿Qué problema tiene el café con leche (sin azúcar)? Estoy en proceso de mejorar la calidad de mis desayunos y me van a volver loca las diferentes recomendaciones que leo por ahí. También es verdad que no sigo ninguna dieta específicamente baja en carbohidratos, pero en este caso creo que daría igual, ¿no?

Un saludo.

Centinel dijo...

Hola, Diane. Si vas a seguir una dieta especialmente baja en carbohidratos, la leche tiene lactosa (un azúcar) y por lo tanto una taza tiene unas 10-15 gramos de carbohidratos. Si no vas a seguir ese tipo de dietas, que sepas que aunque no añadas azúcar, comes unos gramos, tú decidirás si quieres tomarla o no.
Un saludo.

Diane K. dijo...

Gracias por tu respuesta. Veré los parámetros que comentas. Lo que hago es repartir un vaso de leche a lo largo de todos los cafés que tomo durante el día, pero es posible que intente reducir la cantidad según la información que encuentre por ahí.

Un saludo.

Didiya dijo...

Buenas!

Enhorabuena por el blog. Le hable de esta receta a la gerente de una tienda de productos naturales, y me sugirió que utilizara harina de linaza, en vez del lino molido, que ya viene lista lista para usar ¿Qué opinas tú de esto? ¿Cambiaría mucho la receta? ¿Es el lino imprescindible, o podría sustituirse por otros productos (harina de soja, harina de maiz, etc)

Centinel dijo...

Gracias, Didiya.
La harina de linaza si es real, es lo mismo: Lino molido. Así que no hay diferencias.
El resto de harinas tienen una composición totalmente diferente: Mayor cantidad de carbohidratos, menos grasas omega3... dependerá de tu dieta y tus objetivos. La de maíz es muy parecida a la de trigo, así que por cambio de nutrientes, no merece la pena.
Un saludo.

Laura Guillen dijo...

Pasarse con los edulcorantes podría ser peligroso ¿verdad?. Segúna tengo entendido no pocos estudios los relacionan con el desarrollo de algunos cánceres, al menos en mamíferos...

Centinel dijo...

Pues más bien no, a no ser que te comas varios kilos al dia durante mucho tiempo. Son mitos y exageraciones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...