20.5.10

Bayas de Goji, una fruta normal, poco sabrosa y cara.

Una amable lectora me ha enviado un email, animándome a escribir sobre otro de los productos milagro de moda, las bayas de goji. Lo cierto es que las bayas no son malas, son frutas, no muy sabrosas y bastante caras, que tienen las mismas propiedades y nutrientes que otras muchas frutas. El problema es cuando algunos, dicen del goji cosas como estas:
  • Alarga la vida, protegiendo el cuerpo del envejecimiento prematuro
  • Incrementa la energía y la fuerza, especialmente cuando se lucha contra las enfermedades.
  • Nos hace sentirnos y encontrarnos más jóvenes.
  • Mantiene una presión sanguínea saludable.
  • Reduce el colesterol.
  • Mejora la respuesta sexual y trata la disfunción.
  • Ayuda a perder peso.
  • Alivia los dolores de cabeza y los mareos.
  • Alivia el insomnio y mejora la calidad del sueño.
  • Mejora la salud ocular y la visión.
  • Fortalece su corazón
  • Inhibe la peroxidación de los lípidos (una de las causas de enfermedad del corazón).
  • Mejora la resistencia a la enfermedad.
  • Recuperación del cáncer (promueve el crecimiento celular sano).
  • Reduce los efectos tóxicos de la quimioterapia y la radiación.
  • Minimiza los síntomas de la menopausia.
  • Fortalece la sangre, incrementando la producción de células rojas, células blancas y plaquetas
  • Trata la deficiencia de la médula ósea.
  • Mejora el recuento de linfocitos
  • Activa enzimas anti-inflamatorias
  • Ayuda a una función hepática sana (detoxifica)
  • Minimiza los síntomas de la menopausia
  • Mejora la fertilidad
  • Fortalece los músculos y huesos
  • Mantiene una función renal normal
  • Mejora la memoria y la habilidad de recordar
Vamos, que si comes estas maravillosas bayas, vivirás por siempre jamás. Por lo menos.
Los muy caraduras, antes de esta parrafada, se cubren diciendo "Este producto es un alimento con unas excelentes propiedades pero no un medicamento". Cualquiera lo diría tras leer todas esas mentiras, exageraciones y afirmaciones sin demostrar, seguramente promovidas por unos cuantos espabilados, deseosos de vender un producto mediocre y por el que hace unos años nadie daba ni un duro. Hay por ahí un par de estudios un poco dudosillos que parecen sostener que tienen alguna propiedad que otra, pero resulta que el científico que los ha hecho trabaja en la empresa que los ha financiado y que, oh casualidad, vende este producto, como destaca el blog Las penas del agente Smith. Poca cosa...
Lo dicho, una fruta más. Prefiero mil veces tomarme naranjas, manzanas, melón, fresas y plátanos. Por cierto, los chinos se las comían porque no tenían todas estas frutas y tenían que conformase con las humildes bayitas. Pero estas modas es lo que suelen promover, el cambiar cosas magníficas conocidas, por otras mediocres pero nuevas y más caras.
Por cierto, se me ha ocurrido que podría hacer una lista de productos milagro y timos varios, con una pequeña explicación de cada uno, y meterla como monográfico, en el menú lateral de la derecha, con sus actualizaciones y todo. Quizás me anime...

4 comentarios:

David dijo...

Sería genial que lo hicieras. Te sigo habitualmente y reconozco tu trabajo de compartir y aclarar los mitos, creeencias y mentiras que nos dicen los espabilados de turno para enriquecerse.

Ánimo y un saludo

M@k, el Buscaimposibles dijo...

Hazlo, por favor :)

Anónimo dijo...

yastastardandoooooo ;)

Anónimo dijo...

tengo un amigo chino y según él sirven para la erección... o sea que algo tienen jaja