16.1.15

Aspirina, enfermedad cardiovascular y cáncer


Los habituales sabéis que en este blog suelo hablar sobre todo de malas prácticas y pseudociencia, con frecuencia relacionadas con las terapias alternativas y temas similares. No por nada en especial, simplemente es un tema que me resulta interesante y hacia al que, poco a poco, han ido virando los posts . Supongo que todos tendemos a especializarnos sobre ciertas cuestiones con el tiempo.

Evidentemente, la pseudociencia o la mala ciencia no solo existen en torno a las terapias alternativas. Allí son masivas, es cierto, pero en la medicina normal también se pueden encontrar malas prácticas. Y, en la medida en la que mi cada día más limitado tiempo me lo permite, no se me caen los anillos por denunciarlas. Lo suelo hacer en el ámbito de la nutrición, como sabéis aquellos que seguís mi otro blog, "Lo que dice la ciencia para adelgazar". Alguno de mis artículos allí publicados en este sentido me ha costado el bloqueo en Twitter por parte de algún reconocido dietista.

Comento todo esto porque esta vez toca dejar tranquilas a las terapias alternativas (aunque no por mucho tiempo, que no se confíen).

Resulta que Darío Rubio me alertó el otro día mediante un tuit sobre un artículo publicado en el diario ABC, en el que se hace referencia a una reunión sobre oncología celebrada en el University College de Londres. Como es esperable, se habló de cáncer y de su prevención,  con ponencias que al parecer fueron bastante entretenidas, hasta el punto que han permitido a ABC extraer este llamativo titular de las mismas: "Ningún menor de 80 años morirá de cáncer en el 2050".




Como ya imaginaréis, no soy nada amigo de este tipo de predicciones. Pueden crear expectativas poco realistas y contribuir a devaluar el trabajo científico, ya que normalmente son previsiones que se suelen hacer "a ojo" y basadas más en los deseos de los investigadores que en datos reales.

Pero, dejando a un lado las intenciones de adivinar el futuro, la parte que más me ha llamado la atención es la segunda mitad del artículo, en la que se dice lo siguiente:

"En el mismo encuentro científico, el profesor Jack Cuzick, del Instituto Wolfson, de medicina preventiva, hizo un apasionado llamamiento para que los mayores de 50 años empiecen a tomar una aspirina cada día para prevenir el cáncer y los infartos. Calificó al veterano fármaco de «medicamento asombroso», y si no se recomienda más tomarlo, lo achacó a que es muy barato y no hay intereses comerciales de las compañías en promoverlo.

Cuzick recomienda tomar durante diez años, a partir de los 50, una aspirina baby cada día, una dosis de 75 mg, equivalente a un cuarto de las pastillas que nos tomamos para el dolor de cabeza. Solo con eso, asegura que se reduce un 30% el riesgo de cáncer de intestino y un 10-15% el de próstata y pecho. Los detractores de esa práctica aluden a molestias estomacales, pero el profesor replica que son un problema muy menor al lado de sus beneficios."

Seguramente ya habréis leído en el pasado diversas teorías sobre la potencialidad de la aspirina en la prevención de diversas enfermedades, llevamos décadas de debate sobre el tema. Algunos le ven posibilidades, otros no tanto. Pero a Cuzick se le ve muy tajante y seguro en sus afirmaciones. Y no hablamos de cualquiera, Cuzick es un investigador experimentado, con cientos de estudios a sus espaldas.

¿Tiene razones para ello? ¿Se ha demostrado que la aspirina sea un remedio barato, sencillo y casi milagroso para prevenir el cáncer (y otras enfermedades)?

Pues bien, a lo largo de 2013 se publicaron las últimas dos revisiones sistemáticas sobre el uso de la aspirina para la prevención primaria de enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Son las siguientes, incluyendo una traducción de sus conclusiones:

1. Aspirin in Primary Prevention of Cardiovascular Disease and Cancer: A Systematic Review of the Balance of Evidence from Reviews of Randomized Trials

"Los hallazgos indican pequeños efectos absolutos de la aspirina en relación con el efecto de estas enfermedades. Cuando se utiliza la aspirina para la prevención primaria de las enfermedades cardiovasculares los daños absolutos son mayores que los beneficios. Las estimaciones de beneficio para el cáncer se basan en reanálisis retrospectivos selectivos de ensayos de intervención aleatorios y se necesita más información.

2. Aspirin for prophylactic use in the primary prevention of cardiovascular disease and cancer: a systematic review and overview of reviews.

"Hemos encontrado que hay un delicado equilibrio entre los beneficios y riesgos del uso regular de aspirina en la prevención primaria de las enfermedades cardiovasculares. Los efectos sobre la prevención del cáncer tienen un plazo de ejecución de largo y en la actualidad dependen de los análisis post-hoc. Todos los efectos absolutos son relativamente pequeñas en comparación con el efecto de estas enfermedades. Varios ensayos en curso potencialmente relevantes se completarán entre 2013 y 2019, lo que puede aclarar el alcance de los beneficios de la aspirina en la reducción de la incidencia y mortalidad por cáncer. Futuras investigaciones deberían incluir el mayor uso de metaanálisis de ensayos de intervención aleatorios, poniendo en común los datos de los estudios disponibles y la investigación de los efectos de diferentes dosis en los resultados cardiovasculares y cáncer."

Tras estos dos metaanálisis, recientemente se han publicado los resultados de otro gran ensayo de intervención, Low-Dose Aspirin for Primary Prevention of Cardiovascular Events in Japanese Patients 60 Years or Older With Atherosclerotic Risk FactorsA Randomized Clinical Trial:

"Una dosis baja de aspirina una vez al día no redujo significativamente el riesgo del resultado combinado de muerte cardiovascular, accidente cerebrovascular no fatal, y el infarto de miocardio no fatal en pacientes japoneses mayores de 60 años con factores de riesgo de aterosclerosis".

Puede que me pierda algo o no esté teniendo en cuenta algún otro dato relevante, porque las cosas no me cuadran. Yo creo que para recomendar medicarse masivamente a gran parte de la población, como sugiere Cuzick, habría que tener resultados fiables y claros.

Y no me parece que los haya, ni mucho menos.

2 comentarios:

Sebastián Vignoli Carradori dijo...

Está muy bien artículo. Es sorprendente, como tú comentas, que a pesar de que la evidencia no respalda afirmaciones como la de Jack Cuzick,se viene repitiendo peródicamente. Los beneficios de tomar aspirina en gente sana (que los tiene, aunque modestos) no está nada claro que superen a los riesgos graves (hemorragia grave). Yo ya estoy un poco cansado que casi no se hable en la prensa de la etiología ambiental del cáncer (la mayoría están provocados por factores ambientales). Si queremos prevenir el cáncer, ahí es donde tenemos que actuar, disminuyendo la exposición a la contaminación química, no tomado una aspirinita cada día.
Y siento decirte que la "Bad Science" también existe y es masiva en la medicina "mainstream". Peter Gotzsche estimó que hasta el 90% de los ensayos clínicos patrocinados por la industria son escritura fantasma. O sea, uno o varios médicos ponen su nombre en la autoría pero el estudio en realidad está financiado, realizado y escrito por trabajadores de la industria. Y esta es la base de los metaanálisis y las revisiones sistemáticas, por muy bien hechos que estén.
Un saludo.

Yo mismo dijo...

Buenas noches y felicidades por tu blog.
Simplemente apuntar que tenía ( porque ya falleció) un tío que seguía el susodicho remedio/consejo de la aspirina y, que yo sepa, lo único que consiguió, fue que lo ingresaran de urgencias en el hospital con una hemorragia interna por ulcera sangrante debido a la ingesta diaria de una aspirina para adultos. Y recuerdo que estuvo bastante mal.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...