11.6.18

El estrés en el trabajo puede matar

Como menciono en el libro "El poder y la ciencia de la motivación", las actividades laborales y el tiempo que pasamos en el trabajo son una de las principales fuentes del llamado "estrés crónico", ese que se alarga en el tiempo y que al final termina afectando negativamente a nuestra salud. Hay revisiones previas que relacionan con bastante claridad el estrés laboral y diversas enfermedades (1, 2, 3) pero lo cierto es que, comparada con otras, sigue siendo una cuestión no demasiado estudiada y sobre la que hay bastantes dudas y pocos datos.

Hace tan solo unos días se ha publicado una investigación que puede arrojar algo más de luz sobre el asunto. Me refiero a "Work stress and risk of death in men and women with and without cardiometabolic disease: a multicohort study" (2018), el que parece que es el estudio de mayor dimensión realizado hasta la fecha sobre el posible efecto del estrés en el trabajo. Sus autores extrajeron los datos de un conjunto de siete estudios que analizaron durante casi 14 años a más de 100.000 personas con y sin enfermedades  cardiometabólicas (enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular y diabetes) de Finlandia, Suecia y Reino Unido. Además de por su gran tamaño, este estudio es atractivo porque el indicador fundamental es la mortalidad y porque, además del estrés, se analizaron otras variables de riesgo, que siempre vienen bien para poder realizar ajustes y comparaciones.

A continuación voy a resumir sus resultados principales de forma visual gracias a los gráficos incluidos.



En el primer gráfico se observa la diferencia de mortalidad entre hombres y mujeres sin enfermedad cardiometabólica, tanto sin tensión en el trabajo (azul) como con tensión (naranja) :


Como se puede observar, las diferencias fueron más bien pequeñas. En el documento completo se aprecia que los valores concretos relativos a los dos componentes del estrés medidos son bastante similares y poco concluyentes.

Sin embargo, al analizar los datos del colectivo de personas con enfermedad cardiometabólica, las cosas cambian bastante. Este es el gráfico equivalente al anterior sobre la tensión en el trabajo entre ese conjunto de personas:


Como se puede observar, en este caso las diferencias son notables, especialmente entre los hombres, con un importante aumento de la mortalidad asociado a la tensión en el trabajo.

En el siguiente gráfico se representa la evolución de estos resultados a lo largo de los años entre hombres y mujeres:


Para seguir profundizando en los riesgos, el estudio incluye otro gráfico centrado en el grupo de  principales afectados, los hombres con enfermedad cardiometabólica. En este caso se representa la relación entre la mortalidad y la presencia o no de diversos factores de riesgo:


Para analizar la posible influencia de cada uno de estos factores, se puede calcular la diferencia en la la mortalidad entre quienes presentan o no dichos factores y ordenarlos de mayor a menor:


Como se aprecia con claridad, entre los hombres con enfermedad cardiometabólica la tensión en el trabajo se posiciona como segundo factor de riesgo de mortalidad, justo por detrás de fumar y bastante por encima de la inactividad física o el consumo de alcohol.

Sin embargo, conviene recordar que estamos hablando de estudios observacionales, por lo que la posible influencia de las variables de confusión siempre está presente. Para minimizar dichos efectos y comprobar si el estrés seguía siendo un factor especialmente relevante entre personas con enfermedades cardiometabólicas, los autores analizaron los datos sobre el estrés y la mortalidad entre aquellas que no presentaban el resto de factores de riesgo, obteniendo los siguientes resultados:



Tal  como esperaban,la relación seguía estando presente. Incluso entre aquellas personas que no tenían ninguno de los factores de riesgo (primer dato del gráfico) la tensión en el trabajo se asoció al doble de mortalidad.

Para finalizar, este es un extracto de las conclusiones de los autores:

"La evidencia (...)  sugiere que la tensión laboral es un factor de riesgo para la mortalidad en hombres con enfermedades cardiometabólicas, (enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular o diabetes). La diferencia de mortalidad entre grupos con y sin estrés laboral fue clínicamente significativa e independiente del nivel socioeconómico, los factores de riesgo convencionales y del estilo de vida  (tabaquismo, obesidad, inactividad física, alto consumo de alcohol, hipertensión, dislipidemia) y la farmacoterapia.

En términos absolutos, la diferencia en la mortalidad estandarizada por edad entre hombres con enfermedades cardiometabólicas fue mayor entre los fumadores y los no fumadores que entre los hombres con y sin tensión laboral. Sin embargo, el colesterol alto, la obesidad, el alto consumo de alcohol y la inactividad física se asociaron con menores diferencias de mortalidad que la tensión laboral."

Ya me lo dijo una vez un conocido, "si trabajar fuera bueno, no pagarían por hacerlo".

A no ser que existan los trabajos sin estrés o tensión laboral. Pero... ¿existen? ¿Es eso posible?

Esa reflexión la dejamos para otro día...

No hay comentarios: