23.2.08

Fumar y salud a largo plazo: Principales estudios

No existía hasta hace poco una investigación significativa sobre el efecto de reducir la cantidad de cigarrillos que se fuman. Actualmente hay al menos dos, que además, pueden ser un buen ejemplo didáctico sobre los problemas que pueden generar la interpretación de este tipo de trabajos. Hay algunos que, a pesar de estar bien hechos y tener buenas intenciones, pueden dar lugar a resultados cuya lectura puede ser contradictoria. Veámoslos:

El primer estudio es del año 2005 (publicado en la revista JAMA), sobre la relación entre la cantidad de cigarrillos y el cáncer de pulmón (aquí completo en pdf). Pilotado por doctores/as daneses, especialistas en cardiología y medicina pulmonar y trabajadores de hospitales. Ninguna sospecha y seguro que mucha profesionalidad y buenas intenciones. Se realiza seguimiento de unas 20.000 personas durante más de 30 años. Se segmenta el grupo en fumadores severos (unos 20 cigarrillos diarios de media), "reductores" (fueron severos pero han reducido a unos 10 al día), moderados (han fumado siempre algo menos de 10 al día), ex fumadores y no fumadores. Se analiza la incidencia de cáncer pulmonar y el resumen de los resultados es el siguiente:

- En un hipotético grupo de 100 fumadores severos, 8 acabarían con cáncer de pulmón.
- Si el grupo es de "reductores", 6 llegarían a tener este tipo de cáncer.
- Si es de fumadores moderados, algo más de 3 lo padecerían.
- Si son ex fumadores estables hace tiempo, menos de 2.
- Si nunca han fumado, el grupo debería aumentarse a 200 personas para encontrar un caso de cáncer de pulmón.

Además de que el fumar está claramente relacionado con el cáncer de pulmón, la conclusión más llamativa es que si somos fumadores severos y reducimos los cigarrillos a unos 10 al día, disminuiremos un 25% el riesgo. No es demasiado, pero si significativo. Imaginemos el titular: "Reducir el tabaco a la mitad disminuye el riesgo de cáncer de pulmón un 25%". ¡Buena portada! En principio puede ser cierto, pero ¿qué implica ese resultado? ¿Realmente sirve para algo?

Analicemos un segundo estudio de 2006, publicado por la también  conocida BMJ, antes de llegar a conclusiones (aquí en pdf). En este caso, se realiza un análisis mucho más amplio, considerando todos los efectos de fumar sobre la salud, incluyendo los fallecimientos debidos a todos los cánceres relacionados con el consumo de tabaco, incidencias cardiovasculares y ataques al corazón. Realizado por doctores noruegos en una muestra de unas 50.000 personas durante más de 30 años. También muy impresionante.

Pues bien, en este caso las conclusiones muestran una realidad bastante más cruda. Los fumadores severos y los "reductores" tienen el mismo riesgo de fallecer prematuramente por este tipo de enfermedades. Incluso, en el caso de las mujeres, el resultado es aún mas desalentador e incluso sorprendente: La mortalidad prematura es mayor entre "reductoras" que entre las fumadoras severas. Y el riesgo disminuye (de forma espectacular) sólo en caso de ex-fumadores y no fumadores; En concreto, si los reductores se convierten en ex-fumadores, a largo plazo su mortalidad prematura disminuye un 50%.

Es lo que tiene extrapolar datos y resultados demasiado concretos, que la posibilidad de sobre-interpretarlos es muy alta. El primer estudio es sistemático, riguroso y fiable, pero se centra en un aspecto muy específico: El contraer cáncer de pulmón. El segundo analiza lo que realmente interesa, si el reducir el número de cigarrillos reduce a su vez el daño que causa el fumar en nuestra salud y en las posibilidades de fallecer por ello.Y la conclusión es aplastante: O se deja totalmente, o no sirve para mucho.

2 comentarios:

lorcet prescriptions dijo...

El tabaco contiene muchas sustancias cancerígenas y nocivas para la salud y es el responsable en el desarrollo del cáncer de pulmón, creo que ya no nos debe sorprender sus consecuencias. Está demostrado que el humo del cigarro es un factor de riesgo en el desarrollo de la enfermedad del cáncer, el asma y el enfisema pulmonar. El cáncer de pulmón en etapas avanzadas causa mucho dolor al paciente, en esta situación el doctor le prescribirá los medicamentos para aliviar su dolor.

chronic pain dijo...

El tabaquismo causa muchas enfermedades que afectan la salud de las personas como el enfisema pulmonar, el asma y la bronquitis crónica. Está demostrado que el humo del cigarro es un factor de riesgo en el desarrollo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), cáncer, asma. Los fumadores se deben realizar examenes para detectar algún tipo de tumor, se debe evitar el crecimiento del tumor para evitar los dolores crónicos.