27.5.10

Nuevo monográfico: Productos milagro y otros timos

Pues nada, que lo hago, que esos tres amables lectores del post anterior animándome a hacerlo bastan para motivarme (si es que soy de natural animao). Inicio un nuevo monográfico que recopile, en forma de listado, productos milagro y timos diversos, describiéndolos brevemente y aportando algún enlace de interés. Lo iré completando con el tiempo y con contenidos de nuevos posts, de momento para empezar, no podían faltar los clásicos: Las pulseritas, la homeopatía, la ecobola, la acupuntura... lo mejor de la familia, vamos.
Lo dicho, puedes acceder desde el menú lateral de la derecha o desde este enlace.

20.5.10

Bayas de Goji, una fruta normal, poco sabrosa y cara.

Una amable lectora me ha enviado un email, animándome a escribir sobre otro de los productos milagro de moda, las bayas de goji. Lo cierto es que las bayas no son malas, son frutas, no muy sabrosas y bastante caras, que tienen las mismas propiedades y nutrientes que otras muchas frutas. El problema es cuando algunos, dicen del goji cosas como estas:
  • Alarga la vida, protegiendo el cuerpo del envejecimiento prematuro
  • Incrementa la energía y la fuerza, especialmente cuando se lucha contra las enfermedades.
  • Nos hace sentirnos y encontrarnos más jóvenes.
  • Mantiene una presión sanguínea saludable.
  • Reduce el colesterol.
  • Mejora la respuesta sexual y trata la disfunción.
  • Ayuda a perder peso.
  • Alivia los dolores de cabeza y los mareos.
  • Alivia el insomnio y mejora la calidad del sueño.
  • Mejora la salud ocular y la visión.
  • Fortalece su corazón
  • Inhibe la peroxidación de los lípidos (una de las causas de enfermedad del corazón).
  • Mejora la resistencia a la enfermedad.
  • Recuperación del cáncer (promueve el crecimiento celular sano).
  • Reduce los efectos tóxicos de la quimioterapia y la radiación.
  • Minimiza los síntomas de la menopausia.
  • Fortalece la sangre, incrementando la producción de células rojas, células blancas y plaquetas
  • Trata la deficiencia de la médula ósea.
  • Mejora el recuento de linfocitos
  • Activa enzimas anti-inflamatorias
  • Ayuda a una función hepática sana (detoxifica)
  • Minimiza los síntomas de la menopausia
  • Mejora la fertilidad
  • Fortalece los músculos y huesos
  • Mantiene una función renal normal
  • Mejora la memoria y la habilidad de recordar
Vamos, que si comes estas maravillosas bayas, vivirás por siempre jamás. Por lo menos.
Los muy caraduras, antes de esta parrafada, se cubren diciendo "Este producto es un alimento con unas excelentes propiedades pero no un medicamento". Cualquiera lo diría tras leer todas esas mentiras, exageraciones y afirmaciones sin demostrar, seguramente promovidas por unos cuantos espabilados, deseosos de vender un producto mediocre y por el que hace unos años nadie daba ni un duro. Hay por ahí un par de estudios un poco dudosillos que parecen sostener que tienen alguna propiedad que otra, pero resulta que el científico que los ha hecho trabaja en la empresa que los ha financiado y que, oh casualidad, vende este producto, como destaca el blog Las penas del agente Smith. Poca cosa...
Lo dicho, una fruta más. Prefiero mil veces tomarme naranjas, manzanas, melón, fresas y plátanos. Por cierto, los chinos se las comían porque no tenían todas estas frutas y tenían que conformase con las humildes bayitas. Pero estas modas es lo que suelen promover, el cambiar cosas magníficas conocidas, por otras mediocres pero nuevas y más caras.
Por cierto, se me ha ocurrido que podría hacer una lista de productos milagro y timos varios, con una pequeña explicación de cada uno, y meterla como monográfico, en el menú lateral de la derecha, con sus actualizaciones y todo. Quizás me anime...

18.5.10

Otro estudio demuestra que la Power Balance no funciona

Hace unos días comentaba en un post que en la Cadena SER el Responsable de Power Balance España "amenazaba" con la próxima presentación de varios estudios, realizados por algunas universidades españolas, que demostrarían la eficacia de las Power balance. Pues bien, me adelanta un lector que ya tenemos el resultado de otro estudio, no sé si de los encargados por los Powerbalanceros, que publica El País:
Lo ha realizado la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Politécnica de Madrid con casi 80 personas y un método bastante científico, incluyendo el análisis del efecto placebo. Fiable y serio, vamos. Y no tiene ningún, efecto positivo, ¡ni siquiera el debido a la sugestión! Si es que ni para motivar sirve...
De todas formas, manda huevos que seamos los demás los que tenemos que demostrar que no funciona, mientras ellos han vendido cientos de miles de unidades sin demostrar nada. Si es que somos bobos, a veces...

16.5.10

La coherencia (de mierda) de La Verdad

29 de abril de este año, titular en el periódico de La Verdad": El Ministerio de Sanidad advierte del fraude de las pulseras 'Power Balance'
Hoy, 16 de mayo, según leo en La Aldea Irreductible, La Verdad "regala" una bonita pulsera con holograma al módico precio de casi 16 euros, en una estupenda caja que destaca las palabras "Equilibrio, flexibilidad, energía".
¿Cual habrá sido el razonamiento de los de marketing?
"Coño, les van a denunciar, así que se montará revuelo, aprovechémoslo".
O "Coño, les van a denunciar, seguro que bajan de precio, aprovechémoslo".
O tal vez "Coño, vamos a regalar una pulsera de esas tan de moda, que como no leo ni mi propio periódico, no me había enterado que las pusimos a parir".
Por lo que parece en la foto, encima parece un clon de "la original", el timo del timo, vamos.
Esto es prensa fiable, si señor.


13.5.10

La SER y la Power Balance

Ayer pude escuchar en la Cadena SER unos minutos dedicados a la pulserita de marras que tanto ha dado que hablar en este blog. Comenzaban con una especie de reportajillo de una supuesta reportera o colaboradora que afirmaba "que no sabía qué pensar sobre la pulsera, porque al parecer nadie ha demostrado que funciona, pero tampoco que no lo hace". Incluía unas cuantas entrevistas callejeras que tan de moda se han puesto en los programas televisivos, equilibradas y con un par de testimonios a favor, otro par en contra y algún no sabe no contesta. Y finalizaba con un "pues me he quedado igual y ya no sé qué pensar". Parece que la reportera no había podido dedicar ni un par de minutos a navegarr por internet, porque buscando Power Balance ya salen varios enlaces hablando del timo y de las pruebas que hay en su contra.Y si hubiese incluído además la palabra timo o estafa, los enlaces encontrados habrían sido innumerables. Más que mediocre.
Pero la parte "buena" llegó cuando dieron paso al Responsable de Power Balance España. Yo estaba conduciendo, así que hablaré de memoria, intentando reproducir lo que ocurrió, tal y como lo recuerdo. La secuencia fue la siguiente:
  1. El Responsable de la pulsera repite los argumentos de siempre en favor de su producto: Que si una holograma que contiene una frecuencia estudiada con precisión, que si esa frecuencia interacciona con la energía del cuerpo humano generando una serie de beneficios, y tal y cual.
  2. Afortunadamente, habían invitado también a un científico, que aunque no recuerdo el nombre, creo que era físico y catedrático en temas relacionados con electromagnetismo. Le replica (eso sí, muy educadamente e insistiendo en que no va a entrar a valorar la pulsera en sí) que los argumentos y explicaciones supuestamente científicas que ha dado no tienen sentido, ya que un holograma no puede almacenar frecuencias, y mucho menos interaccionar con la energía del cuerpo humano, que tampoco sabe lo que significa, y le invita a explicarlo.
  3. El caballero Powerbalancero intenta modificar su argumento y recurre a meter miedo con las dañinas radiaciones y campos electromagnéticos que nos rodean, y resalta las propiedades protectoras de la pulsera en este sentido.
  4. El profesor le contesta que no está demostrado que esas radiaciones sean dañinas y le aclara que los equipos que filtran radiaciones son enormemente complejos, caros y específicos, y que un holograma baratillo, que no deja de ser un tipo de fotografía, no puede ni filtrar ni proteger contra nada.
  5. El vendedor, sintiéndose acorralado, confirma que no es científico, pero que supone que donde han investigado el producto, tendrán dichos equipos y les habrán servido para diseñar la pulsera.
  6. El científico le informa que todo lo que está diciendo no encaja no con uno, sino con ningún conocimiento científico actual en ninguno de los aspectos que utiliza como argumento.
  7. El Representante, viendo que no da la talla, aprovecha la ocasión para apoyarse en ciencias milenarias orientales, no aceptadas por la ciencia "tradicional", pero que si han perdurado por algo será. Y además lanza un órdago, afirmando que en breve pondrán a disposición de quien lo pida unos estudios "que están desarrollando con varias universidades españolas" y que demuestran la eficacia. Ni dijo qué estudios, ni concretó qué universidades.
Como podéis observar, el proceso fue el habitual: Utilizo el lenguaje pseudocientífico inventado, a ver si cuela. Si no cuela, me refugio en que no soy científico (¿entonces para qué hablas como si lo fueras?), y me defiendo panza arriba. Y si el ridículo es mayúsculo, recurro al victimismo, demonizando a la ciencia "tradicional" e invocando a otras supuestas "ciencias" no mayoritarias de largo historial, preferiblemente orientales, que de ciencias no tienen nada y sí de supersticiones. Me suena a eso que dijo Groucho Marx: "Estos son mis principios, y si no le gustan, tengo otros".
De cualquier forma, aunque al final no quedara demasiado bien, tuvieron más publicidad gratuita para el trasto. Y la SER se libró por los pelos del ridículo. Por cierto, allá va mi apuesta: Nunca veremos unos estudios fiables que demuestren nada.

Posts relacionados:

4.5.10

GeoQi, el timo del neutralizador de radiaciones

El otro día en una tienda de esas de productos biológicos y ecológicos, en las que suelen mezclar churras con merinas y casi siempre ofrecen, entre tofus y sojas, DVD’s de Feng Shui, libros New Age y cursos de acupuntura o yoga, me encontré con estos bonitos folletitos de los productos GeoQi.tel y Computer GeoQi:


Y tras leerlos detenidamente y navegar un poco por su web, he ratificado que son otro ejemplo típico de productos-milagro o productos-estafa. Cumplen con todos los tópicos, incluso el hecho de que nadie los haya denunciado... todavía.


La web del GeoQi.tel es una joya del despropósito y la del "inventor" otra. Basta con ver la recopilación de  incongruencias pseudocientíficas que nos presentan.

Los productos en cuestión prometen neutralizar los campos electromagnéticos o radiaciones supuestamente dañinos de ordenadores y teléfonos móviles. Antes de entrar a analizar todo lo que dicen, dejar claro que no se ha demostrado nunca que estos campos tengan ningún efecto sobre la salud de las personas, a pesar de todos los estudios que se han hecho. Y añadir que, independientemente de si afectan o no, ningún aparatito de esta naturaleza es capaz de “bloquear” efectivamente estos campos. Así que partimos de dos falacias, que serán los dos ejes sobre los que se sustentarán todas las demás, que son muchas. Por seleccionar (y comentar) algunas, tomadas de su web:
  • “Numerosos estudios científicos alertan sobre los posibles efectos que provoca la exposición a este tipo de radiaciones”. No es cierto, y por algo no enlaza ninguno. Supongo que por eso mismo en la web, la sección de “informes y estudios” no funciona. Por ejemplo, este estudio de 2009 (serio y de verdad) dice lo contrario.
  • “Es conocido que una influencia excesiva de campos eléctricos fuertes debilita el sistema inmune, mientras que el campo magnético lo refuerza. Es posible que los efectos ferromagnéticos de la obsidiana jueguen un papel activador de las capacidades defensivas del organismo". De nuevo afirmaciones pseudocientíficas sobre campos eléctricos y magnéticos sin demostrar (por cierto, tienen un lío importante entre campo magnético, eléctrico y energía en toda la web). Y la obsidiana es una roca volcánica bastante vulgar, sin ningún efecto demostrado. Eso sí, muy bonita y brillante.
  • "El Circuito GeoQi.tel contiene un Diseño Energético basado en el Sistema Geo-Qi: Acupuntura de la Tierra ® que integra las dinámicas del Campo energético humano y el terrestre. Para ello se han tenido en cuenta los meridianos de acupuntura afectados en la llamada telefónica por su cercanía a móvil, aquellos que discurren en la mano, el cráneo y la oreja". Se introducen conceptos de acupuntura (churras y merinas, de nuevo) que además se ha demostrado que no funciona más allá del placebo.
  • "A través de la acción del Circuito, por su diseño espacial, la afectación que provoca el teléfono móvil, está obligada a: - Interactuar bajo nuevas matrices que la modifican y la transforman, usando la propia flexibilidad del campo energético humano para ello; Derivar parte del exceso hacia el campo energético terrestre, a través de las emanaciones de las redes telúricas (Efecto de drenaje)". Esta frase el es típico ejemplo de un montón de afirmaciones pseudotécnicas falsas y sin demostrar que no hay quien las entienda, pero que quedan muy bien. Le dan forma de circuito eléctrico, para que parezca más técnico y “relacionable” con los campos electromagnéticos ¿Matrices que transforman la afectación? ¿Usar la flexibilidad del campo energético humano? ¿Derivación al campo energético terrestre? Buf…
  • "El conjunto de pruebas a las que se ha sometido el dispositivo neutralizador GeoQi.tel señalan una clara minimización de los efectos nocivos para el cerebro, el sistema inmune y la garganta. Hemos realizados estudios basados en Sistemas de diagnóstico de medición de distintos parámetros del campo energético humano: en concreto mediante la electroacupuntura (MORA) y la tecnología GDV de emisión de fotones , y también, mediante pruebas de sensibilidad personal con Radiestesia y Kinesiología". Estudios con muchas iniciales y más verborrea, pero sólo presentan uno y que más que demostrar nada, da risa (ver más adelante).
Precioso, ¿verdad? Pues vamos al “estudio” en cuestión, que no tiene desperdicio. Aunque ya ha sido retirado de internet, estas son sus características:
  • El estudio se ha realizado sobre 3 sujetos. ¡Una cantidad abrumadora y significativa!
  • Ni revisión por pares, ni revisión por un tercero independiente. Ellos lo han hecho, ellos lo interpretan, y nosotros tenemos que creérnoslo todo.
  • Aunque a uno de los sujetos se supone que se le mide sin utilizar el teléfono, no se nombra un método de doble ciego ni se dice que los que tienen el neutralizador no lo sepan, así que supongo que no se analiza el efecto placebo.
  • Para “demostrar” que el bloqueador vale para algo, se analiza “la energía del cuerpo humano”, medida con una cámara Kirlian (también llamada GDV). Realmente, estas fotografías lo único que hace es sacar una imagen con forma de corona, que no vale para nada (en este enlace hay más información). Eso sí, todo con un programa informático, que le da caché y elegancia al tema. Hace años, chalados de las pseudociencias intentaron relacionar esta imagen con una supuesta “aura” o “alma”, pero se ha demostrado que de lo único que depende es de las propiedades físico-químicas del objeto (conductividad, humedad...). Sin embargo, en este “estudio” el autor asigna a esta imagen la capacidad de reflejar el estado de diferentes partes del cuerpo, basándose en… no se sabe. O al menos yo no lo sé y él no lo cuenta, claro.
  • Los resultados de esta “prueba”, incluso valorados en plan Juan Palomo, "yo me lo guiso y yo me lo como", son bastante penosos: Prácticamente no hay diferencia entre usar el neutralizador y no utilizarlo. Pero hábilmente se interpretan como les da la gana: Buscando dónde hay alguna diferencia y llegando a la conclusión que el cacharrillo protege la zona de la garganta.
  • Los siguientes resultados se interpretan analizando… ¡los chakras! en concreto "el índice de desequilibrio de los chakras", algo así como los centros energéticos del cuerpo humano, según supersticiones hinduistas de hace la porra de años, más que desfasadas. Y resulta que en el "estudio" se aprecia que los chakras se encuentran más centrados en el caso de usar el neutralizador”. Increíble.

No hay más estudios, por mucho que se citen. En resumen, un montón de palabrería y supersticiones sin demostrar, para justificar un producto inútil, que aunque no muy caro (15 euros), no es más que una estafa pseudotecnológica, que juega con el miedo de las personas. Otro más. Mejor utilizar el clásico cactus antirradiaciones que se puso de moda hace unos años, que tampoco vale para nada, pero por lo menos adorna y hace compañía.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...