28.12.08

Predicciones que no llegan (de momento)

En estas fechas tan señaladas, es habitual hacer predicciones para el año entrante. Normalmente predicciones muy generalistas o evidentes, para asegurarse el acierto. A mí, como ya sabéis, me gusta llevar la contraria, así que voy a predecir unas cuantas cosas en el ámbito de la tecnología de consumo que no lograremos el año que viene. Ni el siguiente. Qué demonios, ni en los diez siguientes. Cosas que a menudo se dan por "casi hechas" pero que realmente están más lejos de lo que desearíamos. Si fallo (y ojalá lo haga) , podéis machacarme. Y voy a obviar temas médicos, que son algo muy sensible para mucha gente.
  1. Televisión holográfica. Empiezo arriesgando, porque ya hay bastante tecnología desarrollada en torno al 3D, y tendrán que vendernos cosas nuevas cuando todos tengamos nuetra TV plana. Pero creo que todavía falta un buen tramo para que tengamos hologramas de calidad y realistas.
  2. Coches que vuelan. Aparecen en toda película, cómic o novela de ciencia ficción que se precie, pero hoy en día la tecnología para que los coches utilitarios vuelen es compleja, peligrosa, carísima, antiecológica...
  3. Lectores de la mente. Hace días se ha difundido la noticia de que los japoneses están muy avanzados, pero realmente están en mantillas. Sólo han llegado a decodificar sombras en condiciones supercontroladas. En diez años, ni por el forro.
  4. Aprender algo tomándose una pastilla. Ni en diez, ni en veinte. Quizás en el futuro lejano se consiga de cierta forma programar la mente mediante ordenadores y electromagnetismo, consiguiendo cierto grado de aprendizaje, pero las pastillas necesitarían de nanorrobots diseñados para realizar esta programación directamente en las neuronas o zonas cerebrales. Muy complicado para hacerlo en poco tiempo.
  5. Máquina de los orgasmos. No creo que llegue en 2009, pero no me atrevería a poner la mano en el fuego con lo de los diez años. Es que hace ya diez años inventaron un aparatito de este tipo de chiripa, y está casi dispuesto para su comercialización, pero requiere de una pequeña operación. Tienen que conseguir algo más sencillo y práctico para que se popularice. Además, para muchos, el ordenador es casi eso (junto con el porno al que permite acceder, claro).
  6. Gafas-TV. No sé qué pasa, pero llevo viendo a la venta gafas-TV desde hace bastante años... pero nadie las usa. ¿Por qué será? No tengo ni idea, pero ya puestos, auguro que continuará el fiasco unos añitos más.
¡Cómo que me he animado... ya voy entendiendo a Rappel y compañía! Venga, que estoy lanzado y, ya puestos, me voy a atrever a hacer unas peazo predicciones tecnológico-consumistas de las buenas, de las que se van a cumplir en cinco años o menos:
  1. Todo el mundo (o casi) sustituirá sus ordenadores de base por portátiles.
  2. El teléfono móvil se convertirá en el gadget cuasi-único, incluyendo todas las utilidades: cámara, pda-miniordenador, GPS, reproductor de vídeo y música...
Pues ya está. Pues no, no hay sorpresas, ¿qué esperabais? Ya os he dicho que me sentía cercano a los futurólogos. Además hay crisis, ¿no? Lo siento, no soy como James Barry, que hace cuarenta años hizo sus predicciones y acertó casi todo, el tío.

2 comentarios:

Aspective dijo...

Creo que acertarás en tus predicciones, hechas tipo vidente. Genial el enlace a las visiones de Barry de hace 40 años.
¿Te atreves tú con las del 31 de diciembre de 2048? Bueno te dejo hasta el 2050 que suena más redondo.
Gracias por la entrada

Centinel dijo...

Más que con las predicciones, a ver si acierto con las no-predicciones (o como se digan);-)
Lo de atreverme con nuestro futuro dentro de 40 años, me gusta imaginar, así que me lo pasaría bien elaborando un post pensado y detallado al respecto. Pero me da un poco de pereza, porque puede que yo ya no esté, es seguro que nadie lo leerá ni comprobará, serán simples hipótesis sin demasiada base científica, ... así que pienso... ¿para qué?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...