29.10.02

Guía para elegir una cámara digital compacta (y un poco más)

Y estos son los temas que encontrarás en esta página, actualizados en noviembre de 2009.

1. Cuestiones previas: ¿Cuáles son mis necesidades básicas?

2. Afinando un poco más: Características y opciones de cámaras digitales
3. Epílogo: Si, pero... un par de cuestiones más
4. Anexo: Cómo organizar y a
rchivar las fotos digitales
5. Anexo 2: Cómo sacar mejores fotos




Elegir una cámara digital es una tarea complicada para quien no esta familiarizado con la fotografía y sus términos. Hasta hace poco, si uno quería sacar fotografías, se compraba una compacta de precio medio-bajo y tiraba con ella muchos años. Tampoco importaba demasiado, eran baratas, no tenían demasiadas opciones y las malas fotos siempre podíamos justificarlas recurriendo a nuestro amateurismo. Pero la irrupción de las cámaras digitales ha cambiado un poco el panorama. Hay que tener una cámara digital porque es un bien de consumo electrónico atractivo, apetecible, de moda.. ¡pero también
puede llegar a ser bastante caro!.

A los forofos de los "cacharros" nos gusta analizar y conocer un poco los productos antes de comprarlos, pero ¿cómo lo vamos a hacer si no sabemos de fotografía, tenemos poca experiencia como fotógrafos y la oferta es inmensa?

Es cierto que, como en todo, podemos ir a la tienda, dejar que nos asesoren, comprar la que más nos convenza y ventilarnos el problema en una tarde, pero esa no es la naturaleza típica de los gadgetomaníacos. Primero es menester dominar un poco el cacharro, y así haremos la compra más convencidos de que era lo que queríamos y fardando de sus prestaciones y características.

El objetivo de esta web es ese, dar a conocer a los no introducidos las nociones básicas en fotografía y cámaras digitales compactas para poder hacer una mejor selección, análisis y compra. Queriendo enseñar los principios, sin hacer recomendaciones directas y pretendiendo que la decisión final sea de cada uno.


¡EMPEZAMOS!

1. CUESTIONES PREVIAS: ¿CUÁLES SON MIS NECESIDADES BÁSICAS? - ELIGIENDO LA GAMA DE CÁMARA

Si eres un aficionado no demasiado avanzado, cuando te plantees la compra de una cámara digital, creo que hay cuatro cuestiones previas sobre las que hay que reflexionar antes de decidirse por un segmento de cámaras. Estas cuatro cuestiones se basan sobre todo en el uso que vayas a dar a la cámara, tanto si sólo quieres sencillos recuerdos como si tu tendencia es hacer arte o documentos gráficos especializados.

Te recomiendo lo siguiente: Vete leyendo estos aspectos clave uno a uno y apunta en una hoja en qué grupo te incluyes y qué opciones básicas son prioritarias para ti. Cuando hayas leído los cuatro aspectos, tendrás una descripción general de la gama de cámara que necesitas y su intervalo de precio, para hacer una preselección de 4 o 5 modelos en webs especializadas o tiendas del ramo.

Si después quieres profundizar un poco más y afinar más tu compra, lee el siguiente apartado (características y opciones) y compara precios entre esos 4-5 modelos. Visita webs con fotos de ejemplo, para ver cuales te gustan más... y ya tienes tu cámara elegida.

Vamos allá:

Primero: Calidad de las fotos

Si, ya se, cuanto más mejor, pero eso tiene un precio. Y cuando digo calidad, no me refiero a resolución, las resoluciones mayores de 4 megapixels ya son suficientes para casi todo si eres un usuario aficionado, incluso para imprimir en papel (ver más adelante) . Cuando digo calidad me refiero a la calidad de la óptica y de la electrónica (formada por CCD, software y resto de hard gráfico) que, en definitiva son los que cuando mires una foto, te hacen exclamar : "que bien ha salido". Podríamos hablar de colores realistas, nitidez, ausencia de distorsiones, luminosidad...

Por eso yo haría tres grandes grupos de calidad: La "barata", la "familiar" y la "exigente":

- La "barata" sería una calidad muy justita, que sirve para ver las imágenes como las veíamos con las compactas baratitas de toda la vida. Si sacas fotos con la cámara de la comunión y estás satisfecho, puedes quedarte en este grupo. Hablamos de cámaras de 90-120 euros.

- La "familiar" sería esa calidad que a casi todos nos vale, para sacar fotos familiares, de veraneo, de cumpleaños, etc., pero con cierto nivel. A partir de 120 euros hay cámaras con esta calidad, que van mejorando en el intervalo de 200 euros.

- Y la última calidad, la "exigente" es para los que saben un poco más de la media y quieren colores y nitidez excepcionales. A partir de 200 euros hay cámaras de este tipo, hasta.... hasta lo que quieras gastarte. Pero que conste que este es un intervalo para sibaritas de la calidad.

Segundo: Tamaño de la cámara

El segundo aspecto a valorar es muy importante si eres de los que te da pereza llevar un trasto un poco voluminoso. Las cámaras pequeñas son cómodas de llevar a todos lados, algunas incluso en un bolsillo, por lo que tendrás recuerdos fotográficos que de tener una cámara grande no tendrías. ¿Quién es el guapo que se lleva un "ladrillo" a una cena de amigos?

Las cámaras, cuanto más pequeñas, más caras, especialmente las que tienen calidad "familiar" o "exigente". De esta gama, las que son de bolsillo cuestan mínimo unos 120 euros. Y en la gama "barata" también hay alguna pequeñita. Aunque cada día las reducen más y más...

Tercero: Tipos de fotos: Inquietud del fotógrafo

Este tercer aspecto variará en función del tipo de fotos que te gusta hacer. Para ello necesitarás más o menos opciones en tu cámara, así que voy a plantear aquí también 3 tipos de cámaras: Las "básicas", las "con opciones" y las "con opción manual"-

- Las "básicas" están diseñadas para poner el modo "auto" (automático) y sacar. Si no quieres complicaciones y tus fotos tipo son en condiciones "normales", este es tu modo. ¡Que la cámara saque la imagen sin hacerte pensar demasiado! Las cámaras que valgan menos de unos 100 euros son de este tipo.

- Las cámaras "con opciones" pueden tener, además del modo auto, alguna cosita más: Otros modos para sacar fotos (fotos en movimiento, fotos oscuras, contraluces, retratos, etc.), forzado de la exposición (para iluminar más o menos la foto), tiempos de exposición altos (para sacar fotos nocturnas)... Vamos, que son para quienes quieren tener algunas opciones para sacar fotos un poco más complicadas. A partir de 100 o 120 euros, lo que quieras.

- Las cámaras "manuales" te permiten tener un control total de la cámara. También tienen modo automático, pero en modo manual y si sabes un poco de fotografía podrás hacer lo que quieras: Control la velocidad, el diafragma, el enfoque.... aunque tiene un coste, claro. Por menos de 200 euros son difíciles de encontrar, aunque puedes pillar algún saldo de los primeros modelos a precio irrisorio. Si prefieres cámaras más nuevas, lo normal es que tengas que subir por lo menos hasta los 300-400 euros.

Cuarto: Tipo de fotos y opciones imprescindibles

El último aspecto, aunque relacionado con el anterior, es clave para elegir cámara. Para algunos tipos de fotos hay opciones de las que no puedes prescindir:

- Retratos:
Para sacar buenos retratos cercanos al modelo necesitarás un zoom óptico (un 3X no está mal, un 5X o más, mejor). Te permite "acercarte" a la persona sin estar realmente cerca, lo cual hace que las fotos salgan naturales. Si no lo tienes, este tipo de retratos te saldrán hechos un desastre, caras quemadas con el flash, posturas antinaturales, desenfoques... Esta opción hace que tu cámara cueste al menos unos 100 euros, o algo más para zooms superiores a 3X.

- Animales en su entorno:
Si quieres ejercer de Félix Rodríguez de la Fuente o de espía, el zoom óptico es imprescindible. Pero en este caso necesitarás uno muy potente: Con menos de un 10X no conseguirás que se vea nítidamente el pájaro o la ardilla de turno. Incluso este valor puede que no sea suficiente y quizás deberías valorar el comprar una cámara réflex con objetivo aún más potente. Valora también que tenga un estabilizador, impedirá que las fotos sacadas con muchos aumentos salgan movidas.

- Fotos macro:
Son fotos sacadas muy de cerca, a insectos, flores o similares (en la galería de fotos tienes un saltamontes y una araña sacados con el macro de la A60, a 5 cm de distancia). Las cámaras que tienen esta opción son de las de gama "con opciones" o "manuales", así que el precio andará por ahí.

- Fotos nocturnas:
Si quieres sacar fotos a las estrellas, a los fuegos artificiales, a los pilotos y focos de automóviles por la noche, etc. necesitarás una cámara con tiempos de exposición altos, es decir, que pueda estar "abierta" capturando la imagen durante varios segundos. Ya hay modelos que tienen la opción de sacar este tipo de fotos de forma automática. Como siempre, mínimo gama "con opciones" o mejor las manuales, que suelen tener más tiempo.

- Vídeos:
Si no tienes cámara de vídeo, las cámaras fotográficas permiten sacar clips de varios minutos. No es comparable a la calidad de las cámaras de vídeo, pero poco a poco e van acecando. Las "baratas" también sacan vídeos, pero tendrás que irte por encima de los 150 euros para tener vídeo decente. Atento a si puedes hacer zoom mientras grabas vídeo, en las más baratas no se puede.

¿YA TE HAS SITUADO? ¿SABES POR DÓNDE POSICIONARTE?

Bueno, pues tienes medio camino hecho. Ya has elegido la gama de cámara que necesitas, con su intervalo de precios y sus aspectos clave, has preseleccionado 4 o 5 cámaras... pues ahora puedes darte unas vueltas por las webs que te indico en la página de links, por las tiendas, por grandes almacenes, y elegir definitivamente la que más te guste. O puedes seguir aprendiendo...


¿TE APETECE APRENDER TODAVÍA MAS?... ¡PUES ANIMO, SIGUE LEYENDO!


2. AFINANDO UN POCO MÁS: CARACTERÍSTICAS Y OPCIONES DE CÁMARAS DIGITALES

En el apartado anterior has podido reflexionar un poco sobre lo que realmente necesitas. Si quieres profundizar un poco más, aquí tiene un listado con las opciones y características principales de las cámaras digitales, con sus comentarios correspondientes, para que puedas decidir cuáles debe tener tu cámara:

Calidad (óptica y sensor):
Para que hoy en día las fotos sean de buena calidad es mucho más importante la calidad de la óptica y de la electrónica (sensor CCD, soft...) que la resolución en sí misma. Normalmente cuanto más cara sea una cámara más calidad tendrán las fotos que saques con ella, pero esto no siempre es así. Hay cámaras asequibles que sacan fotos de muy buena calidad y cámaras demasiado caras para la calidad que ofrecen.

La mejor forma de ver la calidad que queremos en las fotografías es comparar fotos de muestra. En el apartado de links puedes encontrar fotos de muestra de casi todas las cámaras y decidir por ti mismo.

Resolución:
A menudo se confunde la resolución con la calidad de las fotos. Aclaremos un poco el tema:

La resolución es el nº de pixeles (es decir, nº de puntos de colores) que tiene el sensor de la cámara. Los valores típicos suelen ser 4, 5, 7, 8 megapixels... En principio, cuanto más resolución mejor, ya que la información que se recoge es mayor, pero llegado a cierto nivel conviene plantearse más cosas. Me explico, para que dimensiones el tema: Si tu monitor de ordenador es de 17 pulgadas, seguramente trabajarás a 1024X768 pixeles y verás las fotos a esa misma resolución. Esto es el equivalente a 0,8 megapixels, mucho menos que los que ofrecen hoy en día las cámaras. Por otro lado, si quieres pasar fotos a papel, una foto de 2 megapixels será suficiente para un tamaño de foto normal. Te lo aseguro, yo las paso a menudo y salen estupendas.

Entonces, la resolución no es igual a calidad... pero sí influye. Si observamos la foto a su tamaño natural (sin ampliar), no distinguimos los pixels porque son muy pequeños y la calidad de la foto la valoramos por las imágenes que nuestro ojo percibe: nitidez, colores, luminosidad, fidelidad... Así que si somos usuarios "normales" de fotografía y partiendo de valores mínimos razonables (2-3 megapixels), nos debería importar más la calidad de la óptica y sensor de la cámara que el nº de pixeles que tenga este sensor.

Sin embargo, al aumentar un área de la fotografía (por ejemplo, al ampliarla mucho, al tomar un trozo de la misma para usarlo a mayor tamaño, etc.) los pixeles empezarán a aparecer. Evidentemente en este caso, cuanto más píxeles tengamos (más resolución), mejor, ya que tendremos más "puntos de color" para un área concreta. Es decir, que la resolución es especialmente importante en esos casos: Ampliaciones, tratamiento de trozos pequeños, reencuadres, etc.

Para poder visualizar esto que decimos, en el ejemplo de abajo podemos ver dos fotografías de 1 y 2 megapixels que se ven igual a tamaño "normal", pero que al ampliar un área se distinguen las diferencias (píxeles más grandes a menor resolución):


A la izquierda 2 megapixels, a la derecha 1 megapixel

Hay que tener en cuenta que los megapixels encarecen mucho la cámara, así que deberás valorar: ¿Por qué prefieres pagar? ¿Por esos megapixels o por una buena óptica, un buen sensor, más opciones, un potente zoom...? Mi opinión: Con las altas resoluciones actuales, yo me fijaría antes en todo lo demás.

Por cierto, ojo con las resoluciones "interpoladas", no son resoluciones reales. Lo que hace la cámara es captar una foto a una resolución y luego "inventarse" pixeles (mediante programas especiales) para aumentarla.

Y antes de decidirte por una de muchos megapixels, lee este post. Quizás más de 6 es incluso peor.

Sensor:
Hay dos tipos de sensores, el CCD y el CMOS, con diferentes tecnologías de captación de imágenes. En general, (aunque no siempre) el CMOS se usa para las cámaras más baratas y es de bastante peor calidad que el CCD. Yo no cogería una cámara compacta que no tuviera sensor CCD.

Niveles de calidad:
Se suele llamar así a los niveles de compresión. A mayor calidad, menor compresión, pero los archivos de las imágenes son más grandes. Algunas cámaras permiten sacar fotos sin comprimir, aunque estas fotos ocupan mucho. La compresión mínima o normal (algunos las llaman "superfine" o "fine") suele dar unos resultados muy buenos y reducen muchísimo el tamaño de la foto.

Cuantos más niveles tenga, mejor, y si quieres usar fotos de "superalta" calidad, mejor que permita guardarlas sin compresión.

Pantalla LCD:
Es la pantallita en la que visualizas las fotos. Es una de las principales ventajas de la fotografía digital: Poder ver las fotos tras sacarlas, para ver cómo ha salido: Ojos cerrados, caras de tonto, luz incorrecta...

Aunque las cámaras muy baratas suelen tener una pantalla de muy mala calidad y muy pequeñas, que sirven para encuadrar y poco más, hoy en día el resto de las cámaras tienen pantallas que se ven bastante bien.

Ojo con el tamaño de la pantalla (normalmente dado en pulgadas), no siempre es mejor la de mayor tamaño. Lo que realmente indica si se ve mejor es su resolución de pantalla. Es mejor una pantalla un poco más pequeña si tiene una resolución mayor que otra más grande.

Si tiene pantalla táctil, podrás seleccionar opciones desde la misma, en lugar de utilizar botones. Es una opción interesante, aunque encarece bastante la cámara.

Zoom óptico:
Permite acercar la imagen mediante el movimiento de las lentes del objetivo, es decir, sin pérdida de calidad apreciable (digamos que "acerca" la imagen como unos prismáticos). Este accesorio encarece la cámara, pero es una herramienta muy importante. Si te gusta sacar
retratos, un zoom de al menos 3X (es decir, que acerca la imagen 3 veces) es casi necesario para no agobiar al modelo. Si quieres sacar fotos de naturaleza, necesitarás mínimo un zoom óptico10X.

33mm (1X), 100mm (3X), 200mm (6X) y 400mm (12X)
(clic para ampliar)

La equivalencia aproximada entre objetivos tradicionales y los zoom de las cámaras digitales es la siguiente (partiendo de un 35mm):

35 mm - 1X
70 mm - 2X
105 mm - 3X
175 mm - 5X
350 mm - 10X

Hay que destacar que usar zoom un muy potente implica utilizar velocidades de obturación muy rápidas. Esto se debe a que, de la misma forma que al mirar por unos prismáticos el temblor normal de nuestro pulso parece un terremoto, al acercar una imagen mediante un zoom 8 o 10X las vibraciones de nuestra mano se multiplican una barbaridad. En el apartado sobre la velocidad de obturación se amplia esta idea.

Justo en el otro extemo, cada hay más cámaras con objetivos más pequeños, es decir, "que alejan" la imagen y son muy valiosos para "que te quepan" paisajes enteros, monumentos, etc. El equivalente a un 28mm (o menor) es muy útil para estos menesteres, aunque encarece un poco la cámara.

Zoom digital:
Realmente, no vale para mucho. Hace lo que tu mismo harías al aumentar la foto en un programa de retoque fotográfico. Vamos, que no "acerca" la imagen sino que sólo la "aumenta". Ni siquiera conviene usarlo, más que quizás para visualizar fotos ya sacadas en la pequeña pantalla de la cámara.

Ojo, algunos vendedores "listos" indican el zoom de la cámara sumando el óptico y el digital.

Apertura:
Indica la luminosidad del objetivo de la cámara. Cuanto más bajo sea su valor, más luminoso será el objetivo, algo muy útil cuando quieres sacar fotos en interiores sin flash. Un valor típico suele ser "2.8". Si estás usando el zoom, entrará menos luz, por ello las cámaras con zoom óptico tienen dos valores de apertura: Con el zoom al mínimo y con el zoom al máximo. De todas formas, salvo contadas excepciones, no suele haber muchas diferencias entre cámaras compactas.

Enfoque: Autofocus y enfoque manual
Casi todas las cámaras son autofocus (enfocan automáticamente). Para hacerlo suelen tener sistemas de enfoque avanzados, por lo que las fotos "normales" te saldrán enfocadas.

Sin embargo, algunas cámaras tienen también enfoque manual, muy útil para enfocar en situaciones de luz o composición raras y que la cámara se vuelve loca, en macros difíciles, etc., pero la verdad es que los sistemas de autoenfoque actuales funcionan muy bien.

Lámpara de ayuda al autoenfoque:
Es una lucecita que ayuda a la cámara a autoenfocar en condiciones de poca luz. Muy útil, aunque no muchas la tienen.

Macro:
Es un modo que te permite enfocar y sacar imágenes muy cercanas. El objetivo normal permite sacar fotos a 40 o 50 centímetros, pero con el macro puedes sacar fotos mucho más cerca. Bastantes cámaras tienen modo macro, pero en muchas es un macro "light", que no permite acercarse demasiado al objeto.

Diferencia de fotos con macro a 25 centímetros, 10 centímetros y 5 centímetros

Foto sacada con la Canon A60 (a 5 cm). Es una araña de jardín normal...

Si te gusta sacar fotos a flores o similares, necesitarás un macro de 10 centímetros o menos y si quieres sacar imágenes de insectos, mejor piensa en un macro 5 cm o menos.

Sensibilidad:
Es un valor equivalente a la sensibilidad de las películas antiguas (ISO). El valor "normal" es 100. Cuanto más alto sea el valor, más amplificará la luminosidad de la imagen la electrónica de la cámara, así podrás sacar fotos con menos luz. Pero ten cuidado, esta amplificación también aumenta el "ruido" de la foto, de la misma forma que en la película con ISO 400 aumenta el tamaño de grano. Cuanto más posiciones tenga, mejor, ya que tendrás más opciones.

Velocidad mínima del obturador:
Es el tiempo máximo que podemos mantener abierto el obturador, es decir, el tiempo máximo que puede estar "tomando" luz de una imagen. Los tiempos altos se utilizan en fotos nocturnas, fotos astronómicas, etc. Para que te hagas una idea, para sacar un edificio iluminado de noche necesitarás tiempos de exposición de 1/4 o 1/2 segundos o quizás hasta de 1 segundo. Con tiempos mayores puedes sacar las típicas fotos de fuegos artificiales en las que se ve el "recorrido" del fuego, las "rayas" que dejan los focos de los automóviles por la noche, e incluso fotos de estrellas, si tenemos tiempos muy largos.

Si vamos a sacar este tipo de fotos nos interesaremos por tiempos altos, por encima de 1 segundo. Cuanto más alto sea, mejor, así podremos sacar fotos con exposiciones de varios segundos (siempre con trípode, claro). Aunque los valores típicos suelen ser 1/4 (un cuarto de segundo) o 1 segundo, que nos valen para fotos normales, en algunas cámaras tenemos valores superiores a 10-15 segundos.

Velocidad máxima del obturador:
A la hora de sacar fotos rápidas (en movimiento), cuanto menos tiempo abramos el obturador, mejor, así nos aseguraremos que la foto no sale movida. Ojo, como se expresa en forma de quebrado, más pequeño significa un valor en el número debajo del 1 mayor. Es decir, 1/2000 es menor (y más rápido) que 1/1000.

Son valores típicos 1/1000 (una milésima de segundo) y 1/2000 (media milésima de segundo) y los necesitarás sobre todo si usas el zoom, ya que en ese caso el movimiento de la cámara aumenta muchísimo. Una regla es usar como mínimo una velocidad con un valor en la parte de abajo del quebrado mayor que el objetivo equivalente, es decir:

zoom 5X = 175 mm: Usar velocidad 1/175 o más rápida
zoom 10X = 350 mm: Usar velocidad 1/350 o más rápida

Estos valores son válidos si tienes buen pulso y el objeto no está en movimiento. En caso contrario tendrás que aumentar la velocidad.

Estabilizador:
El estabilizador evita que las fotos salgan movidas debido a las vibraciones. Por ello te permitirá dos cosas: Sacar fotos "a pulso" con muchos aumentos (en este caso, las vibraciones son muy grandes), o en ambientes de poca luz sin flash (se consiguen colores mucho más naturales). Hoy en día, es un accesorio muy recomendable y lo tienen bastantes cámaras compactas de gama media-alta.

Compensación de exposición:
Te permite forzar la cámara a sacar la foto con más o menos luz de lo que ella detecta automáticamente mediante su fotómetro. Se usa porque el fotómetro es un poco "tonto" y no entiende de composición, ya que hace "una media" de luz de la toma y calcula la apertura para que salga "medianamente" bien. Pero si hay contrastes de luz muy fuertes, la foto puede salirnos quemada u oscura.

Si la cámara tiene esta opción, mejor.

Foto original, foto forzada al mínimo y foto forzada al máximo

Balance de blancos (WB):
A veces la luz tiene "color", lo cual distorsiona los colores "reales" de las cosas que debería captar el sensor. Un claro ejemplo son las fotos que salen rojizas en una habitación con una lámpara incandescente (bombilla). Con el balance de blancos, podemos corregir estos errores.

Fotos sin WB y con WB para luz incandescente

Conviene que tenga opción de seleccionar manualmente el tipo de WB (al menos para luz solar, incandescente y fluorescente), porque las cámaras a veces no son muy hábiles detectando automáticamente estas luces. Algunas hasta te permiten definir un WB "personalizado" en función de la luz del entorno, aunque no necesitarás esta opción si eres un usuario aficionado.

Efectos:
Las cámaras suelen tener la posibilidad de incorporar algún efecto a la foto: Reavivar color, blanco y negro, sepia, etc. La verdad, yo prefiero sacar las fotos normales y después aplicar estos efectos desde cualquier programa de retoque fotográfico, de forma que siempre tendré la foto original y podré modificarla las veces que me dé la gana.

Modo manual:
El modo "estrella" para los más avanzadillos. Te permite manejar manualmente las opciones típicas de una cámara: Apertura, velocidad, etc. Si eres aficionado "de los de antes" a las cámaras réflex, este modo es el tuyo.

Otros modos de foto (semiautomáticos):
Son modos prefijados, con ajustes ya determinados para sacar algunos tipos de fotos un poco complicadas: Retratos, contraluces, retrato nocturno, fotos para ensamblar, fotos en movimiento, etc. Son bastante útiles, así que cuanto más modos tengan, mejor.

Sistemas avanzados de análisis de imagen:
Detectores de rostros, de sonrisas... son algoritmos avanzados que se implementan en las cámaras más modernas y que se utilizan mucho como argumento comercial. Personalmente no me gustan demasiado, quizás puedan ayudarte a evitar fallos tontos como un enfoque incorrecto, pero tampoco aportan nada a la creatividad, prefiero pagar por otras cosas. Pero daño tampoco hacen, pueden tener su público...

Fotos en serie:
Si la cámara tiene esta opción, puedes dejar el botón pulsado y la cámara sacará unas cuantas fotos seguidas de forma rápida (normalmente unas 2 fotos por segundo). No lo tienen las cámaras más económicas pero puede ser muy útil para, por ejemplo, pillar a un niño pequeño en un gesto simpático.

Bracketing:
Esta interesante opción la suelen tener las cámaras de gama más alta. Te permite sacar varias fotos seguidas con pequeñas variaciones de ajustes, para que luego puedas elegir la que mejor ha quedado.

Flash:
Si tiene opciones para regularlo (su intensidad), pues mejor, ya que te permitirá usarlo para fotos cercanas, rellenos, contraluces, etc.

Clips-video:
Aunque su calidad no es comparable a la de las cámaras de vídeo (de momento), te permiten sacar clips decentes de algunos minutos.

Visor:
Agujerito para mirar. Algunas no tienen... en este caso, ¿qué haremos si no funciona la pantalla?

Memoria:
Todas las cámaras usan algún tipo de memoria en la que guardan las fotos. Cuanto más capacidad tenga sea, mejor, aunque seguramente tendrás que comprar un módulo por tu cuenta, ya que de fábrica vienen con cantidades ridículas y son de velocidades muy lentas. Ojo a los precios, la memoria SD es la más barata y todas tienen una calidad similar. La diferencia más importante es el tamaño, cuanto más pequeñas son las cámaras, suelen tener formatos de memoria más pequeños.

Para que te hagas una idea de lo que cabe en una tarjeta de memoria, al van unos valores aproximados para fotos sacadas en calidad "buena" (sin demasiada compresión):

Tarjeta memoria 512 megas, CCD 2 megapixels: 800 fotos

Tarjeta memoria 512 megas, CCD 4 megapixels: 400 fotos

Tarjeta memoria 1 giga megas, CCD 6 megapixels: 600 fotos

Tarjeta memoria 1 giga, CCD 8 megapixels: 400 fotos

Cuidado con los vídeos, ocupan mucho...

Baterías:
Si son pilas recargables normales, tienes la ventaja que son baratas, las puedes comprar en cualquier lado y son substituibles por unas alcalinas normales en caso de emergencia. Tienen bastante peso y necesitarás comprarte un cargador.

Y si la cámara usa batería propia, seguramente será más pequeña y ligera, aunque normalmente este tipo de baterías tienen menos autonomía que cuatro pilas recargables y son más difíciles de comprar, aunque ahora por internet es relativamente sencillo y barato conseguirlas (pásate por eBay).

Las pilas recargables, cuanto más mAh (miliamperios hora) tengan, más duración tendrán (ahora superan los 2000 mAh). Y aspectos interesantes a valorar en el cargador pueden ser: predescarga, carga rápida y apagado automático.

Cables y accesorios:
Estos son algunos accesorios opcionales a valorar también en la compra:
Salida AV: Para conectar directamente la cámara a un TV, útil para revisar fotos en el hotel.
Adaptador de lentes: Para acoplar a la cámara lentes-tele, lentes macro, filtros...
Funda; Mi consejo es que cuanto más acolchada y ajustada a la cámara (pequeña), mejor.

SUERTE EN LA ELECCIÓN...


3. EPÍLOGO: SI PERO... UN PAR DE CUESTIONES MÁS

Algunas preguntas que también suelen surgir cuando uno está eligiendo cámara:

¿Es cierto que las marcas "tradicionales" de fotografía tienen mejor calidad?

Pues si... y no. Las marcas tradicionales de fotografía tienen una estrategia de productos de calidad, pero hay marcas "no tradicionales" que también la tienen. Por ejemplo, ¿sabías que Sanyo fabrica las cámaras digitales de varias marcas "tradicionales" prestigiosas y las cámaras que venden con su propia marca también tienen una gran calidad? ¿Sabías que Polaroid cede su marca a terceros a cambio de dinero? ¿Sabes que Casio fabrica cámaras de gran calidad?

En caso de duda, lo mejor es comparar fotos de una y otra (algo muy fácil gracias a internet) y no dejar la decisión sólo en manos del vendedor de turno.

¿Qué resolución (megapixels) necesito para pasar a papel las fotos?

Aunque hay por ahí recomendaciones más exigentes, mi experiencia es que con 2 megapixels las fotos a tamaño normal quedan fenomenal. Si quieres más tamaño (por ejemplo, para cuadros grandes), puedes utilizar una regla de tres: Doble tamaño, doble resolución.

De cualquier forma, si tenemos una foto familiar de 2 megapixels y la queremos ampliar más, no hay demasiado problema: Podemos "agrandarla" mediante interpolación, "inventando" los píxeles que nos faltan mediante un programa de retoque fotográfico. Con esta operación evitaremos que se vean los píxeles en la ampliación, aunque a costa de perder un poquito de "fidelidad" en la imagen, después de todo no son más que pixeles inventados por el programa (Photoshop, Picture Publisher y cientos más). Programas, que por cierto, hacen muy bien esta operación.

4. ANEXO: CÓMO ORGANIZAR Y ARCHIVAR LAS FOTOS

Nuestras fotos en el disco duro o cómo organizar el caos

Lo bueno de las cámaras digitales es que uno puede sacar todas las fotos que quiera, pero da lugar a una situación muy habitual: Nuestro disco duro lleno de miles de fotos, repartidas por diversas carpetas y con nombres de archivos extraños y confusos, que lleva a:

- Ser incapaz de buscar una foto varios años después de haberla sacado
- Ir acumulando cientos y cientos de fotos sin un orden o sistema preciso, lo cual convierte su clasificación en una tarea inhumana cundo nos decidimos a hacerlo.
- Perder un montón de fotos si nos falla el ordenador (que lo hará, tarde o temprano).

Existen en el mercado múltiples utilidades para organizar las fotos, con bases de datos de imágenes, sistema de inclusión de palabras clave, etc., que no voy a enumerar (en cualquier web sobre fotografía o software tenemos muchos programas a nuestra disposición). Son muy útiles para profesionales, pero al usuario de la calle le da un poco pánico "casarse" con una aplicación que no se sabe si seguirá en el futuro, si dará respuesta a sus necesidades futuras, si es compatible con otras en caso de querer cambiar y que, a fin de cuentas, es "un añadido" más en nuestro ordenador.

Por eso yo tengo clasificadas mis fotos por carpetas (directorios) y nombres de archivo, un sistema que aunque un poco más trabajoso, es 100% compatible para el futuro y si se planifica bien puede ser muy útil para realizar búsquedas. Si eres un megavicioso de la fotografía o un profesional, es decir, si tus fotos se cuentan por miles y miles cada año, mejor que busques soft dedicado, pero en caso contrario te explicaré como lo hago yo, por si te puede ser útil. Cualquier experto seguramente dirá que esta no es la mejor forma, pero ¿cual lo es?

Paso 1: Segmenta tu vida

Empezaremos por crear las carpetas o directorios en los que irás archivando las fotos. Mi propuesta es que cada carpeta tenga esta estructura:
"AÑO-TEMA", por ejemplo 2003-FAMILIA. Explicaré esto del "tema" un poco más:

Si analizas tu vida en los últimos años, veras que puedes "segmentar" tus actividades en unos pocos grupos. Me explico: Todos trabajamos, tenemos familia, vamos de excursión de vez en cuando y también de vacaciones (esto último no todos). Bien, pues seguramente todas nuestras fotos podrán englobarse en alguno de estos grupos o temas. Es una forma muy útil de ir organizando las fotos para visitar de forma sencilla una época o temática, que es lo que se hace con los amigos para observar cómo hemos ido engordando o quedándonos calvos año a año.

Un ejemplo de carpetas de temas podrían ser los siguientes:
2003-AMIGOS
2003-ARTISTICAS
2003-CASA
2003-FAMILIA
2003-EXCURSIONES
2003-PAISAJES
2003-TRABAJO
2003-VACACIONES

De forma que con el explorador de Windows lo veríamos así:

Intenta evitar el uso de acentos y signos raros, no aportan nada y evitaremos posibles problemas.

¡Qué simple es nuestra vida!, ¿verdad? Toda la complejidad del día a día en 8 miserables "temas". Pero no recomiendo crear las carpetas 2003-AMANTES ni 2003-FRAUDES por razones evidentes...

Evidentemente, cada año iremos creando nuevos grupos de carpetas, con el nuevo año y temas correspondientes. Puedes ser más o menos detallistas en los temas, dependiendo del número de fotos que hagas, por ejemplo indicando "vacaciones verano", "vacaciones semana santa", "familia Madrid", "familia navidad", etc., pero yo prefiero dejar esto para los nombres de archivo, que veremos posteriormente.

Bien, ya tenemos el "recipiente" donde guardaremos las fotos. Ahora vamos allá con los nombres de las fotos en sí.

Paso 2: Busca un programa de renombrado masivo de archivos

El próximo paso será renombrar las fotos con nombres que nos permitan realizar búsquedas rápidas o visionados sencillos en el futuro. Como nombrar uno a uno los archivos es un curro, te recomiendo que uses programas de renombrado masivo de archivos. Yo uso el Total Commander, que es un gestor de archivos mucho más potente que el explorador de windows y tiene esta utilidad (entre otras muchas), pero hay más.

Estos son algunos enlaces:

- Total Commander (antes Windows Commander). Shareware pero puedes usarlo casi libremente (si aguantas la pantallita de aviso del inicio). Clon del Antiguo Comandante Norton, una joya.

- Más programas para renombrar archivos en Softonic.

Explicaré la utilidad de estos programas con un ejemplo:

Imagina que vienes de vacaciones de Egipto, con tus 200 fotos, 100 de la pirámide de Keops, y 100 de Giza. Bien, pues con estos programas basta con seleccionar las 100 de Keops y configurar el programa para que te las renombre todas como "Keops" y después un número correlativo, de forma que tus fotos sean del tipo Keops00, Keops02, Keops03, etc. Has renombrado 100 fotos con unos pocos clics.

Hace falta un poco de práctica para usar estos programas, pero suelen ser sencillos. Y si sacas pocas fotos y prefieres hacerlo a mano, una a una, pues tú mismo...

Paso 3: Poniendo nombre a las criaturas

Bien, ya tenemos las fotos en el disco duro, metidas en la carpeta que nos interesa, pero ahora hay que ponerles nombre (a mano o con el programa de renombrado masivo). Yo uso una estructura de 3 partes:

TEMA CONCRETO-DESCRIPCION FOTO-MES AÑO

Con esta estructura, las búsquedas posteriores son sencillas y los visionados por temas muy fáciles de organizar. Como un ejemplo vale más que mil palabras, allá va uno:

Sencillo ¿verdad?

La primera parte es el tema, un poco más concreto que en la carpeta: Como la carpeta es "2003-vacaciones", estos archivos empiezan por la palabra "verano" (podría ser "semana santa" o lo que sea) y el lugar (Cuenca, Teruel... en este caso). En caso de estar en la carpeta "2003-Familia", los archivos podían comenzar por "Cumpleaños Maria", "Navidades", "Fotos diarias" o similares...

La segunda parte es una descripción de la foto o de la serie de fotos. En este caso, por ejemplo, es "nacimiento rio cuervo" y un par de números que ha añadido automáticamente el programa renombrador de archivos, porque son fotos de ese lugar de Cuenca, en concreto. También podríamos incluir el nombre del "protagonista" de la foto, como por ejemplo "María en nacimiento rio Cuervo" o similar.

La tercera parte es la época de la foto, marcada por el mes y el año, por si algún día se nos "despista" de la carpeta, podremos saber su fecha aproximada en todo momento. Incluso podríamos obviar el mes y limitarnos incluir el año. El renombrador masivo hace el trabajo más duro.

¿No te convence? Imaginaste dentro de unos años. ¿Cómo quieres buscar fotos?

-Si se trata de juntar a un grupo de amigos a hacer un visionado de algún viaje o época, bastará con ir a la carpeta del año y de un vistazo identificaremos el grupo de archivos que nos interesa, ya que si los ordenamos alfabéticamente, todos los que tengan el mismo inicio (primera parte del nombre) estarán juntos.

-Si lo que quieres es buscar una foto de hace mucho tiempo, cuando estuviste en Cuenca, bastará con que desde el explorador de windows busques un archivo con la palabra "cuenca" en su nombre. Se te mostrarán todos ellos y con un simple click podrás elegir el que te interesa, porque viendo el nombre de cada uno podrás identificar la foto con facilidad. O si buscas una foto de María, haz lo mismo buscando su nombre entre los nombres de archivo.

De cualquier modo, este es el sistema que yo utilizo. No pretendo que lo copies, sólo que pueda darte alguna idea para organizar tus propias fotos, algo que es un coñazo (ya lo era en papel).

Paso 4: Evitando que se pierdan

Como ya he dicho, tu ordenador, tarde o temprano, morirá. Y con él, las fotos que tengas, a no ser que hagas copias de seguridad con periodicidad. Mi ordenador hace un backup automático diario de los ficheros que me interesan en un disco duro USB externo (muy asequibles y cada día más pequeños) mediante el software Handy Backup, sencillo y práctico.

Por otro lado, aproximadamente una vez al mes hago una copia de mis archivos de fotos en DVD regrabable (RW).

Que conste que ningún soporte es 100% fiable para copias de seguridad, ya que suelen fallar con los años. por eso siempre recomendaré copias múltiples, al menos dobles. ¿Te imaginas perder todas las fotos de tu juventud por un DVD rayado?

Corren rumores que los CD-DVD se empiezan a degenerar en 5 años, a pesar de la "vida ilimitada" que prometían cuando empezaron a usarse. No sé si será cierto, pero por si acaso, ponte en lo peor...

Unos consejos finales:
-No esperes a tener muchos archivos de fotos para empezar a organizarlos. Sé disciplinado y renómbralos convenientemente en cuanto te los descargues al disco duro y selecciones los que te interesa conservar, sino te encontrarás con un pastel difícil de cocinar.

-No hagas excepciones al hacer la copia de seguridad. He visto algunos desastres por exceso de confianza en la esperanza de vida del disco duro.Se perdieron TODAS las fotos. TODAS.

-Practica con el renombrador masivo de archivos. Son programas muy útiles si los sabes usar.

5. ANEXO2 : CÓMO SACAR MEJORES FOTOS

No hace falta ser un experto ni un artista para sacar fotos espectaculares. Cuanto más se sepa, mejor, y cuantas más fotos veamos y analicemos, más se aprende. Pero creo que hay cuatro aspectos que, si los cumplimos, podemos obtener muy resultados muy buenos:

1- No cometer errores absurdos
2- No cometer errores técnicos típicos
3- No cometer errores de composición
4- Usar algunos trucos

Me explico:

Los errores absurdos

Que sí, que todos tenemos un desliz de vez en cuando, pero algunos son reincidentes... tapar el objetivo o el flash con el dedo, olvidarse de cargar las baterías o descargar la tarjeta de memoria antes de ponerse a sacar fotos, no hacer copia de seguridad de las fotos... son los fallos que te apuntarían al Club de los torpes. Sin misericordia.

Los errores típicos

Estos se suelen cometer por desconocimiento de la tecnología fotográfica básica, que es muy sencilla. Por ejemplo:

- Usar el flash para iluminar objetos más allá de 4 o 5 metros. Los flashes de las compactas son muy limitados, así que ni lo intentes, te llevarás un chasco. Y tampoco lo uses para objetos demasiado cercanos, los "quemará".

- Objetos oscuros con un cielo o fondo detrás muy iluminado (ejemplo). Un contraluz puede ser muy vistoso, pero a veces nos salen sin quererlo. Ocurre cuando la cámara ha medido la luz del fondo (mucha) y ajusta el diafragma a ese valor. Un buen truco es disparar con flash, ya que iluminará el objeto oscuro, sin afectar al fondo (ejemplo). O se puede "engañar" a la cámara, haciendo que se ajuste en una zona más oscura, pero en ese caso el fondo aparecerá sobreexpuesto (quemado).

- Foto movida. Cuando hay poca luz (por ejemplo, en fotos de interiores sin flash), la cámara selecciona velocidades más lentas para "tomar" toda la que necesita, por lo que cualquier movimiento afecta a la fotografía. En estos casos, utiliza el flash o apoya la cámara en algún sitio. Otra de las causas de este error suele ser el mover la cámara al apretar el disparador. Para evitarlo, presiónalo poco a poco, suavemente y aguantando la respiración. Y si quieres sacar elementos en movimiento o mucho zoom, aumenta la velocidad, para que el tiempo de exposición sea el menor posible.

-Ojos rojos: Se debe a que el flash ilumina el fondo del ojo, de color rojo, visible porque la pupila está dilatada, normalmente en entornos con poca luz y si los modelos NO MIRAN al objetivo. Puedes evitarlo usando el "anti-ojos rojos" de la cámara (realiza varios disparos previos del flash para cerrar la pupila) o separando el flash de la cámara, para que el ángulo de reflexión varíe. O inténtalo sin flash. Y que miren a la cámara.

- Reflejo del sol en el objetivo. Intenta que el sol esté a tus espaldas al sacar la foto. En cualquier caso, que no esté en frente.

Errores de composición

Retratos muy alejados, cielos y suelos ocupando gran parte de la foto, poses demasiado típicas, celebraciones con mesas llenas de botellas, vasos y restos de comida (ejemplo)... En este enlace de Dzoom dan unos estupendos consejos sobre composición fotográfica, incluyendo fotos de ejemplo, pero hay dos que son muy básicos:

-Cerca, cerca, cerca. Acerca el motivo, y cuando creas que ya lo has hecho suficiente, acércate un poco más. Que llene todo el cuadro.

-Sé original (ejemplo). Evita la típica foto de pie centrado con monumento detrás.

Usa algunos trucos

- Si la cámara tiene el modo de disparo continuo, utilízalo al sacar retratos. Si sacas una sola foto, es probable que pilles algún gesto o cara rara. Si sacas 5 o 10 seguidas, alguna seguro que sale bien y natural.

- Utiliza el zoom para retratos. Tener la cámara demasiado cerca hace que la gente sea mucho menos natural.

- Cuando estés en un sitio muy fotogénico (monumento, paisaje...), fíjate en cómo saca las fotos todo el mundo y no hagas lo mismo. Busca un motivo diferente y original.

- Mira y analiza todas las buenas fotos que puedas. En Flickr las tienes a montones. Introduce "contraluz", "paisaje", "retrato" o cualquier otro tema en su buscador y aparecerán verdaderas obras de arte.

28.10.02

Fotografía digital: Reflexiones y Canon A 60

1. LA FOTOGRAFÍA DIGITAL...

De vez en cuando saco fotos, antes con una cámara réflex (Yashica FX3 Super 2000), ahora con una digital: La Canon A60.

Esta es la cámara en cuestión, y este es el tamaño que tiene

Mi opinión sobre la fotografía digital (a nivel muy de aficionado)es la siguiente:

1. Es un chollo. Aunque son caras, las cámaras digitales (decentes) tienen una calidad óptica excelente
2. Es un chollo. Puedes previsualizar las fotos en el display, lo que te permite repetir las que no te gusten... que suelen ser el 90%
3. Es un chollo. Sacar, sacar y sacar, ya que ahora no tienes que pagar el revelado. Y si quieres pasarlas a papel, créeme, he hecho la prueba y quedan de maravilla.

2. SOBRE LA CANON A60, ENTRE AMIGOS

He de decir que aunque estoy encantado con la A60, al principio me dio un gran disgusto. Tras dos meses de uso el objetivo se quedó atascado y apareció el error E18 (famoso ya) en pantalla. Tuve que mandar la cámara a reparar y necesitaron mes y medio para devolvérmela desde Madrid. Pensaba que no la volvería a ver... sniff...

Pero volvió y desde entonces todo ha ido muy bien. Es una cámara que por lo que cuesta (unos 200 euros), ahora no tiene rival ni por asomo. Queda en todas las comparativas la primera de su gama, aunque, por supuesto, no es perfecta.

Os hago una relación de ventajas e inconvenientes que he visto tras unos meses de uso intensivo:

VENTAJAS
Muy buena calidad de las fotos y zoom óptico 3X
Muy cómoda de agarrar
Modo manual, con todos los ajustes de una réflex, puede incluso enfocar a mano (aunque muy difícil hacerlo visualmente) y regular la intensidad del flash
Muchos modos de foto: Panorámicas, retratos, fotos rápidas, fotos nocturnas, etc.
Modo de fotos en serie (casi 2 fotos por segundo)
Tamaño razonable (aunque no "de bolsillo")
Macro muy potente (5 centímetros)
Video de hasta 3 minutos, con sonido
Memoria compact flash (más barata)
Pilas recargables normales (más "standard", duraderas y barato, aunque más voluminoso)
Luz de ayuda al enfoque, para que no falle al enfocar con poca luz
Tiene posibilidad de meterle lentes-accesorios: Una lente que convierte el zoom óptico en un 8,2X, otra que te da visión gran angular y otra que permite sacar macros a 3 centímetros.
Uso del menu y de los botones muy cómodo e intuitivo

INCONVENIENTES
Error E18 con bloqueo de objetivo que le ha salido a más de un usuario
Flash flojo
Si fuese un poco más pequeña, sería im-presionante

ACCESORIOS
A la A60 se le puede añadir un anillo adaptador que permite acoplarle objetivos y accesorios ópticos standard de 52 mm. Por ejemplo, yo tengo una lente 0,7X,que convierte el objetivo equivalente a un 35 mm en un equivalente a 25 mm (lo converte en un gran angular). Con el anillo adaptador también se le puede añadir una lente 2,4X (convierte el zomm 3X en un 7,2X), polarizadores, filtros, etc.

Aquí podéis ver una foto del anillo (el de la izquierda) y de la lente 0,7 X:

Y el efecto que se consigue es el siguiente (arriba sin lente, abajo con lente):

Ambos accesorios podéis encontrarlos en tiendas de fotografía. La lente que yo he comprado no es de Canon, es una lente para cámara de video Sony compatible con los 52mm de diámetro que ofrece el anillo e igual de efectiva que la original.

Aunque para mí sigue siendo utilísima, la Canon A60 ya está desfasada. La última generación de la serie "A" de CANON (escribo esto en junio 2006) es la A700. Una maravilla con todas las ventajas que tenían las anteriores A's pero con un pedazo de ZOOM de 6X, vamos, el doble que la A60. Y a precio muy asequible. Si tu perfil de usuario es similar al mío, ni te lo pienses. Mete en el Google Canon A700 y compruébalo por tí mismo.

3. GALERÍA DE FOTOS, SACADAS CON LA CANON A60

Unas fotitos de muestra.


4. PARA SABER MAS DE FOTOGRAFÍA

Puedes pasarte por el apartado de "Las cámaras digitales", para elegir una cámara y conocer las opciones que puede tener.

Además, aunque también los incluyo en la sección "links", os pongo unos enlaces de fotografía muy interesantes:

www.quesabesde.com Página en español, muy completa, con análisis, foros, noticias, artículos,etc.
www.dpreview.com Impresionante página en inglés con detalladísimos análisis de cámaras fotográficas. Lo hacen a conciencia.
www.imaging-resource.com De todo en fotografía, en inglés, incluidos muy buenos análisis
www.megapixel.net También en inglés, con análisis muy completos
www.steves-digicams.com Página rápida y sencilla, con montones de buenos análisis de cámaras, aunque algo menos profundos
www.esrecfotografia.org Para aficionados a la fotografía y saber cada vez más
http://www.freefoto.com Fotos gratis, a montones
www.pbase.com Fotos de muestra de todas las cámaras y sitio para subir tus fotos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...