10.10.10

Cómo actualizar el equipo HiFi por poco dinero

Hace unos días viví una situación que seguramente os será familiar. Mi antiguo equipo o cadena HiFi, el que he utilizado para reproducir música los últimos años, pedía a gritos un sustituto. No es que sonara mal, al contrario, su calidad musical era estupenda, pero los avances tecnológicos lo habían dejado KO: No reproducía CD's regrabables, tampoco el formato mp3, lucía una doble pletina totalmente inútil (ya no conservo ni un solo cassete), cuando lo compré la conexión USB ni siquiera existía... Un molesto ruidito en el mando del volumen terminó por decidirme. Aunque le tenía cariño, era bonito y sonaba fenomenal, pensé que era momento de cambiarlo.
El caso es que rebusqué por internet (ahora es mucho más fácil informarse de los modelos existentes sin tener que recorrer una decena de tiendas), pero no terminaba de convencerme ninguno. Los equipos del nivel del mío me parecían bastante caros y me daba rabia sustituirlo por uno superior en tecnología pero inferior musicalmente hablando.
Finalmente se me ocurrió una idea: Muchos equipos HiFi llamados "micro" y "mini" (porque son más pequeños) son bastante asequibles, vienen cargados con toda la nueva artillería tecnológica pero en el momento de reproducir la música suenan bastante peor que los de tamaño normal. La razón principal suele ser que sus altavoces son pequeños y de calidad bastante mediocre, lo que repercute sobre todo en audiciones a un volumen alto y especialmente en los sonidos graves. Es cierto que la electrónica barata de los más básicos también influye, pero los de un nivel medio incluyen chips de una calidad aceptable para cualquier aficionado a la música.
Así que la solución fue fácil: Me compre una cadena "micro" por un precio razonable, y la conecté a los altavoces del equipo anterior, olvidándome de los que traía. El resultado es muy digno, quizás los más sibaritas exijan más, pero a mí, que tampoco me conformo con cualquier cosa, me gusta como suena.
Mi consejo: Cuando vayáis a compraros un equipo de este tipo, valorad la posibilidad de aprovechar vuestros viejos altavoces, si son buenos y no están muy machacados podréis ahorraros un dinerillo. Por cierto, controlad las impedancias de los altavoces, no debe haber demasiada diferencia entre la de los antiguos y los modernos (aunque tampoco es algo demasiado crítico hoy en día) y aseguraos de que el nuevo equipo tiene potencia suficiente para "mover" los antiguos altavoces (podríais tener algún problema sólo si son muy grandes).

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...