30.7.07

Tontos, tontería y televisión

Actualización 05-08-2007
A vueltas con los efectos de la TV, hoy mismo El Semanal publica la imagen de la derecha.Todos los dibujos han sido realizados por niños de 5 a 7 años.

Los de la fila superior, ven menos de una hora de TV al día. Los de la segunda fila más de tres horas. Los de la tercera, son hijos de fumadores. Y los de la fila inferior, son de niños con algún tipo de trauma.


No he comprobado el rigor del supuesto estudio del pediatra alemán Peter Winterstein, pero impactante sí que es.

-----------------------------------------------

Quería compartir un par de estudios polémicos que he conocido recientemente. Son sobre cuestiones diferentes, pero están relacionados.


Hice referencia al primero de ellos en el post "Religión o miseria moral", lo encontré vía Fogonazos . Los autores hablan de incompetencia y de la capacidad de reconocerla uno mismo, pero ponen ejemplos que nos aclaran los conceptos de forma indiscutible: Se refieren a los tontos, y concluyen algo polémico: Cuanto más tonto es alguien, más listo se cree que es.

Es decir, eso de que los más inteligentes o cultos son unos "sobraos" no es cierto. Se consideran dramáticamente más listos los que menos lo son. Como consecuencia, no ven la necesidad de formarse, por lo que se mantienen tontos para siempre, viendo al prójimo más lerdo que a su propia persona. Por el contrario, los más inteligentes son los que más reconocen todo lo que les queda por aprender y destacan las capacidades y virtudes de los demás. Seguro que hay excepciones (inmediatamente me viene alguna a la memoria), pero generalizando, los resultados parecen claros.

A este fenómeno se le ha dado en llamar "Efecto Dunning-Kruger", por el nombre de los autores del estudio realizado en 1999, que aunque está en inglés es realmente interesante. Puedes bajártelo en formato pdf pinchando aquí.

El segundo estudio, este de 2007 y llegado vía Tendencias21, también habla del camino a la tontería y de la televisión, dos conceptos que cada día parecen más íntimamente unidos. Puedes bajártelo completo en este enlace (lo siento, también está en inglés).

En concreto, se observa en los adolescentes relación entre ver la TV más de una hora al día y los siguientes problemas: Dificultades de atención, gran resistencia a realizar los deberes, aburrimiento y conflictos en la escuela, malos resultados académicos y falta de estudios postsecundarios. La "buena" noticia es que si le dedican a la caja tonta menos de una hora diaria, el impacto es asumible. Redondeando datos, los niños que ven menos de una hora al día la TV, uno de cada diez tiene problemas escolares. Si ven más de 3 horas, el índice se triplica y los problemáticos pasan a ser tres de cada diez.

¿Será viendo sólo documentales de La 2? ¿Y si ves más de 3 horas de documentales? En fin, quizás habría que profundizar en el estudio.

2 comentarios:

M@k, el Buscaimposibles dijo...

Peor aún: ¿y si ves televisión... en el ordenador?

jimena dijo...

coincidía con ese perfil, excepto que casi no miraba TV (fue algo que se me dio después de los 18). ¿vagancia por naturaleza? xD a veces se me daba por estudiar y hacía las tareas a duras penas (a veces las copiaba la misma mañana de la clase, durante los recreos...). curiosamente, aunque raramente estudiaba, sacaba buenas notas en general (excepto matemáticas y todo lo relacionado); no es que fuera un colegio poco exigente (todo lo contrario) sino que los exámenes requerían la asimilación de conceptos más que el "repite de memoria", lo que lo hacía llevadero y por suerte no esclavizante.

cuando escucho la típica frase de "me queda por aprender", el 80% de las veces me suena a falsa modestia. está tan de moda ir de humilde... creo que los que realmente lo son, no alardean de ello.

sin llegar a la pedantería, no entiendo por qué el caso contrario (reconocer los méritos propios) está (generalmente) tan mal visto. incluso tratándose de cuestiones objetivas y demostradas/bles (no es que uno simplemente lo "piense"; se puede observar que ES así). ¿envidia de la propia seguridad, quizás?