25.10.08

Razón de peso para no creer en tu Dios

Y la da el escéptico y ateo Richard Dawkins, respondiendo a la pregunta "¿Y si usted está equivocado?", realizada por una estudiante en una de sus conferencias:

Supondré que fuiste criada como cristiana y sabes lo que es no tener una fe en concreto, porque no eres musulmana ni hinduista. Y ¿por qué no eres hinduista? Porque resulta que naciste en América y no en la India, si hibieras nacido allí serías hinduista. Si hubieras nacido en Dinamarca en la época de los vikingos creerías en Thor, si hubieras nacido en la grecia antigua creerías en Zeus, si hubieras nacido en África Central creerías en el gran Ju-Ju de la montaña. No hay una razón particular para creer en el Dios judeocristiano, sólo porque por accidente naciste aquí.

8 comentarios:

Jimena dijo...

Touché!

Jesús Rodríguez Ferreras dijo...

Es muy buena.

Anónimo dijo...

Apa ahí!!!

Centinel dijo...

Creo que es uno de esos razonamientos "de primera capa" indiscutibles, que hace que cualquier elucubración más profunda no tenga sentido.

roberto dijo...

lo cual también demuestra que una de las características del ser humano y sus sociedades es creer en la trascendentalidad de su vida. La espiritualidad es una de las capacidades humanas, eso nos asemeja;sin embargo el utilizar esta capacidad (que muchos en su ignorancia e inseguridad quieren rellenar con lo que otros les digan) por parte de "iglesias" es lo que da lugar a pensarse diferente y más civilizado que los otros.

Anónimo dijo...

Sí, por supuesto! Eso es verdad,la misma Biblia judeocristiana da cientos de ejemplos de lo que Dawkins esta diciendo. Me parece que hay un error en el título de la nota, no creo que sea relalmente una razón de "peso".

Anónimo dijo...

Bueno, todo eso es muy discutible. Sabemos de sobra que las posturas radicales lanzarán muchos argumentos a su favor rebatiendo ese pensamiento. Los cristianos más aferrados a su fe te dirán que el resto de las culturas realmente están adorando a Dios (al cristiano) pero puesto que no conocen la palabra de Cristo, les darán otros nombres. De hecho, el dios islámico y el cristiano se supone que son el mismo pero con distinto nombre. Para las culturas politeístas, te dirán que ellas no creen realmente en varios dioses, sino que ven las múltiples facetas de un mismo dios único y supremo.

Personalmente, nunca me ha convencido ese argumento de "tu dios no es el verdadero y este dios en el que yo creo es el único dios, o te lo crees o estás condenado".

Lo que sí es totalmente irrebatible es que el ser humano tiene la necesidad de dar explicación a lo que no entiende o no puede asumir. Qué mejor recurso que inventarse un dios (o varios) en los que poder depositar su desconocimiento del mundo y sus miedos.

¿Tan difícil resulta reconocer nuestras propias limitaciones para comprender el universo?

Saludos,
juanma71.

Anónimo dijo...

Una persona medianamente inteligente e interesada en el tema, puede pensar que un dios intelignte puede controlar los billones de procesos de los billones y billones que se generan en el universo al mismo tiempo y además controlar a seis mil millones de personas con sus millones de problemas y todo ello al mismo tiempo.
Lo que hay es una naturaleza en cada cosa y en cada instante forzada por la evolución natural del proceso universal en su ciclo de expansión despés del big-bang.
Mirar el universo y compararlo con la tierra, es tan insignificante, incluso si toda nuestra galaxia desapareciera el universo en su conjunto no se enteraría, la tierra depende de su entorno natural y en ella nosotros.