12.1.11

Descárgate drogas sonoras... aunque son un truño

Hace ya tiempo escribí una entrada sobre las supuestas drogas sonoras, y entonces un amable lector facilitó en los comentarios un enlace para descargárselas sin pagar. Supuse que son "las verdaderas", es decir y que se me entienda, las que se venden, porque de verdaderas tienen poco. Así que dediqué un ratito a bajarlas a mi ordenador, y ahí las tenía, esperando a ser escuchadas. No lo hice entonces porque vi que eran largas y sacar media hora seguida es complicado para estos menesteres. Finalmente me he obligado a elegir alguna atractiva (de nombre) y dedicarle algo de mi tiempo. Por supuesto, he seleccionado las más sugerentes, como Ecstasy o Multiple Orgasm.
¿Resultado? Un horror. Evidentemente, no sientes nada parecido a lo que prometen, más bien al contrario, es una pesadilla. Ruidos repetitivos y muy desagradables, en plan oscilador de sintetizador antiguo, que el único placer que da es cuando se termina.
Vamos, que no solo es un timo absurdo, es que encima es un coñazo.
Si quieres probarlos por tu cuenta, esta es la dirección para descargarlas y en esta está el programa completo. Pero que te sea leve...

2 comentarios:

Juan Manuel dijo...

Puede que muy en el fondo haya algo de verdad en esto. Quiero decir que existe una base científica para ello. Se supone que el sonido en sí no tiene demasiada importancia, lo que provoca realmente los efectos en el cerebro son unas oscilaciones controladas que modulan una señal de audio, la cual puede ser un ruido cualquiera, música clásica o heavy metal.

Recuerdo que hace tiempo utilizaba un editor de audio muy reconocido llamado Cool Edit, que luego fue comprado por Adobe, convirtiéndolo en lo que hoy es su producto dnominado Audition. Una de las opcions de procesamiento de audio de Cool Edit era precisamente la generación de "brain waves". Utilizando un fragmento de audio suficientemente largo como portadora, se podía modular mediante la consecución de varias fases de oscilaciones, las cuales se supone que provocaban ciertas alteraciones en el ritmo de las ondas cerebrales cuando se escuchaban con atención en un entorno de muy realajado. Es cierto que en estas condiciones favorables y eligiendo una buena banda sonora, se induce un estado de relajación muy profundo (al menos yo pude experimentarlo así en varias ocasiones).

Lo que si me parece una patraña es hacernos pensar que con este método podemos sentir algo más, como un orgasmo o una alucinación.

Centinel dijo...

Bueno, yo creo que efectos en el cerebro provoca cualquier cosa que captemos con nuestros sentidos. El sonido, y sobre todo la música, nos hace sentir muchas cosas: Energía, tristeza, alegría, miedo... eso es evidente. El mecanismo de cómo lo hace todavía no está muy explicado, pero todos nos ponemos tensos ante una música terrorífica o nos relajamos con sonidos armónicos, lentos o de la naturaleza. Por no hablar de cómo aumenta el rendimiento deportivo si ponemos una música que nos imponga ritmo. Interesante tema este de el efecto de la música en el cerebro, a ver si un día intentamos profundizar en ello.
Pero de ahí a vender ruidos infectos prometiendo el oro y el moro... si quieres sentir melancolía, escucha claro de luna de Beethoven, si quieres sentir majestuosidad, Carmina Burana puede ser una buena opción. La música es el mejor "modulador" del cerebro que existe, con todas sus limitaciones. De momento, el resto, son sugestiones y fraudes, creo yo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...