18.12.15

Productos y hierbas de medicina tradicional china: ni útiles ni honestos



Si alguna vez te sientes tentado de comprar hierbas medicinales en una de esas aburridas y clónicas ferias medievales que recorren España o en alguna herboristería llena de aromas y frasquitos de colores, te recomiendo que te lo pienses dos veces. Y no hace falta que te hable de su más que probable inutilidad terapéutica, sobre todo por dos razones: porque resulta que están llenos de componentes indeseables y  porque además contienen productos diferentes a los que anuncian.

Un reciente estudio publicado en Nature así lo confirma. Se trata de "Combined DNA, toxicological and heavy metal analyses provides an auditing toolkit to improve pharmacovigilance of traditional Chinese medicine" (2015) y los autores lo resumen así en el abstract:



A nivel mundial, se ha producido un aumento en el uso de remedios a base de hierbas, incluyendo la medicina tradicional. Existe la percepción de que los productos son naturales, seguros y efectivamente regulados, sin embargo, los organismos reguladores se ven obstaculizados por la falta de un conjunto de herramientas para analizar las listas de ingredientes, adulterantes y compuestos activos. Por primera vez, se describe un enfoque multidisciplinario para evaluar el contenido molecular de 26 productos de este tipo. La secuenciación del ADN se combina con la detección de metales pesados ​​toxicológica y mediante técnicas de separación y espectrometría de masas (MS) para proporcionar un análisis integral. 

El análisis genético reveló que el 50% de las muestras contenían ADN de planta o animal no declarado, incluyendo el de una especie en peligro (panthera). En el 50% de los productos se detectaron agentes farmacéuticos no declarados, incluyendo warfarina, dexametasona, diclofenac, ciproheptadina y paracetamol. La espectrometría de masas reveló metales pesados ​​como el arsénico, el plomo y el cadmio, en un caso con un nivel de arsénico superior a 10 veces el límite aceptable. El estudio mostró que un 92% de los productos examinados tenían algún tipo de contaminación y / o sustitución."

Vamos, que 9 de cada 10 productos de este tipo están llenos de porquería diversa, como metales pesados u otras hierbas. Incluso de medicamentos "de verdad".

Lamentablemente, no es la primera vez que se llega a este tipo de conclusión. Como conté en un post anterior, hace un par de años, en el estudio "DNA barcoding detects contamination and substitution in North American herbal products" (2013) se comprobó que en casi la mitad de las muestras de hierbas medicinales norteamericanas había componentes no indicados, algunos de ellos de cierta toxicidad o que pueden provocar alergias. Y que en una quinta parte había productos de relleno, tampoco indicados, como por ejemplo arroz o trigo. Y, para colmo, un tercio de los productos  no contenían ni una pizca del "principio" o "planta" que se detallaba en la etiqueta, sino otros productos vegetales de sustitución.

En definitiva, que cuando compras una bolsita de este tipo y te haces una infusión, lo más probable es que te estés tragando cositas desconocidas y muy poco agradables... además de inútiles, claro.

Pero muy naturales, eso sí.

5 comentarios:

Luis Ignacio De Amores dijo...

Hola,
Muy interesante. entonces hay que andarse con cuidado con las compra de hierbas tipo té, ¿también en tiendas españolas? Yo es que consumo mucho té. Gracias

Centinel dijo...

Si hay control no creo que tengas problemas con productos habituales como el té. Normalmente las grandes marcas y las marcas blancas de grandes superficies controlan en sus laboratorios estos temas.

xisket dijo...

Muy triste, esto mina un poco mas todo lo relacionado con productos naturales,hay mucha gente que cree que lo mas sano es comprar en mercados tradicionales pero está claro que si no hay un organismo certificado que valide la composición del producto mejor desconfiar.

Patricia dijo...

Y eso sin contar con las plantas que son directamente peligrosas o cancerígenas (como la aristoloquia) o cuando se confunden de especie al venderla (como ha pasado con el Illicium verum y el illicium anisatum)

lalito dijo...

Mi sobrina me preguntó qué opinaba sobre unas hierbas chinas que le habían recomendado. Luego de una breve búsqueda en internet, le pregunté si las hierbas eran para las hemorroides. Me dijo que no, que eran para reducir la celulitis. Queda claro que es un fraude. Felicito a los autores de este blog por los artículos. Combatir la pseudociencia requiere de la colaboración de todos los que apreciamos la ciencia. Quizás a algunos de los lectores de este blog le interese también leer un blog que inicié hace 2 años. Para quienes gusten, la página es www.eduardosetti.wordpress.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...