5.4.09

Estudiosos pero gilipollas

Es cierto que los escépticos solemos mentar a la ciencia y los científicos cuando exigimos que alguien nos demuestre algo. Yo suelo preferir (aunque a menudo lo olvido) obviar a los científicos y centrarme en LA CIENCIA a secas, quizás más intangible e indefinida, pero también más aséptica, más neutra, más "de nadie". Porque las personas somos como somos y hacemos las cosas que hacemos, tengamos diplomas, títulos, carreras, doctorados o cátedras.

Me basta con recordar a algunos (pocos, por suerte) de los compañeros que tuve en la universidad, sin espíritu crítico, acomodados, sin interés por la ciencia, incluso supersticiosos y, por qué no decirlo, incultos. Aunque supieran aprobar exámenes. He presenciado en primera persona la estulticia de gente supuestamente ilustrada. Médicos que ponen cara de póker al requerirles explicaciones sobre sus prácticas homeopáticas. Psicólogos que se cierran en banda tras pedirles razonamientos para sus teorías. Científicos con vocación Jekyll-Mr Hide cuando se ponen a hablar de religión. Suelo recordar esto cuando alguien justifica alguna estupidez poniendo a algún científico (conocido en su casa) como garante. O cuando se utiliza a la ciencia de forma penosa para justificar una ideología, adornada de un listado de supuestos sabios con algunos tics a imponer sus ideas a todo quisque.

He decidido formalizar esta reflexión tras ver un vídeo youtubero que me ha hecho llegar Galder, de una tal Gloria María de Tomás y Garrido, profesora titular de bioética de la Universidad Católica de Murcia, diciendo sandeces homófobas a diestro y siniestro. Sí señoras y señores, en una sala llena de universitarios, en un curso titulado "Ciencia y Sociedad", y nadie la abucheó, insultó ni escupió tras afirmar que la homosexualidad y la masturbación son enfermedad y vicio que se pueden prevenir hablando más con los padres y no saliendo a ligar:



El vídeo más largo y con más detalles, en el que incluso la susodicha pide un aplauso para sí misma (y el público borrego se lo brinda), envidiosa de que su (crítica) compañera de escenario se lleve todas las ovaciones, está en este enlace de LA SER. Sexólogo, quien subió el vídeo, ha hecho una transcripción del texto. Sus artículos son también dignos de alguien llamado Gloria María. Este sobre los llamados bebés medicamento huele a rancio y a reaccionario desde el primer párrafo. Sus libros tienen que ser de poner los pelos de punta.

Pues eso, que universidad, cultura y abolengo no son siempre sinónimos de rigurosidad, objetividad ni escepticismo. Es lo bueno que tiene la ciencia a secas, que es escéptica con todos. Y por mucho tiempo, espero.

9 comentarios:

SEXOLOGO dijo...

¡Ese vídeo lo subí yo! :-) Por cierto, transcribí la charlita porque en la transcripción que viene en el mismo vídeo hay algunos errores. Y porque vale la pena leerlo antes de ver el vídeo...

Centinel dijo...

¿En serio? ¿Y estuviste allí? Porque se merece una crónica de lo que ocurrió en el evento ya mismo...

Santiago Cano dijo...

Ja! No debería extrañar tanto que en la universidad se digan tonterías. Hay veces que uno no se explica con qué criterio se eligen a los conferenciantes. El amiguismo es un mal que se debría combatir con más severidad.

Yo me considero cristiano y no estoy en contra de la homosexualidad, pero tampoco a favor. Cada uno tienes sus razones y hace uso de ellas con la libertad que se supone que tenemos. Pero de ahí a elaborar teorías para justificarse...

En fin. Centinel, haciendo caso a tu petición, he sustituido la imagen que me comentabas por una un poco más colorista. Ha quedado más a lo Maxfield Parrish que a Corben. Espero que te guste.

Centinel dijo...

Qué bueno, Santiago, esos colores parecen sacados del Corben de los 70, de cualquier Heavy Metal de la época...

SEXOLOGO dijo...

No hombre, no tuve la suerte de escuchar a esta eminencia en vivo y en directo... Me refiero a que ese extracto del vídeo lo colgué yo, porque el que andaba por ahí era uno más largo... Yo corté la parte más interesante y lo subí al youtube, quedando el vídeo que tú agregas en tu post.

Centinel dijo...

Ok, sexólogo, pensaba que fuiste testigo, qué pena...

Santiago, lo de estar a favor o en contra de la homosexualidad me suena un poco raro. ¿Se puede estar a favor o en contra de las apetencias sexuales de alguien si las elige libremente?

Santiago Cano dijo...

Claro que si se puede estar en contra, no de las personas, que como bien dices lo han elegido libremente. Cuando digo que no estoy a favor me refiero a que no haría proselitismo de esa causa.

La heterosexualidad no es que sea un asunto de mayorías, es que solo te la cuestionas cuando quieres probar otras cosas.

el H dijo...

Pues si que es triste que ocurran estas cosas en la universidad y aunque el rector de la U. de Alicante ya emitió un comunicado desvinculandose de las opiniones ya es demasiado tarde.
Coincido con Centinel en que uno de los problemas es la falta de espiritu crítico entre el alumnado, aunque algunos de los compañeros que estuvieron en la conferencia salieron indignados de allí es cierto que al menos en el video no se ve una gran protesta.
Por lo que me toca me entristece que multitud de compañeros de curso que estuvieron allí brillaron por su pasividad, mas aún ciertos profesores que estaban por allí que han hablado en sus clases de la homosexualidad, intersexualidad y transexualidad de forma muy abierta y respetuosa parece que han sido incapces de defender sus ideas frente a esta profesora.
Otro tema es el por qué eligieron a esta energúmena y no a otro ponente, quizás pretendiendo dar voz a alguien con esas ideas, o mas bién por que programan este tipo de actos pensando únicamente en el dinero que les va a reportar sin pararse cinco minutos a revisar si la conferencia a impartir tiene siquiera sentido en el curso o si es ético llevar a la universidad pública a gente tan carca.

kulasaim dijo...

Dedicado a los perros del hortelano...

www.nicolasespositochedel.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...