31.12.10

¿Realmente las descargas son gratis?

Una reflexión más para el barullo de estos días a cuenta de las descargas, Alex de la Iglesia, la Ley Sinde y todo eso: Si alguno se descarga música con el emule, o el BitTorrent, o como sea, ¿realmente le está saliendo gratis? Pues va a ser que no, ni mucho menos.
A continuación, una relación de las situaciones en las que pagamos (directa o indirectamente) a los creadores musicales (o mejor dicho, a la SGAE), independientemente de si después usamos nuestra compra o no el ámbito musical:


- Cuando compramos un CD grabable o regrabable.
- Cuando compramos un DVD grabable o regrabable.
- Cuando compramos un disco duro interno.
- Cuando compramos un disco duro externo.
- Cuando compramos un disco duro multimedia.
- Cuando compramos una grabadora.
- Cuando compramos una memoria USB.
- Cuando compramos una memoria SD o microSD o...
- Cuando compramos un reproductor mp3, mp4...
- Cuando compramos un eReader con reproducción de música (casi todos).
- Cuando compramos un equipo de música.
- Cuando compramos un ordenador.
- Cuando compramos un móvil multimedia (es decir, ya todos).
- Cuando adquirimos un tono-politono o musiquilla para el móvil.
- Cuando nos cortamos el pelo (si la peluquería tiene música, paga canon).
- Cuando en nuestra boda hay música.
- Cuando vemos la tele (aquí pagamos con publicidad, ya que las teles pagan canon).
- Cuando escuchamos la radio (aquí pagamos con publicidad, ya que las radios pagan canon).
- Cuando vamos a una discoteca.
- Cuando nos tomamos algo en una cafetería o un bar.
- Cuando utilizamos musiquitas de espera en la centralita del trabajo.
- Cuando utilizamos un transporte que pone (o puede poner) música.
- Cuando vemos en el cine o en casa una película que tenga música.
A todo esto habría que añadir la linea de teléfono y el servicio de internet, que suponen una pasta. Y seguro que me dejo alguna situación, así que bienvenidas sean las aportaciones.
Por cierto, ahora que lo pienso, hace años que no me descargo nada de un músico español, tendré que ponerme las pilas, porque pagar se puede pagar, pero pagar pa ná, es tontería.
Aunque la verdad es que no me gusta ninguno, jope...

29.12.10

Reflexiones sobre la cultura, internet y la Ley Sinde

Sencillamente magnífico el artículo de La Aldea Irreductible. Imprescindible.
Esta es la segunda parte. Y esta la tercera.
Sobre todo tras leer que "Mentiras y gordas’ recibe la ayuda pese a que la ministra participó en ella en calidad de guionista". Que no sé si será cierto, pero si lo es, es para cagarse, con perdón. No solo porque participara como guionista, sino porque es la peor película que se ha hecho en en España en muchos años. Lo juro.

27.12.10

Desde Power Balance se reconoce que la pulsera es un timo

Los de Power Balance Australia han tenido que publicar lo siguiente, reconociendo que su producto es un timo:
"En nuestros anuncios hemos afirmado que la pulsera Power Balance mejora tu resistencia equilibrio y flexibilidad. Admitimos que no hay evidencia científica creíble que sustente nuestra afirmación y por lo tanto hemos incurrido en una conducta engañosa, incumpliendo tal y cual...."
Los powerbalanceros italianos han tenido que pagar 350.000 euros de multa por lo mismo, tan solo 23 veces más que los 15.000 eurillos de multa españoles. Si es que en España siempre somos muy generosos. Sobre todo con los caraduras.
De todas formas, los que todavía quieran creer en la pulsera milagrosa, que no se preocupen, aún hay argumentos para seguir llevándola:
  1. Será que todavía no se ha descubierto su mecanismo de funcionamiento, ya llegará.
  2. No hay estudios por culpa de los científicos, que son unos inflexibles.
  3. ¿Y cómo sé yo que esa declaración no es un montaje?
  4. Es una maniobra financiada por las multinacionales farmacéuticas.
  5. Me da igual, mola.
  6. Pues a mí me funciona.

25.12.10

Las descargas de archivos y las analogías trampa

En el último artículo de El País de Javier Bardem, El botón mágico, rabioso por la no aprobación de la ley Sinde, vuelve a recurrir a las analogías para explicar las descargas de internet. En este caso habla de tomates y pintura, y de botones mágicos que permiten disponer de gazpacho y de habitaciones pintadas gratis. Todo para decir que descargarse archivos es como robar tomates. No me gustan demasiado las analogías y comparaciones, porque siempre suelen ser interesadas y sólo muestran el lado sobre el que se quiere persuadir.
Puestos a hacer analogías con la industria musical, se nos podrían ocurrir todas estas:
  1. Compras tomates, y si los utilizas en un restaurante para tus clientes, pagas un extra por ganar dinero con ellos. y si decoras tu restaurante, como tus clientes lo ven más bonito y quizás acudan más, tienes que pagar un canon al decorador por cada comida que das durante toda tu vida.
  2. Vas a comprar tomates y vienen cerrados en una caja que no te permite verlos. Si al abrirlos ves que están verdes, podridos, estropeados o no saben a nada, sólo te permiten cambiarlos por otra caja igual. Eso si hay suerte.
  3. Casi siempre, en las cajas de tomates hay uno o dos decentes, pero el resto suelen estar estropeados o sin sabor. Pero recuerda, solo puedes comprar una caja entera y cerrada.
  4. Cuando compras un tomate, pagas un extra por si lo compartes en una ensalada con amigos o familiares. No importa que sea solo para ti, por si acaso, pagas.
  5. De cualquier forma y aunque hayas pagado el extra para compartir tu tomate, en los medios de comunicación te llaman ladrón si te comes un ensalada con tu familia o amigos y quizás hasta te denuncien. Aunque los jueces luego siempre te den la razón, el mal trago no te lo quita nadie.
  6. Todos estos pagos extra se reparten entre los fabricantes de tomates y decoradores, cuanto más tomates hayas vendido o locales decorado, más cobras.
  7. Como solo las grandes multinacionales son capaces de sacar tomates rentables, el gobierno decide subvencionar todo tipo de pequeña actividad, aunque no sea competitiva, y ahora en España también cultivaremos a todo trapo maíz, bambú, piña, soja, o lo que haga falta y diseñaremos y fabricaremos a mansalva y a cuenta en gran parte de las arcas del estado (es decir, de los bolsillos de los españoles), automóviles, electrodomésticos, televisiones, ordenadores, trenes, autobuses, cohetes, estaciones espaciales, etc.
Ya puse más ejemplos de analogías y comparaciones en este post anterior. Y es que hay profesionales y sectores que luchan por ser competitivos y piensan que estos creadores son unos privilegiados y que hay muchos tipos de creaciones que no tienen las mismas ventajas. Basta con preguntar a médicos, físicos, químicos, biólogos, ingenieros, arquitectos, y bastantes más, que también se consideran creadores.
¿Son justas y correctas estas analogías? ¿Y las de Bardem?

22.12.10

Ley Sinde: Por qué me alegro de que no la hayan aprobado

Como todos sabemos, al final el PSOE no ha logrado los apoyos necesarios para que la ley Sinde fuera aprobada, así que, de momento, las cosas siguen como estaban. En parte me alegro, y estas son las razones:
  1. Que quede claro que pienso que los creadores deberían poder tener posibilidad de vivir de sus creaciones ganando dinero con ellas. Si el público les acepta, claro.
  2. Pero el sistema actual favorece a unos tipos concretos de creaciones (sobre todo cine y música) y a un grupo concreto de creadores.
  3. Ya vale de hablar de descargas ilegales. Los jueces en numerosas ocasiones han dicho que compartir música no es ilegal en España.
  4. No es coherente aprovecharse con lo que me gusta de una ley y renegar del resto. El canon por copia privada permite a los creadores ingresar mucho dinero como compensación de la copia privada (que incluye la posibilidad de compartirla). Entonces, ¿la copia es se puede hacer o no?Además, el criterio de aplicación del canon es discriminatorio. Si un bar tiene que pagar un pastizal por poner música, porque obtiene "un valor añadido" en su negocio, ¿por qué los músicos no pagan un canon al fabricante de instrumentos, al de furgonetas o al de equipos de sonido, si también obtienen un evidente valor añadido?
  5. Las formas han sido sencillamente vergonzosas: Como los jueces, una y otra vez, no han interpretado la ley como a los creadores les gusta, se intenta sacar una ley para que la investigación y la decisión inicial de cerrar o no una web la tome un grupo afín a los mismos.
  6. Una ley de ese tipo es pan para hoy y hambre para mañana. Criminalizando a los clientes nunca ha sido la mejor forma de vender más. Se puede ganar dinero con sistemas de venta más acordes con los tiempos que vivimos, y si no que se lo pregunten a iTunes, plataforma desde la que se vendió una cuarta parte de la música en USA en 2009. Se trata de desarrollar modelos de negocio nuevos, pero claro, para eso hace falta cambiar muchas cosas y eliminar muchas poltronas. Por ejemplo, no tiene sentido pagar lo mismo por un libro digital que por uno en papel, por razones evidentes.
  7. Por mucha ley que se hubiera aprobado, en poco tiempo habría salido otra forma de compartir contenidos. Los que estamos en la red desde sus inicios lo llevamos viendo desde siempre, ningún método de control es invulnerable y los contenidos "no oficiales" siempre han sido fáciles de conseguir.
  8. A lo que los creadores deberían temer es a su competencia y a su propia incompetencia. Me refiero a los innumerables contenidos gratuitos que uno puede encontrar en la red. Música, documentales, animaciones, diseños, fotos, etc, de gran calidad, cedidos por aficionados, generosos, interesados, o quien quiera que sea, de forma gratuita. ¿Es que eso no es arte? Es fácil encontrar canciones magníficas, artículos maravillosos, libros muy interesantes, fotos alucinantes y documentales muy dignos gratuitos. Como los creadores "de cobro" no se pongan las pilas ofreciendo más y mejor, tendrán que dedicarse a otra cosa.
Y para completar, recomiendo leer estos artículos:

10.12.10

La dieta más barata y equilibrada

Ni dieta baja en hidratos de carbono, ni dieta ayurvédica, ni leches. Leo en La Ciencia de la Mula Francis que se ha publicado un estudio en Science que asegura que una forma eficaz de comer menos es imaginarse a uno comiendo lo que después comerá de verdad. No, no es un trabalenguas, copio-pego la explicación:
"Un estudio que nos ofrece la mejor dieta posible para adelgazar, la dieta más barata: antes de comer cada plato, hay que pensar 30 veces en estar comiéndoselo. Pero, ¿qué pasa si se imagina uno comer un alimento diferente al que luego se consume? Según otros experimentos del estudio no influye en absoluto. Hay que imaginar que se come uno la misma comida que realmente se acabará comiendo. (...)
En psicología, la habituación se refiere al proceso de acostumbramiento o aprendizaje no asociativo a los estímulos del medio interno o externo. La habituación es un descenso de la respuesta ante un estímulo moderado, repetitivo. Por ejemplo, las personas se sobresaltan con los primeros fuegos artificiales en las Fallas valencianas, pero cuando avanza el día se van acostumbrando progresivamente al ruido. El estudio de Morewedge et al. sugiere que la habituación al estímulo de comer se puede lograr simulando mentamente el acto de su consumo. Para ello presentan cinco experimentos que demuestran que la simulación mental repetida, por sí sola, puede generar habituación."
Podríamos llamarla la dieta del empacho placebo. Si alguien la prueba, que comente algo, por favor.

6.12.10

Vídeos que no te puedes perder

Estos días me he ido encontrando por diferentes fuentes (Fogonazos se lleva la palma) algunos vídeos divulgativos realmente amenos y originales. Cada uno a su estilo, son imprescindibles.

Primero: La ciencia salvó mi alma.
Si no te hace pensar, dudar y maravillarte, es que eres de piedra.



Segundo: Cómo ha evolucionado el nivel y la esperanza de vida en todo el mundo, analizado y explicado de forma espectacular. Así es imposible no interesarse por algo. (Te aviso que está en inglés, pero aunque no lo domines, no dejes de verlo, está tan bien explicado que lo del idioma es casi secundario).



Tercero: El Centro de todas las cosas, una envolvente lección de modestia y escepticismo. Si no ves los subtítulos en español, pincha en el icono que pone CC de la parte inferior.



Cuarto: Herramientas para la detección de sandeces (parte 1).
Ser escéptico no significa ser amargado y aburrido.


La parte 2 está en este enlace.

4.12.10

Interpretando el descubrimiento de la NASA sobre el arsénico

Si estás perdido por el revuelo que ha montado la NASA con el último descubrimiento sobre las bacterias que asimilan el arsénico, no te preocupes, no eres el único. Son cosas del marketing y de la comunicación, que a veces por darle bombo a algo, complican el tema.
Para poder aclararte, te recomiendo el artículo que ha escrito El Paleofreak, con respuesta a las preguntas frecuentes o FAQ. A mí es el que más me ha gustado.

1.12.10

Oliver Sacks y El hombre que confundió a su mujer con un sombrero

Hacía tiempo que no leía un libro de divulgación científica ni publicaba ningún post sobre el tema. No encontraba ninguno que me atrajera especialmente para dejar a un lado las novelas que me han tenido entretenido estos meses. Hasta que cayó entre mis manos El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, del Neurólogo Oliver Sacks, famoso entre otras cosas por la película Despertares, en la que Robin Williams le interpreta con bastante fidelidad.
El hombre que confundió a su mujer con un sombrero no realmente es un libro de ciencia. Se trata más bien de una recopilación de casos clínicos que ha tratado Sacks, en la que nos detalla cómo viven sus increíbles dolencias diversos pacientes, entremezclado con sus reflexiones personales, entre filosóficas y psicológicas. La combinación es espectacular y consigue que el ánimo del lector parezca estar montado en una montaña rusa.
Uno empieza asombrándose por los increíbles efectos que pueden tener algunas lesiones cerebrales: Memorias que no duran más que unos minutos, miembros y partes del cuerpo fantasmas, cuerpos que no son sentidos como propios por sus dueños, superdotados idiotas pero profundamente sensibles, incapacidad para reconocer caras, palabras o gestos, ancianas que de repente se vuelven desinhibidas y picantonas... Tras el estupor llega la tristeza, cuando Sacks explica las extrañas y a veces terribles consecuencias de cada caso en el día a día, los problemas y obstáculos, cómo les obliga a vivir. Pero casi inmediatamente, el neurólogo, claramente positivista, saca a la luz la capacidad de la adaptación humana, la búsqueda continua de una razón para la existencia, las mejores capacidades ocultas que casi siempre presentan y su propio trabajo por ayudar a sus pacientes a dar sentido a su vida y ser más felices. Todo con un estilo ágil, brillante y muy vivo.
Es un libro duro, emotivo, humanista y cautivador, y por eso, por ser como la vida misma, es muy recomendable. Yo diría que imprescindible, tanto si te gusta la ciencia como si no. Tiene casi tres décadas, pero no se nota nada.
Por cierto, acabo de leer en Fogonazos algo que desconocía: El propio Oliver Sacks sufre prosopagnosia, una dolencia que ha visto a menudo entre sus pacientes y que le impide reconocer las caras de las personas. Y ha editado un libro explicando sus vivencias y experiencias. Tiene que ser apasionante.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...