31.10.13

Por qué es necesario dormir: La respuesta

Hace un tiempo escribí el post titulado "Por qué dormimos y soñamos, mi teoría", planteando mi hipótesis sobre por qué es necesario dormir. Reconociendo que no tenía técnicamente ni idea del tema y que no eran más que suposiciones, en mi argumentación planteé que el sueño profundo, algo que deja enormemente indefenso a un ser vivo durante un amplio periodo de tiempo, debe tener como origen algún requerimiento bioquímico o fisiológico fundamental e inevitable, porque evolutivamente es una desventaja enorme que debería haber sido superada hace mucho por selección natural. Aunque con frecuencia nos dicen que el sueño es necesario para ordenar ideas, fijar la memoria y otros procesos neurológicos, en mi opinión no son razones suficientemente poderosas como para sumirnos en ese estado de coma tan dramático. Creo que tiene que haber algo más básico y relevante en el funcionamiento del cerebro que nos obliga indefectiblemente a dormir.

Pues bien, vistos los resultados del estudio recientemente publicado en Science "Sleep Drives Metabolite Clearance from the Adult Brain", parece que yo no andaba tan desencaminado. Según leo en el artículo de Gizmodo "La verdadera razón por la que la falta de sueño te puede destruir", la cuestión podría estar relacionada con la eliminación de los metabolitos o residuos (por ejemplo, proteínas) generados durante la actividad celular.

11.10.13

Los productos de herboristería tienen de todo.... menos lo que prometen

Hace un tiempo escribí "5 razones por las que prefiero los medicamentos a los remedos naturales". Copio-pego  la quinta razón de aquel post:

"Es mejor saber todo lo que se toma y cuánto se toma: Cuando se fabrica un medicamento, se sabe con exactitud qué contiene (componentes, principios activos, excipiente, etc.) y su dosis o concentración (cantidad). Sin embargo, es imposible saber con precisión la concentración de un componente en una planta. De hecho, esta concentración suele variar bastante en función de diversos aspectos de su entorno: Época del año, situación geográfica, climatología... Además, las plantas contienen infinidad de otros compuestos, junto con el principio activo que buscamos, algunos quizás conocidos, otros muchos seguro que no. Y teniendo en cuenta la razón número 1, creo que es mucho más razonable saber qué y cuánto tomas exactamente que tomarte un brebaje medio a ciegas."

En ese párrafo me refería a mi predilección por conocer las cantidades exactas de lo que tomo, pero el mundillo de la pseudomedicina siempre se supera y, una vez más, se muestra como lo que realmente es: un entorno lleno de estafas y timadores. No hace falta ni siquiera llegar al debate sobre la efectividad de los remedios alternativos para comprobarlo.

Según cuentan en National Post, investigadores canadienses han publicado el estudio "DNA barcoding detects contamination and substitution in North American herbal products", en el que han analizado diversos productos de herboristería, para comprobar algo muy básico y sencillo: Si contenían lo que indicaba la etiqueta. Y lo han hecho como Dios manda, claro, analizando el ADN, porque a ver quien es el guapo capaz de distinguir si el polvillo verde de una bolsa de esas es cola de caballo u hoja de alcachofa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...